Actualidad

Serbia grita

El pasado 21 de junio tuvieron lugar las elecciones legislativas serbias. El Partido Progresista Serbio, liderado por Aleksandar Vučić, presidente desde 2017, se proclamó ganador con un 62,1% de los votos. No obstante, la participación fue de las más bajas que jamás se ha vivido. Aproximadamente, tan solo un 48% de los inscritos en el censo electoral fueron a las urnas ese domingo. Muchos han asociado esta drástica caída de la participación con el miedo generado a causa del Coronavirus. Por otro lado, los intentos de Alianza por Serbia, organización que recoge a la mayor parte de la oposición, de desbancar al partido de Vučić por considerarlo antidemocrático y simpatizante de la censura de los medios, tampoco dieron sus frutos. Las elecciones demostraron que los serbios decidieron apostar, una vez más, por la estabilidad, el impulso económico y el favorable control de la pandemia, y no por unas mayores condiciones democráticas y de pluralidad de expresión. 

Sin embargo, días después de las elecciones, estallaban en Belgrado varias manifestaciones en contra de las nuevas medidas que el presidente Vučić planteaba imponer a causa del creciente número de infectados por Coronavirus. Cientos de serbios se aglutinaban en las calles y en las redes para mostrar su descontento con el nuevo gobierno, la falta de transparencia y el, según ellos, acercamiento al autoritarismo que el recién elegido presidente estaba practicando. Los manifestantes aseguran, además, que las elecciones fueron amañadas para que el gobierno fuese reelegido, y piden que se convoquen otras cuanto antes. 

De un día para otro, Belgrado y Novi Sad, una ciudad situada en el norte de Serbia, se convertían en un escenario de gritos buscando socorro y de policías negando esa ayuda. La brutalidad policial que se ha estado viviendo durante las manifestaciones ha sido tal, que las redes han comenzado a arder. Serbios de todas las partes del mundo han lanzado mensajes denunciando la agresividad mostrada por parte de los cuerpos policiales, la desinformación vivida durante la pandemia y la nefasta gestión en materia social que este gobierno ha demostrado.

Aunque Serbia fue uno de los primeros países en levantar las restricciones impuestas a causa de la pandemia, meses después, su número de infectados y de  muertos por el Coronavirus ha aumentado notablemente. Una gran mayoría de serbios asegura que su país no enfrentó la pandemia tan bien como parece, sino que el gobierno se encargó de ocultar los datos reales a la población para que las elecciones no se retrasasen mucho más. Ahora que Vučić ha conseguido 4 años más de mandato, decide mostrar lo que está ocurriendo en Serbia: una catástrofe.

Este supuesto y repentino aumento de infectados por la Covid-19 ha dejado tras de sí un país escaso en respiradores y camillas, y una población falta de condiciones democráticas y derechos básicos.

Sus gritos de socorro cada vez se oyen más, pero, con la reelección del nuevo gobierno, una mejora de sus condiciones de vida no parece seguir el mismo camino.

0 comments on “Serbia grita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: