Actualidad

Como en una casa segura, en ningún sitio

El final de este peculiar verano trae con él el aumento de los casos delictivos en nuestro país. Durante este periodo, parte de la población se ha trasladado a segundas residencias y muchos, a su vuelta, se han topado con un desagradable incidente.

Hemos preguntado a un grupo de voluntarios cuál es el lugar en el que se sienten más seguros. La respuesta ha sido prácticamente unánime: para la gran mayoría es su vivienda la que les evoca mayor protección y paz, en relación, también, con la presencia de sus seres queridos o de sus pertenencias.

Por lo tanto, concluimos que nuestro hogar constituye una parte primordial de nuestra vida; una base segura en la que descansar, reflexionar, disfrutar de nosotros mismos y, en efecto, un baúl que alberga nuestra biografía. En otras palabras, identificamos claramente lo importante pero, ¿sabemos protegerlo?

Según datos del Ministerio de Interior, durante este año 2020 se acumulan ya un total de 32.251 robos con fuerza en viviendas y otras instalaciones. Este tipo de robo es más frecuente en viviendas unifamiliares, con el 82%, que en apartamentos, que suponen el 18% de la totalidad. Además, son los viernes y los sábados de madrugada los días en los que mayor es la actividad.

La realidad es que gran parte de la población desconoce el grado de protección de sus viviendas y, como consecuencia, no saben o no creen necesario protegerlas más.

Partimos de que ninguna cerradura es infalible, todas cuentan con mecanismos con los que poder abrirla en caso de emergencia y que son aprovechados por ladrones. Pero, en cambio, sí que existen cerraduras más seguras que otras y que les dificultan mucho el trabajo.

Una técnica muy común en los robos es el método del resbalón, que consiste en deslizar una lámina de plástico entre el pestillo y el marco de una puerta que no fue cerrada con vuelta doble. Es un procedimiento muy sencillo que tiene, también, fácil remedio, y es que aunque tengamos prisa conviene girar la llave un par de veces.

Aun así, la técnica sin duda más utilizada se denomina “bumping”. Según fuentes de la policía, más del 80% de los robos se producen con este procedimiento. Este método se engloba dentro del grupo de ataques técnicos no destructivos contra el bombín, es decir, la cerradura permanece intacta después del robo e, incluso, queda aparentemente cerrada de la misma manera en la que la dejó el propietario.

Resulta muy sencillo para el ladrón identificar, de un solo vistazo, si la cerradura es suficientemente vulnerable para introducir una de sus “llaves bumping”: herramientas especiales y compatibles con la mayoría de las cerraduras. Una vez introducida la llave, se aplica un golpe seco que hace saltar los pitones de seguridad que se ajustan automáticamente a la forma de la “llave bump” y permiten, de este modo, que esta gire con normalidad. Según algunos estudios de seguridad, 9 de cada 10 cerraduras podrían ser abiertas con el método “bumping”.

Pero, por suerte, existen maneras de dificultar la entrada de estos intrusos a nuestras casas. Por un lado, las cerraduras “anti bumping”, que cuentan con un mecanismo más complejo que las convencionales, con doble sistema de pitones y con una llave totalmente única, impidiendo, así, el uso de “llaves bumping” y, por tanto, la utilización del método.

Además de asegurar nuestra puerta, también debemos encargarnos de la imagen externa de nuestras casas. Algo muy sencillo que podemos hacer es desviar las llamadas de nuestro teléfono fijo al móvil, ya que si llaman varias veces y nadie contesta pueden asegurar que la casa está vacía.

Las redes sociales también son un factor a tener en cuenta. Si nuestra casa va a estar un periodo de tiempo vacía es recomendable evitar conectarse a redes wifi públicas y hacer trámites importantes por ellas, desactivar la geolocalización el máximo tiempo posible y, por supuesto, tener en cuenta que nuestros datos, una vez subidos a la red, son totalmente públicos.

Por su parte, la policía recomienda prestar atención por si pudiéramos encontrar en el marco de nuestra puertas pequeños trozos de plástico utilizados por los ladrones para detectar si la vivienda está habitada, ya que caen al suelo cuando abrimos.

La discreción será nuestra mejor aliada, no es necesario difundir nuestra salida. Incluso es preferible no cargar el equipaje a la vista de todos.

Por último, siempre viene bien la ayuda de algún vecino cercano o familiar que recoja el correo o avise de cualquier señal extraña.

Actualmente la información está al alcance de cualquiera que la quiera encontrar, y los métodos más comunes en estos robos, explicados al detalle en la red. Por tanto, si no mantenemos segura nuestra casa será equivalente a una tienda de campaña en la que cualquiera puede entrar y salir. Sabiendo esto, ¿podrías decir con seguridad que tu casa está protegida?

0 comments on “Como en una casa segura, en ningún sitio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: