Cultura Música Opinión

Ara Malikian: deslumbrante y mágico en Nits del Fòrum

El artista dedica una nana a los ancianos fallecidos por el COVID-19 y agradece el apoyo a la cultura en tiempos de crisis en Nits del Fòrum de Barcelona

Ni siquiera una pandemia mundial puede arrebatarle la magia a Ara Malikian. Desde el primer momento hace que te despegues de la silla y vueles con tu imaginación con su violín de fondo. Es lo que él quiso conseguir: un “viaje musical” por las diferentes décadas de su vida, incluyendo las distintas culturas que se entremezclan en sus hazañas.

Ara Malikian toca el violín con una fuerza y energía interior grandiosas, casi como un atleta que vive cada paso que da hasta llegar a la meta. Él coexiste con cada una de las notas percibiéndolas con toda su esencia. Desde un primer momento dejó al público atónito, pues apareció con mascarilla tocando el primer tema. Tan cercano y tan suyo como siempre. Tan delicado como las alas de un pájaro recién nacido. Se movía entre los árboles de la delicadeza y ternura. Acabó el concierto de la misma manera, después de tocar dos piezas compuestas por él en la cuarentena: un tango para violín y Nana arrugada, una melodía para acompañar a los ancianos que fallecieron en soledad durante el Estado de Alarma.

Entre pieza y pieza Malikian se convertía en monologuista. Emocionado explicaba la historia que se escondía detrás de cada partitura. Desde su barrio natal en Líbano, Bourdj Hammoud, hasta su estancia en Alemania en tiempos de adolescencia y sus años en Madrid donde ha formado una familia con Nata Moreno, actriz y directora del largo documental Ara Malikian: una vida entre las cuerdas.

El sonido del mar de fondo acompañaba el violín de Malikian y el piano de su amigo, Iván Melón Lewis. El concierto subía y bajaba de tono por las coloridas olas del silencio lleno de ruidos entonados por la musicalidad y armonía de los instrumentos. Lucine, una pieza dedicada a su madre, Life on Mars de David Bowie o su interpretación de Bachelorette de Björk fueron las piezas más lentas y elegantes. El artista combinó melodías personales con unas de tradición clásica, como un fragmento de la ópera de Gluck Orfeo y Eurídice, La campanella de Paganini y una versión del Valse-Scherzo, de Tchaikovsky. La noche la acompañaron sus habituales anécdotas y la historia de uno de los temas de la noche, Milongas de Ravioli, hizo reír a muchos de los presentes. Entre carcajadas explicó que en el conservatorio era muy importante la marca del violín que tenía cada uno y el suyo era de un lutier que se llamaba Alfredo Ravioli, inventado por él mismo.

El concierto no duró “18 horas y 33 minutos” como había bromeado Malikian al principio del mismo sobre sus ganas acumuladas de tocar. “Cuando me emociono, exagero las cosas”. Se prolongó unas dos horas, pero fue como en un abrir y cerrar de ojos. Es un artista capaz de saltarse cualquier tipo de obstáculo entre géneros musicales, llevando la música clásica al terreno del rock y haciendo de su puesta en escena un espectáculo de lo más variopinto en el que cualquier cosa puede ocurrir. La suya es una forma de regalar música desde el corazón y lejos de los purismos con la que se ha ganado a sus millones de seguidores internacionales. Como dijo su esposa, Nata Moreno, en una entrevista: “Ara Malikian inspira y regala alas y libertad”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vida del artista

 Ara Malikian nació en 1968 en el seno de una familia armenia en Beirut, Líbano. Empezó a estudiar violín a una edad temprana con su padre y dio su primer concierto a los 12 años. Gracias a su habilidad y a su talento fue reconocido a pesar de las difíciles circunstancias que la guerra civil libanesa le obligó a vivir; a los 14 años pudo emigrar de su país natal y fue invitado a estudiar en la Hochschule für Musik und Theatre en Hannover, Alemania. Posteriormente continuó sus estudios en Londres y debido a su experiencia personal y laboral, viajando entre países, ha asimilado la música de otras culturas como las de Oriente Medio (árabe y judía), Europa Central (gitana y Klezmer) , Argentina (tango) y España (flamenco). Su aspecto desenfadado es tan sorprendente como el sonido que ofrece que va desde Paganini o Tchaikovsky hasta David Bowie o Franco Donatoni, mezclando música clásica con cualquier estilo que pueda emocionar, más allá de fronteras o etiquetas.

Ara Malikian: “En los viajes todo depende de la actitud”

Ha sido reconocido en numerosos concursos de prestigio mundial, entre los que destacan “Felix Mendelssohn” (1987, Alemania) y “Pablo Sarastre” (1995, España). Cabe mencionar que en 1993 recibió el Premio a la dedicación y el cumplimiento del Ministerio de Cultura de Alemania.

En la actualidad vive en Madrid con su mujer, Nata Moreno y su hijo, Kairo.

IMG_21744
Ara Malikian emocionado por los aplausos del público/ Foto Preslava Boneva

0 comments on “Ara Malikian: deslumbrante y mágico en Nits del Fòrum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: