Actualidad

Fin al racismo

¿Te imaginas acudir a una festividad en un país extranjero y que te suelten comentarios como “no puedes estar aquí, inmigrante”? Yo y muchos otros lo hemos vivido y no es para nada agradable recibir este tipo de comentarios y tener que aguantar estas actitudes racistas.

La mayoría de las personas sabemos lo que es el racismo, esa discriminación que se produce cuando un conjunto de individuos rechaza, mediante odio, a una población totalmente diferente a la suya, según palabras del Comité español de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Pero la mayoría de las veces, la sociedad no es consciente de que ellos mismos cometen actitudes discriminatorias, ya que el racismo no solo engloba palabras ofensivas, sino también expresiones corporales, miradas y comentarios inapropiados hacia una etnia totalmente distinta, que destaca por su costumbre, cultura, idioma, alfabeto, lugar de nacimiento, ideología política o religiosa y color de piel.

Además, se puede decir que el concepto de xenofobia abarca el pensamiento que tienen las personas sobre la ciudadanía de un país entero porque así nos lo venden las películas, como es el caso del personaje Dimitri en La forma del agua, donde se asocia a la población rusa con la mafia. Otro gran ejemplo es la serie conocida como Narcos, en el cual se agrupa a la población latinoamericana con el contrabando, en concreto con la venta de drogas. Obviamente esto depende del punto de vista de cada individuo, pero ¿por qué tendemos a asociar una nacionalidad entera con una única palabra descriptiva para hacerles referencia?

A la gran mayoría desde pequeños nos inculcan ciertos pensamientos y tendemos a influenciarnos de los comentarios y de las actitudes realizadas por nuestros amigos y familiares. Pensamos que lo que dicen es cierto y que llevan razón hasta que somos capaces de generar nuestra propia opinión, pero que sigue persistiendo generación tras generación. Es cierto que en nuestro día a día seguimos cometiendo comentarios racistas sin ser conscientes de ello, empleando expresiones populares como: “hoy me toca trabajar como un negro”, “no hay moros en la costa” o “engañar como a un chino” y comentarios discriminatorios como: “panchito” o sudaca” por ser de Latinoamérica, “moro” por ser de Marruecos y “morenito” por ser negro. Por ello, debemos evitar mencionar estos microrracismos y ponernos en el lugar del otro, ya que puede llegar a ser molesto.

Ilegalización del racismo

Uno de los movimientos más importantes a nivel mundial que produjo un cambio fundamental fue la eliminación del racismo por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1960, cuando proclamó “El Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial”, tras los ataques de la policía en una manifestación pacífica contra las leyes aprobadas por el Partido Nacional de Sudáfrica (como el conocido apartheid, que consistía en la legalización del racismo), dejando a más de 69 víctimas inocentes.

¿Sigue existiendo el racismo en pleno siglo XXI? Obviamente la respuesta es sí. Como se ha visto a lo largo de estos últimos años y sobre todo estos últimos meses durante la pandemia global, siguen desarrollándose actitudes discriminatorias hacia las personas por su color de piel o por su nacionalidad, pero que son finalmente penalizadas. Un caso claro es el de China. Desde que se inició el famoso coronavirus, las empresas y los comercios de estos han comenzado a tener pérdidas, debido a que la sociedad ha dejado de consumir sus productos por relacionarlos directamente con este virus.

Esto no es todo, ya que el pasado 13 de marzo de 2020 se produjo otra actitud discriminatoria, poco conocida, es el caso de Breonna Taylor, una mujer afroestadounidense. En este hecho, la policía de LouisVille entró sin consentimiento a la vivienda de la víctima por sospecha de venta de drogas, que finalmente fue asesinada con ocho disparos. De esta manera durante las manifestaciones realizadas por la sociedad contra la violencia policial en Estados Unidos mencionaron el nombre de Breonna Taylor denunciando y pidiendo justicia por ella.

Otro de los casos que tuvo una gran repercusión y que provocó una movilización internacional contra el racismo a través de las redes sociales fue el injusto asesinato de George Floyd en Mineápolis en Estados Unidos, que fue ahogado por el policía Derek Chauvin. La sociedad convocó manifestaciones en medio de una pandemia y estalló en las redes sociales, realizando un movimiento internacional de justicia conocido como Black Lives Matter. Este movimiento social comenzó en el año 2013, cuando la comunidad afroestadounidense se manifestó a través de las redes sociales con el hashtag #BlackLivesMatter tras el asesinato, mediante un disparo, de Trayvon Martin, un adolescente afroamericano. Esta acción comenzó a tener mayor importancia a lo largo de los años a nivel nacional tras varios actos de violencia policial, que se desarrollaron en 2014 cuando asesinaron a dos afroamericanos, Michael Brown y Eric Garner, generando manifestaciones en todo el país.

Podríamos hablar de más y más casos de racismo, pero no acabaríamos nunca, ya que la mayoría termina acostumbrándose y prefiere no denunciarlo, dejándolo pasar. Más allá de los casos de los negros, también están los sucesos en el que los blancos tienen privilegio. Estos últimos días se ha visto en las redes sociales como la policía americana de Estados Unidos le proporcionó agua al asesino Sebastián Arzador tras asesinar a dos personas en la ciudad de Lawrenceburg. Acto que no realizaron con George Floyd, siendo inocente.

Retrato de George Floyd. Fotografía de Eme Street Art.

¿Aumento o disminución de la xenofobia?

A lo largo de los últimos años la xenofobia ha aumentado a nivel mundial, destacando España con un incremento del 20,9%. Según el estudio “Evolución de los Delitos de Odio en España”, realizado por el Ministerio de Interior, en el año 2018 hubo 426 denuncias mientras que en el año 2019 aumentó a 557 delitos e incidentes de odio hacia personas de diferente nacionalidad, predominando marroquíes, venezolanos, rumanos, chinos y colombianos.

Un caso muy reciente de xenofobia, que tuvo lugar el 10 de septiembre de 2020, fue el de una pareja de origen latinoamericano que recibió comentarios racistas, insultos e incluso escupitajos en el Metro de Madrid, donde se reflejaron palabras ofensivas, como, “panchitos de mierda” e “iros a vuestro país”. Las agresoras eran tres mujeres jóvenes, que se encontraban ebrias. Durante los primeros segundos de la grabación aparecen tapándose la cara, pero finalmente terminan quitándose las mascarillas, incumpliendo una de las normas de seguridad implantados por la Covid – 19.

Vídeo de acto racista en el Metro de Madrid. Vídeo sacado de Twitter de SLau_2020

Aunque en todo momento hemos hablado de actitudes racistas o expresiones que reciben día a día, también existe la discriminación laboral. Muchos extranjeros tras realizar sus estudios en su país deciden emigrar a países europeos para vivir una nueva vida, tener nuevas experiencias, buscar trabajo y poder mantenerse a ellos mismos y a su propia familia. Aunque estén capacitados para su especialidad, por problemas de idiomas o simplemente por el acento, no se les concede un trabajo bien cualificado y por ello, terminan trabajando en profesiones menos cualificadas, como es el caso del servicio de limpieza, construcción de viviendas y seguridad. Sin embargo, la gente no se pone en el lugar de ellos y dicen que “viven a España a quitarnos el trabajo”, pero ¿y si analizamos la situación a la inversa? Claramente, si un español decide emigrar a un país extranjero se dice “que va en busca de una vida mejor”.

Es importante tener educación y ser consciente de los comentarios que usamos a la hora de hablar con las personas, para evitar las incomodidades que podemos ocasionar a nuestros compañeros, amigos, conocidos y desconocidos. Por ello, es recomendable seguir a aquellas asociaciones que promueven el fin absoluto del racismo, como es el caso de la Federación de Asociaciones de Sos Racismo del Estado Español, situada en Lavapiés, cuya intención es ponerle fin a la discriminación por razones de color de piel, origen, cultural e incluso religiosas.

0 comments on “Fin al racismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: