Cultura Opinión

Situación de quiebra en la prensa, radio y televisión española

Es curioso cómo, a pesar de los éxitos de audiencias en los medios, la crisis del coronavirus también ha llegado a ellos. Las diferentes asociaciones de prensa, radio y televisión se ponen de acuerdo para comunicar al Gobierno que están en una situación crítica y que, de alargarse, podrían acabar en quiebra.

Retirada masiva de anunciantes en la radio

Los médicos decían que el coronavirus afectaría con mayor dureza a aquellos que poseían patologías previas, pudiendo acabar con la vida de dichos enfermos. Sin embargo, se ha descubierto que el virus también puede aniquilar a personas que se encuentren completamente sanas.

Eso mismo ha sucedido con la radio. El viejo medio de comunicación, tras innumerables crisis, ha sabido reinventarse y levantar cabeza golpe tras golpe. Con la llegada del podcast consiguieron, recientemente, uno de sus mayores logros históricos: superar en ingresos a la prensa escrita, cosechando 486 millones de euros anuales.

Pues ha sido ahora, en su mejor estado de salud, cuando se ha visto infectada por el virus e ingresada en la UCI. Se encuentra en estado muy crítico, reportando una enorme retirada de anunciantes y comunicando una posible reducción del 80% de sus beneficios durante este periodo. Por ello han anunciado que, de llegar a alargarse esta situación durante unos meses, podrían llegar a perder 100 millones de euros.

Dichos datos se traducirían desde pérdidas de empleo y supresión de programas de la parrilla hasta, en caso de excesiva extensión en el tiempo y mayor retirada de anunciantes, en quiebra de emisoras.

Por ello, y para evitar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), la Asociación Española de Radiodifusión Comercial (AERC) -donde se incluyen las principales emisoras de radio: Ser, Cope, Onda Cero…- ha solicitado al Gobierno ayudas para mantener su funcionamiento. Dada la situación, y ante la imposibilidad de acción en una crisis así, parece una de las únicas soluciones ante dicho acontecimiento.

Si lo miramos con perspectiva y empatía, es un acontecimiento muy grave debido a su valor social. Son millones las personas que se levantan cada día con energía gracias a la radio, los que ríen con sus programas de humor, los que se informan, los que se entretienen con los tertulianos, los que disfrutan con su música y un interminable etcétera. La radio es un amigo que acompaña millones de personas sin importar dónde vayan, cómo vayan -coche, metro, bus…- ni aquello que hagan -trabajo, ocio, trayectos…-.  La radio es la única voz humana que escuchan miles de personas, en su mayoría ancianos, en los días más solitarios. La radio relaja por las noches, ayudando a dormir a mucha gente. Puede que para muchos la radio no suponga nada, pero para otros es su valor más preciado.

La prensa se hunde

Ya hay periódicos que explican su situación a los lectores y piden auxilio, ellos también están infectados. Otros callan, con intención de evitar parecer vulnerables, pero sufren en silencio. Grandes o pequeños, con una línea editorial u otra, no importa, todos están afectados. El virus no tiene preferencias.

Al igual que en la situación de la radio, la prensa también se ve fuertemente afectada por los recortes en publicidad. Algunos periódicos peligran más, como El País, debido a deudas millonarias que llevan arrastrando durante años o su poca solvencia.

La mayoría abogan por que sus lectores apoyen al medio a través de suscripciones de pago o mediante donativos, pero realmente son pocos los que acaban haciéndolo.

Al igual que la radio, la prensa se encuentra con un foco de atención inédito, millones de personas acceden cada día a los diversos periódicos para informarse sobre la situación del país, el panorama internacional o entretenerse con otro tipo de información o artículos. Sin embargo, la situación es peor que nunca.

Lo cierto es que el valor social de los periódicos, para muchos, es muy cuestionable. La prensa se encuentra de capa caída, envuelta en multitud de polémicas y en una situación de transición en la que aún no ha terminado de adaptarse completamente al formato digital. El valor del click ha hecho que muchos diarios opten por el sensacionalismo en sus titulares y artículos, mientras que otros escogen implementar un sistema de banners masivo y molesto para el lector. Pocos periódicos salen invictos de estos asuntos. Pero dejando a un lado los problemas de adaptabilidad al formato digital y las polémicas, hay que reconocer que la prensa tiene un papel fundamental en el eje de nuestra sociedad.

La televisión se resiente  

Parece ser el medio más robusto y fuerte, pero también está teniendo enormes pérdidas. La Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (UTECA) denuncia que las televisiones generalistas han perdido el 45% de la inversión en publicidad que se realizaba en sus respectivas cadenas, mermando su beneficio y alterando gravemente su estabilidad. Por ello, al igual que el resto de medios, mandan un SOS al Gobierno.

Lo cierto es que el valor social de la televisión en España es muy alto. Más de 40 millones de personas disfrutan de sus contenidos y se informan con sus noticiarios cada mes, convirtiéndose así en el medio de masas más importante de nuestro país.

Puede ser que no sean los reconocidos héroes sociales en los que se han convertido el personal sanitario y las fuerzas de seguridad del Estado, pero también tiene enorme valía su labor. Trabajan día tras día, a pesar de la situación y facilidad de contagio, por hacernos la vida más amena y mantener cierta normalidad en las casas. Desde técnicos y cámaras hasta periodistas y presentadores, todos ellos ponen en riesgo su vida para informar y entretener al resto del país. Y nadie piensa en ellos, como tampoco se hace con otras miles de profesiones que siguen jugándose el tipo durante el estado de alarma. Aunque es normal, nada se valora hasta que se pierde.

Rescate de los medios de comunicación

Respecto a la situación financiera de los medios, el conflicto no está en quién resuelve el problema, que inevitablemente acabará siendo el Estado, sino en cómo lo resuelve. Existen muchas formas y dar con la opción correcta puede ser complicado.

La primera opción podría ser la financiación pública, una inyección de capital por parte del Gobierno. Sería interesante, pero los medios ya se encuentran subvencionados por organismos autonómicos, ayudas estatales y publicidad de instituciones públicas. De modo que un exceso de influencia pública sobre los medios podría condicionar, más si cabe, la independencia y libertad de estos mismos. Sin contar que tampoco sería una medida muy ética.

La segunda opción sería una rebaja o supresión fiscal -eliminación parcial o total de impuestos-, así como medidas que ayude a conciliar el ejercicio económico sin intervenir directamente en él -aplazamiento de deudas, licencias, etc-. Es una alternativa menos intervencionista que la anterior y, posiblemente, menos peligrosa. Suficientes cargas posee el Estado actualmente como para repartir un dinero que no tiene y deberá pagar en forma de deuda con intereses muy altos. Además, poco sentido tiene inyectar capital público si mantienes los impuestos y recaudas el dinero que tú mismo, como Estado, acabas de proporcionar.

Estas son dos de las principales soluciones que comentan los economistas ante esta situación. ¿Cuál escogerá el Gobierno, si es que decide hacer algo? Nadie lo sabe. Lo cierto es que la situación es bastante desconcertante para todo el país y en todos los aspectos. La duración es clave y, viendo la evolución de la pandemia, parece que va para largo. Seguramente habrá problemas, algunos muy graves, pero unidos de todo se sale.

0 comments on “Situación de quiebra en la prensa, radio y televisión española

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: