Actualidad Política

Francisco Sigüenza, secretario general de UPYD: “En España tenemos una crisis ideológica, no hay ideologías, solo intereses partidistas”

El próximo 12 de julio se celebran en España las elecciones autonómicas vascas y gallegas. En las pasadas elecciones generales, más de 400.000 votantes no se vieron representados en el Congreso, debido a que votaron a partidos que no consiguieron representación parlamentaria. Desde El Generacional hemos querido dar voz a todos esos partidos políticos minoritarios (no por ello menos importantes) que los grandes medios ignoran. Desde comunistas hasta conservadores, desde revolucionarios hasta reformistas, desde partidos en crecimiento hasta partidos en franca decadencia.

Hoy tenemos el placer de contar con Francisco Sigüenza, secretario general de UPYD, con el que hablaremos de la situación política actual y de la posición de su partido respecto a esto, el coronavirus, la crispación política o la monarquía son algunos de los temas que trataremos.

Francisco Sigüenza (Secretario general de UPYD)

Pregunta: Muchos de nuestros lectores habrán oído hablar de UPYD (Unión Progreso y Democracia) pero seguramente desconocerán sus propuestas políticas, ¿ideológicamente como os definiríais desde UPYD?

Respuesta: UPYD nace en un momento político muy concreto, caracterizado por un gran peso del bipartidismo, teníamos un gran bloque que era el PSOE, otro gran bloque que era el Partido Popular y otro gran bloque que eran los nacionalistas. En ese momento lo que se pensó es que aparte de la gran crisis económica era necesario salir de la crisis política que generaba un país dividido en dos, con una fuerte presencia del nacionalismo que hacía que la balanza se inclinase de un lado o a otro dependiendo de la aritmética electoral. Esto hacía que las políticas nacionalistas, las cuales son tremendamente insolidarias, porque se basan en que ciertos territorios tengan más privilegios que el resto, tuvieran cada vez más peso en la política nacional, es en ese momento en el que entra UPYD con un discurso completamente novedoso. UPYD se definió como transversal, en lo que nos basábamos es que había ciertas cosas de sentido común que nos unían a todos. Somos un partido que cree en la unidad de España, que cree en la devolución de ciertas competencias como la educación o la sanidad al estado, porque 17 sistemas educativos diferentes generan tremendas diferencias en la población, como a su vez lo hacen los 17 sistemas sanitarios diferentes. Además necesitábamos unas políticas sociales, podríamos decir que la defensa de la unidad de España está en la derecha o en su espectro, pero en cambio una defensa de lo social, por ejemplo de los derechos LGTBI estaba en el espectro de la izquierda. UPYD no nace para perpetuarse como una ideología, UPYD es uno de los pocos partidos que nace con una fecha de caducidad, y es que nosotros decimos que estaremos en política hasta el momento en que se revierta la actual crisis política que aún a día de hoy se está dando. Algo que nos ha mostrado el COVID-19 es que sigue existiendo una enorme fractura social con dos bloques enfrentados que además no cargan ideológicamente contra el otro, sino que cargan dialécticamente, es decir, no se defienden ideologías, sino que se  defienden insultos, ver quién es el que da el zasca más fuerte. En el momento en que esto se revierta, en el que tengamos una ley electoral más justa, en el que la independencia del poder judicial esté garantizada, cuando volvamos a una situación de bienestar democrático será en ese momento cuando UPYD no tenga razón de ser.

P: Antes mencionabas el nacionalismo, concretamente los partidos nacionalistas y ponías a UPYD como un ejemplo de anti-nacionalismos, ¿No crees que actualmente existen en España partidos profundamente nacionalistas españoles? Como por ejemplo Vox cuando elevan ciertas figuras históricas o cierto lenguaje nacionalista.

R: Desde luego recurren a una estética y a una retórica un tanto heroica, un lenguaje muy romance. En el uso de determinados símbolos, es porque en el resto de los partidos no quieren usarlo, en UPYD desde luego llevamos la bandera de España a todas partes, estamos muy orgullosos y creo que ideológicamente no tenemos casi nada en común con Vox. Es posible que utilicemos la bandera de España con un modo diferente que el de Vox, lo que sucede es que tanto Vox, como el PSOE, como Podemos la utilizan como arma arrojadiza. Muchas veces cuando no existen ideas, o cuando esas ideas no son sencillas o fáciles de defender, uno utiliza símbolos para simplificar el lenguaje, tenemos una esvástica, tenemos una hoz y el martillo, tenemos un yugo y las flechas, tenemos los círculos de podemos, tenemos el puño con la rosa… es decir, el símbolo normalmente es una manera  muy fácil de que la gente se identifique con algo, ahora en España tenemos una crisis ideológica, no hay ideologías, solo intereses partidistas

P: Antes comentabas que UPYD no tenía prácticamente nada que ver con Vox, en cambio hace poco pudimos ver al portavoz general de UPYD (Cristiano Brown) junto a Santiago Abascal en la famosa manifestación de Colon en la que también participaron otros partidos como el PP u organizaciones neo-nazis como Hogar Social Madrid y España 2000.

R: Lo que no se puede pretender es que si tú tienes a alguien que se sitúa en tus antípodas ideológicas pretendas estar siempre en desacuerdo con él, esta política que estamos viviendo ahora de enfrentamiento, hace que por ejemplo si EH Bildu vota un día con el PSOE, todo el mundo diga que el PSOE se ha vuelto EH Bildu o que si un día Vox vota con el PP, todo el mundo diga que el PP se ha vuelto Vox, eso es una barbaridad y es un silogismo perverso, que tu estés en un momento de acuerdo con alguien no significas que lo estés en todo. Si yo por ejemplo me convocan en una manifestación en contra de ETA seguramente este al lado de Abascal y seguramente este al lado de Pablo Casado y ahí eso no significa que esté completamente de acuerdo con él, pero ahí en ese momento concreto, en contra de ETA yo no puedo hacer otra cosa que manifestarme. Si no recuerdo mal la manifestación de Colón revindicaba una adhesión a la constitución a la corona, en contra de un “golpe de estado” que se había dado en Cataluña, era un momento que desde mi punto de vista no se podía hacer otra cosa que estar ahí. Lo que no puedo llegar a entender es que no estén todos, todos los partidos constitucionalistas deberían estar ahí, ¿qué pasa? Que volvemos otra vez a lo mismo, cuando yo no tengo ideología necesito un contrario que me refuerce mi posición, si yo no tengo ideología ni un discurso o mensaje que dar o tengo un stop que justifique mi existencia o desaparezco. La foto de Colon no demuestra que Cristiano Brown estuviera al lado de Abascal lo que demuestra es que la sociedad española no es capaz de ponerse de acuerdo en las cosas más claras.

P: Vamos a pasar a algo de indudable actualidad, hace poco la OMS ponía a España e Italia como ejemplos en la lucha contra el coronavirus, ¿cómo valora UPYD la gestión del actual gobierno?

R: La gestión de la crisis no se puede resumir en “¿Cómo la valora?”, primero la respuesta que dio el gobierno al hacerse cargo de toda la respuesta sanitaria evidenció un error de fondo que tiene nuestro sistema autonómico, y es que si tú das las competencias sanitarias a las comunidades, en el momento en el que tu necesites dar una respuesta conjunta no eres capaz porque no tienes los recursos para hacerlo. El tema de cómo se ha alargado cada 15 días el estado de alarma, cómo se ha ido legislando por debajo de la mesa… también evidencian un uso fraudulento del estado de alarma, decretar el estado de alarma en un primer lugar, fue una cosa buena utilizarlo para legislar, por detrás estuvo mal, la comunicación del gobierno dejó bastante que desear porque se han dado mensajes contradictorios. Creo que el gobierno ha sido capaz de poco a poco retomar la situación, no creo que todo haya sido malo, al fin y al cabo se ha protegido al trabajador, los ERTES han sido un buen sistema de protección, no se ha dado el sectarismo. En fin, decir que la respuesta de España haya sido buena o mala no se puede determinar. Yo lo que más he notado ha sido la división de la sociedad española, presidentes de comunidades autónomas enfrentados, presidentes de comunidades han lanzado los trastos contra el propio gobierno, eso ha sido para el ciudadano un espectáculo bochornoso. Creo que el presidente Sánchez perdió una oportunidad de oro, para remodelar el gobierno, para congregar a todos los partidos políticos proporcionalmente representados y tener un gobierno de unidad, demostrar de verdad que esto lo paramos todos, no solo con palabras, y con eso hubiera pasado a la historia, hubiese demostrado ser un estadista, en cambio eso no pasó, desgraciadamente tenemos la clase política que tenemos y no es la mejor, la verdad.

P: La crispación surgida en el País Vasco en especial debido a la presencia de Vox ha generado incidentes como el que vivimos en Sestao, ¿Cuál es tu valoración sobre estos hechos?

R: Esto responde a lo mismo que estuve comentando antes, en el País Vasco se necesita o viene muy bien tener a una fuerza política que quiera hacer política con un discurso diametralmente opuesto al que se suele escuchar en el País Vasco, es decir, en el País Vasco el discurso nacionalista es muy potente, han vivido durante años bajo el discurso y la coacción de una banda terrorista y todavía hay unas inercias muy claras que se ejemplifican a través de partidos como EH Bildu, en el que para poder tener una razón de ser, necesitan tener un enemigo, el hecho de que haya ido Vox ahí es como cuando íbamos nosotros. Creo que UPYD nunca ha tenido fama de ser un partido de extrema derecha, pero también se nos atacaba e insultaba cuando íbamos allí, esto sucede porque para el nacionalismo radical que haya un enemigo les hace no tener que defender un discurso, ¿qué discurso puede defender un partido tan de derechas como el PNV? Pues será un discurso más extremista que el PP, una política profundamente capitalista, un control de las instituciones férreo, una implicación dentro de la estructura de poder de las administraciones. Y todo eso se tapa completamente con un enemigo, en este caso Vox. Vox por su parte ha visto la situación y ha decidido ir allí a hacer su discurso, un discurso tan radicalmente opuesto al genérico que le va a dar una enorme repercusión mediática. A la mayoría de los partidos pequeños nos pasa una cosa, y es que quien no sale en la tele no existe, pero Vox ha conseguido romper esto a base de este tipo de acciones con una repercusión mediática brutal que precisamente le da su enemigo. Al PNV no le molesta que Vox salga en los medios, porque le blanquea, igual pasa con EH Bildu. Es una tormenta perfecta de despropósitos porque al final lo que ocurre es que nadie habla de política, todo el mundo habla sobre si la pedrada era de mentira o si la pedrada era de verdad.

P: Cambiando un poco de tema, UPYD es un partido que se autodenomina progresista pero aun así apoya o no critica la monarquía española ¿Es eso posible en pleno siglo XXI?

R: Bueno, yo no creo que en ninguna parte del discurso de UPYD se diga que UYPD es monárquico, otra cosa es que se entienda que en una situación política como la que estamos viviendo ahora, la monarquía más que crispar une, de las pocas cosas en esta sociedad española que no divide es la figura de la monarquía. Los reyes en España no generan animadversión. Puedes estar de acuerdo o no con la monarquía, incluso los republicanos no atacan frontalmente la imagen del rey actualmente, la monarquía como la selección nacional de futbol hace de amalgama entre los españoles. Esto se ha debatido continuamente en los congresos de UPYD, porque hay muchos republicanos dentro del partido, y se ha abandonado ese tema como línea política porque se ve que no se da las circunstancias actualmente para debatirlo. Sacar ese tema ahora mismo generaría más crispación y división entre españoles. Hay más polémica entre los españoles por el uso de la bandera que por la figura del rey.

P: Por último, tu minuto de oro ¿Por qué la gente que nos esté leyendo, debería votar a UPYD?

R: Porque UPYD es un partido que busca precisamente eso que no se da ahora, es un partido que busca un consenso de verdad, que es capaz de hablar con todos, de sentarse con todos, que es un partido con la mente abierta y que cree firmemente en la solidaridad entre personas y territorios. Además está enamorado de la cultura democrática, de la separación de poderes, de una justa ley electoral y es un partido que defiende el sentido común en el que cualquiera se puede ver representado e identificado. UPYD es un partido de renunciantes, en el que uno cede parte de su ideología para llegar a acuerdos con el otro, y ese espíritu que es un espíritu es profundamente democrático, esa es la razón porque la gente debería o a mí me encantaría que nos votara.

A veces escribo sobre política e historia. En Twitter: @NicoFernandezMa (https://twitter.com/NicoFernandezMa)

0 comments on “Francisco Sigüenza, secretario general de UPYD: “En España tenemos una crisis ideológica, no hay ideologías, solo intereses partidistas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: