Actualidad Cultura

Paco Abreu: “Me pegaron por maricón y desde entonces salgo a la calle maquillado, y con más razón”

ENTREVISTA A PACO ABREU Y LAURA MARTÍNEZ

El pride month es el mes en el que se celebra el Día Internacional del Orgullo LGTBI+, en el que se conmemora los disturbios de Stonewall de 1969, en los que gays, lesbianas y transexuales se revelaron por el reconocimiento de sus derechos. En España se celebró por primera vez el Orgullo en 1978. La manifestación convocada por el Frente de la Liberación Homosexual de Castilla consiguió reunir a más de 7.000 personas. Su objetivo principal era conseguir que dejaran de ser delito ciertas opciones sexuales.

El pride month de 2020, aunque sea totalmente diferente a todos los que se han dado anteriormente, busca dar visibilidad al colectivo en el mundo del arte. La comunidad se ha vuelto cada vez más influyente en el cine, llegando a poner películas como Call Me By Your Name, o en España ha tenido un gran eco la serie producida por Atresmedia: “Veneno”(que consigue dar visibilidad al colectivo Trans); en la literatura cada vez encontramos más novelas en las que el protagonista pertenece al colectivo, como es el caso de la novela: “El chico de las estrellas”; y en la pintura y en la escultura tienen gran peso las obras referentes a la mitología griega.

Desde El Generacional, hemos querido dar visibilidad al colectivo centrándonos en un arte relativamente nuevo. Hoy entrevistamos a dos makeup artists: @/laurampmakeup (persona cis, no miembro del colectivo) y @/pacoabreugarcia (miembro del colectivo).

Perfil de Instagram de Paco Abreu
Perfil de Instagram de Laura Martínez

Hola Laura, Hola Paco, contadme un poco quiénes sois, de donde venís y a qué os dedicais.

Paco: Yo soy Paco Abreu, soy de Ayamonte, un pueblo al sur de Andalucía. Tengo 21 años y estoy estudiando Comunicación Audiovisual y Periodismo. Mi gran pasión es el arte y yo lo llevo a cabo específicamente en el maquillaje.

Laura: Yo soy Laura Martínez. Tengo 19 años y vivo en Guadalajara. Estudio Lenguas Modernas y Traducción en la UAH y una de mis aficiones es el maquillaje.

Para vosotros, ¿Qué es el maquillaje, definiéndolo desde un punto de vista artístico? Es decir, al igual que cada arte sirve para dar eco a ciertos temas, ¿creéis que el maquillaje sirve para ayudar a ciertas causas, como es dar visibilidad al colectivo, o que más bien se usa de forma comercial para hacer nombre a las marcas?

P: Para mí el maquillaje es una forma de expresión artística, no simplemente es maquillarme para estar guapo -que también- pero en mi caso el maquillaje me ha ayudado a ser la persona que verdaderamente quería ser. Yo antes estaba muy reprimido y el haber descubierto el maquillaje y llevarlo por la calle me ha hecho ser como yo soy ahora; si no me hubiera costado mucho más. Yo pienso que ahora los chicos que cada vez somos más los que salimos a la calle maquillados estamos consiguiendo y cambiando un montón de cosas que antes no se lo planteaban.

L: Yo lo empecé a llevar a modo de verme mejor y esto me ha ayudado a descubrir mi lado artístico, que yo pensaba que no tenía. Siempre he pensado que no tenía imaginación y de este modo he descubierto una nueva faceta mía.

P: De hecho, eso también es algo muy importante, porque la sociedad nos enseña que el arte es algo que no sirve para nada. Yo siempre he pensado que no se me daba bien hacer cosas y es que es lo que pasa, que por alguna razón nos reprimen el arte un montón. De hecho, yo estuve apuntado a pintura gracias a mi abuela hasta los 14 años y cuando ella se puso mala lo primero que hizo mi padre fue quitarme de pintura porque “no servía para nada”.

¿Quién fue vuestra inspiración para empezar en el mundo del maquillaje? ¿Cuál es vuestro artista preferido?

P: Yo realmente desde chico. Dese que tenía 3 o 4 años, yo le robaba las paletas de maquillaje a mi tía y me las llevaba al colegio para maquillar a mis amigas. Después tuve una etapa en la que eso lo reprimí, y luego ya en la adolescencia, cuando tenía unos 17 años lo volví a sacar gracias a una amiga. Mis maquillajes eran super básicos y fue cuando entré en Medicina, que una amiga me descubrió a Jeffree Star y me encantó. Después lo que pasó es que me pegaron por ser maricón y yo cogí y al día siguiente salí maquillado. Esa fue la primera vez que salí maquillado a la calle. A partir de ese momento le fui perdiendo el miedo, y además yo soy una persona a la que no le gusta pasar desapercibida, y era una forma de provocar también. Mira, otro ejemplo; mi padre es homófobo y yo cada vez que iba a Ayamonte estaba deseando que mi padre me viera maquillado.

L: Yo empecé porque veía a mi hermana maquillarse para salir a la calle y verse mejor, y un día yo decidí probarlo. Empezamos a ver juntas videos en You Tube, videos de Nikkie Tutorials hace ya muchos años y decidí probarlo. Obviamente ha habido un desarrollo, porque yo empecé a hacerme la raya super hortera estilo 2010 y ya con el paso de los años fui aprendiendo.

¿Vuestra familia y personas más cercanas os apoyaron en todo momento, o hubo alguien que os puso alguna traba u os intentó poner los pies en el suelo?

P: Esta pregunta me la han hecho alguna vez y mi respuesta siempre ha sido que nadie me apoyó; nadie. Mi madre cuando respondí eso se enfadó, pero es verdad que de entrada todo el mundo me daba un “no”, excepto algunas amigas como Marina y María, pero como yo no acepto un no por respuesta, eso me motivó a hacerlo cada vez más. De hecho, mi hermana era la que peor lo llevaba, y hubo alguna que otra amiga que me soltó el típico: “estás cambiando”, como si fuera algo malo. Mi madre fue la persona que lo aceptó más rápidamente y la que más ha sabido evolucionar conmigo.

L: A mi nadie me puso trabas, fue todo demasiado normativo.

¿Cómo se os ocurre la idea de abriros un perfil en las redes sociales para desarrollar vuestro talento en el mundo del maquillaje?

P: Yo tenía claro que quería hacerme una cuenta de maquillaje, y hubo un tiempo en el que yo tenía una cuenta de maquillaje aparte y luego la mía personal. Pero me di cuenta de que algo me chirriaba, porque yo soy la misma persona maquillado que sin maquillar; no soy de los maricones que dicen “get a boy who can do both”. Entonces me borré la cuenta de maquillaje que me había creado y empecé a publicar los trabajos en la mía personal una vez conseguí tener el nivel mínimo que yo creía necesario para poder subirlo. Hace ya una año y medio que ya llevo mi cuenta de forma más seria.

L: A mí un verano me dio por maquillarme y probar cosas distintas, y en vez de publicarlo yo se lo pasaba a mis amigas para que me dieran su opinión y demás, hasta que llegó el día en el que ellas me obligaron a crearme una cuenta hará ya 2 años aproximadamente. Yo al principio me negaba porque me daba muchísima vergüenza, pero acabé haciéndolas caso y ahora se lo agradezco. Al principio me centraba en eyelooks, pero ahora hago muchas más cosas.

¿Os veis trabajando en un futuro como maquilladores profesionales, o más bien es una afición?

P: Yo me veo en un futuro siendo mi propia marca la verdad. De hecho, una de mis frases típicas es “yo quiero vivir de mi maquillaje”. Lo que pasa es que sé que ahora mismo no es el momento.

L: Sí que me lo he planteado, pero para mí ahora mismo es una afición.

Es verdad que vuestros perfiles en Instagram son algo diferentes; mientras que Laura tiene un muro con un estilo más editorial y/o glam, en el feed de Paco abundan los full face look con un carácter algo más artístico. ¿Esto se debe a lo que demandan vuestros seguidores, o lo que publicáis lo hacéis porque realmente os gusta? Es decir, ¿pretendéis dar una cierta estética a vuestros perfiles o simplemente subís los looks que se os ocurren?

P: Yo tengo la gran suerte de que la gente se ha enganchado a mi personalidad y entonces subo lo que me da la gana. A mi por ejemplo me encantan los glam looks pero en otras personas, yo no subo eso porque a mi me gusta hacer looks más artísticos.

L: Yo subo lo que me da la gana. A mi nadie me dice: “sube esto que te va a seguir más gente” o “sube esto que les va a gustar a las marcas” y por eso mismo no me cierro a nada; es decir, te puedo pintar un look de año nuevo, como si te pinto un look con dos símbolos del dólar en los ojos… Es simplemente lo que me inspira en ese momento y lo que me gusta.

¿Cuándo las marcas os envían sus productos, os piden que hagáis unos looks específicos u os piden que experimentéis con ello?

L: Hay marcas que sí que te piden unos looks específicos, pero las veces que me han mandado sus productos marcas así pues les digo que no me lo manden o que me paguen más por hacer ese trabajo. Pero la mayoría de las marcas te mandan sus productos sin exigencias, tú lo acabas usando de la forma que tú quieras.

P: De hecho, ha habido marcas que me han mandado sus productos, y si no me han gustado ni los he enseñado; como mucho hice público el código de descuento con mi nombre ya está.

L: Depende mucho de la marca. Hay marcas que si no enseñas sus productos no te vuelven a enviar cosas, hay marcas que, aunque subas sus productos pasan de ti luego y no te vuelven a enviar nada más y hay marcas que te van a estar enviando cosas de continuo. También en España hay un problema con las aduanas, ya que por algún motivo es muy difícil que dejen pasar cosméticos. Morphe por ejemplo intentó más de 10 veces enviarme sus productos, pero es prácticamente imposible y al final les dije que no lo intentaran más, porque para mi el hecho de que me hayan visto y que hayan decidido ponerse en contacto conmigo para que pruebe sus productos ya es algo muy importante.

P: A mi como me envían productos desde Rumanía, marcas como Anastasia, no tengo problema de aduanas. Pero cuando me intentaron enviar productos de Jeffree, me llegó nada más que un paquete de todos los que había pedido.

Según tengo entendido, mucha gente piensa que los looks que hacéis para vuestro feed de Instagram (o en tu caso, Paco) también para YouTube, no se pueden usar en el día a día porque es un maquillaje algo “extravagante”, ¿qué opináis al respecto?

P: Con decirte que yo voy hasta al supermercado maquillado…

L: El maquillaje es para ponértelo cuando quieras y como quieras. No tiene ni género ni momento en el día. O sea, si te apetece irte a tirar la basura con 8 kilos de maquillaje encima pues lo haces.

Paco, el 8 de junio publicaste una foto que recibió duras críticas. Cuéntanos, ¿cómo fue la experiencia al encontrarte con semejantes comentarios?

P: Yo me harté a reír… A mí eso me da igual. Lo que pasa es que luego hay gente que sigue diciendo que no hace falta el Orgullo y eso me da un poco de coraje la verdad. Yo cada semana sí que recibo algún mensaje despectivo, pero es que este en concreto ya fue amenaza. Me dijeron que me iban a pegar una paliza que me iba a quedar en el sitio, y me fijé que la cuenta era de uno de mi pueblo. A ese lo que le pasaría es que me vería que con la peluca soy biológica, le pondría cachondo y se asustaría…

Foto por la que recibió graves amenazas

¿Te llegaste a plantear la opción de ir a denunciar?

P: Sí que me lo llegué a plantear, pero decidí que solo denunciaría si me hicieran algo; como hice cuando conté que me pegaron por maricón. Además, si denuncio solo por comentarios, yo sentiría que estoy perdiendo mi tiempo porque luego sé que a esa persona no le van a hacer nada.

L: Es lo que pasa; la gente a través de la pantalla es muy valiente pero luego a la cara…

¿Además de tus seguidores, hubo artistas que te apoyaron en este momento?

P: A mi se me hizo viral en Twitter y sí que hubo famosos que lo compartieron y quisieron darle visibilidad, pero a mí me da igual que la persona tenga la cuenta verificada o no; con solo compartirlo ya están ayudando.

Y tú Laura, ¿has sufrido alguna vez este tipo de comentarios?

L: Yo no. Al ser una chica, desgraciadamente, es lo que se espera; que te maquilles. Pero ya te digo, si te maquillas mucho, vas a tener quejas; si te maquillas poco, vas a tener quejas; si eres chico y te maquillas, vas a tener quejas… Entonces es mejor hacer lo que te de la gana porque quejas te van a llegar de todos lados.

¿Y yendo maquillados por la calle habéis sufrido abusos (físicos, verbales, sexuales, homófobos…)?

L: No. Como mucho miradas.

P: Hombre, claro. Yo vivía en Lavapiés, trabajaba en Plaza Santa Ana y me volvía del trabajo maquillado, o sea tú imagínate la de cosas que me pueden haber dicho cuando volvía a casa. Yo siempre me ponía a gritarles y de todo, aunque estuviera cagada por dentro. Pero prefiero que me pase a mí antes que le pase a otro que no sepa cómo reaccionar.

L: Claro, eso que haces puede abrir puertas a la gente que le da miedo hacer lo que haces tú de salir maquillado o vestido como te dé la gana.

¿Cómo definiríais el mundo del maquillaje? ¿Hay apoyo entre artistas? ¿Sois competitivos unos con otros?

P: Yo apoyo mucho a la gente en la que confío, y si me gustan los trabajos de alguien los voy a compartir; por ejemplo, los de Laura. A mí me encanta que a la gente que hace lo mismo que yo le vaya bien. Sí que es verdad que hay gente que tiene mucha competitividad, pero eso está dentro de los complejos de cada uno.

L: Yo creo que eso va dentro de cada persona. A mí no me gusta tachar a una comunidad entera de que son demasiado competitivos, porque luego cada persona es como es. Yo por ejemplo he hecho muchos amigos de todas las partes del mundo gracias al maquillaje, y me encanta todo lo que he aprendido de ellos, y todo lo que ellos a lo mejor han podido aprender de mí. Además, el compartir el arte de cada uno a mí me inspira muchísimo y me gusta hacer ver el trabajo de mis compañeros. Yo creo que es lo bonito.

Las marcas de cosméticos siempre eligen como modelos a mujeres y el hecho de que un hombre se maquille es algo mucho más novedoso. ¿Consideras que hay mucha más competitividad entre chicos para llegar a ser “el chico del maquillaje”?

P: Es verdad que todos quieren ser el chico del maquillaje, pero ya te digo, yo no compito con nadie porque yo soy Paco Abreu y nadie puede ser yo. Ellos podrán ser la mejor versión de sí mismos, pero Paco Abreu no. Yo si hago las cosas las hago por mí, no las hago para nadie más.

¿Hay alguna marca que por alguna razón os neguéis a usar?

P: Yo siempre intento utilizar marcas que sean veganas, pero hay marcas de este tipo que usan a artistas menores para no remunerar trabajo, entonces tengo ahí una dualidad.

L: A mí me pasa lo mismo. Si quiero hacer de mi página un entorno seguro para todo el mundo al que le guste el maquillaje, sé que si uso ciertas marcas en las que los dueños se han visto envueltos en escándalos, ya sean racistas, o de cualquier tipo; hay personas que pueden llegar a sentirse menos apoyadas o queridas en mi cuenta. Por eso mismo hace unos días avisé por historias de Instagram que iba a dejar de comprar cierta marca. Seguiré usando los productos que tengo en casa porque me costaron bastante dinero, pero ya no gastaré más en ella.

0 comments on “Paco Abreu: “Me pegaron por maricón y desde entonces salgo a la calle maquillado, y con más razón”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: