Deportes Opinión

Punto y aparte

El accidente de Fabio Jakobsen, ciclista del Deceuninck-Quick Step, ha provocado una multitud de críticas a Dylan Groenewegen llenando sus redes sociales de insultos e increpancias por semejante violencia en el sprint de la primera etapa del Tour de Polonia. Tras lo ocurrido, el sprinter holandés pidió perdón en redes sociales y aseguró que no se quita de la cabeza a Jakobsen. Un perdón sincero, pero que no justifica los hechos como podemos ver en el siguiente vídeo e imágenes.

El mundo del ciclismo se echó las manos a la cabeza tras el escalofriante accidente. Por suerte, este mediodía, Jakobsen se ha despertado del coma inducido por los médicos tras una cirugía maxilofacial de cinco horas el pasado miércoles. El corredor del Deceuninck-Quick Step parece estar bien dentro de la gravedad de los hechos y tendrá que llevar a cabo una lenta recuperación.

Groenewegen tendrá que asumir una dura sanción más allá de las secuelas traumáticas causadas por ser quien casi termina con la vida de un ciclista. El director del Deceuninck-Quick Step, Lefevere, asegura que no es la primera vez que el ciclista del Jumbo-Visma comete una acción de este tipo. Además de esto, afirma que “debe ir a la cárcel” y que tomarán acciones legales. Una respuesta en caliente que parece desmesurada debido a que los propios ciclistas saben del riesgo que corren a esas velocidades como ocurre en deportes como el motociclismo.

El joven ciclista Evenopoel, optó por mostrar su indignación por Twitter aunque instantes después decidió borrar la publicación. En ésta comentaba que Groenewegen debería ser sancionado de por vida al igual que opina el 75% de lectores en una encuesta que ofrecía Marca en el día de ayer haciendo la misma pregunta. Otros como Oscar Freire afirman que esos riesgos siempre han existido en carrera y que era Jakobsen quien tenía que haber frenado ante el cambio de trayectoria en el sprint del velocista del Jumbo-Visma.

Cada uno tiene una opinión acerca de este suceso, pero lo cierto es que tiene que haber un punto y aparte. Y este punto y aparte debería de empezar con una severa sanción a Groenewegen. Una sanción tanto económica como deportiva dejando así de competir durante un tiempo. No de por vida, como ya he comentado, pero si durante una o dos temporadas ya que acciones como esta no deben quedar impunes.

Este aparatoso incidente parece ser algo aislado, pero no lo es. En el mundo del ciclismo, este tipo de estrategias violentas se ven día sí y día también. Frenar al contrario, cerrar de manera sutil (y a veces no tan sutil), cruzarse en la trayectoria de otros para hacer frenar a tu rival y otras muchas acciones antideportivas punibles y que son desapercibidas por todos empezando por los corredores.

El pelotón es una jungla donde todo vale con tal de conseguir la victoria. Por ello, las organizaciones, los equipos y los propios ciclistas deberían reunirse para cuidar, velar por la salud de los corredores y hacer justicia a este tipo de actitudes impropias de un deporte tan exigente y tan bello como el ciclismo.

2 comments on “Punto y aparte

  1. tardenoesprisanohay

    Un artículo brillante. Muy bien estructurado y la constancia de que la persona que lo escribe posee unas enormes dosis del conocimiento del deporte, en especial del ciclismo profesional.
    Enhorabuena!!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: