Deportes Opinión

Encontrar y destruir

PSG, Juventus, Roma, Liverpool y ahora el Bayern Munich. El quinto ridículo del Barcelona en la máxima competición continental se consumó el pasado viernes, envuelto en un estadio sin alma. Alma es el factor común de lo que le ha faltado al equipo en toda esta sucesión continuada de infames actuaciones en Europa. Sin embargo, lo sucedido en una tarde-noche veraniega de Lisboa se escapa de toda capacidad que tiene un ser humano de explicar lo vivido. Un sonrojante Barcelona 2 Bayern Munich 8 supone por supuesto, la mayor derrota del Barça en competición europea en 120 años de existencia como entidad.

El Bayern demostró que en el fútbol de estos últimos tiempos, triunfa más que nunca el que más corre, cosa que los jugadores creo que deberían haber aprendido de los otros correctivos recibidos en los últimos años. Ahora el dicho deportivo de “se juega como se entrena” cobra más relevancia si cabe en este equipo. El Bayern arrasó al Barça con una plantilla que aunque es cierto que cuenta con jugadores jóvenes y de gran talento como Davies o Gnabry, sigue reluciendo una vieja guardia formada por los Muller, Boateng, Neuer y Lewandowsky. Estos treintañeros, a diferencia del club corrompido por las viejas glorias del Barcelona, tienen interiorizados la lección de correr hasta vencer.

Messi hundido durante el Barça-Bayern Fuente: fcbarcelona.es

Días después de la debacle total, las decisiones vienen a cuentagotas: El entrenador a la calle y de cúpula directiva, solo ha caído el secretario técnico y ex-jugador, Eric Abidal. Finalmente, Setién se hizo esclavo de aquellas palabras que pronunció en su llegada: “a mis equipos les garantizo que van a jugar bien”. Para ser justos, claramente es el menos responsable de esta situación, quedará para muchos como el títere usado por el presidente Bartomeu para desprenderse de su estatus como máximo responsable. El último en llegar y el primero en irse. Tres días después, cuento con los dedos de una sola palma de mi mano, los jugadores que han dado la cara tras el silbato final del colegiado. De hecho, es insultante que de esos pocos que deberían conservar algo de entereza y dar la cara, no sea el gran capitán de este navío agujereado. Este acto sumado a anteriores espantadas en partidos de exigencia parecida, que ya sabemos todos, hace que Leo Messi se le considere a partes iguales, como el mejor jugador de la historia del club (por todo lo que nos ha dado) y una persona que no tiene ningún tipo de dotes para ser el capitán del equipo. Ni salir a hablar con la prensa en zona mixta, ni tan siquiera recurrir a un frío post en su cuenta de Instagram.

Quique Setién en los minutos finales del Barcelona-Bayern Fuente:ABC.es

Y para colmo, la directiva con Bartomeu a la cabeza anuncia su plan de agotar la legislatura, convocar las elecciones para mediados de marzo del año que viene. Una jugada maestra, si tu mayor anhelo es terminar con todo un legado cruyffista cuyo lento y progresivo declive podríamos ubicarla a la marcha de Luis Enrique. A falta de confirmación oficial, Ronald Koeman quién recordamos como el héroe de la primera Copa de Europa, es el elegido para una limpieza de “las vacas sagradas” y entre ellos puede incluirse al propio Messi, responsable en parte del desastre de Lisboa, de anteriores fracasos europeos y de mantener en el once a jugadores bajos en forma simplemente por tener mayor afinidad. Un camino escabroso cuanto menos dada la precaria situación económica del club (ya incluso antes de la pandemia).

La situación es tan pesimista que sería lo mejor para los aficionados dar por perdida la siguiente temporada. Rendirse y tener que seguir aguantando con un Bartomeu y su ideología anti-cruyffista, que se encontró con una generación excelente de jugadores y que a través de ceder a los chantajes de los propios egos de vestuario y de turbios trapicheos en fichajes y ventas, propios de una mafia, han terminado por destruir todo el prestigio mundial cosechado en los últimos años y hacer que hoy más que nunca el Barça tal y como lo conocíamos desaparezca.

0 comments on “Encontrar y destruir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: