Actualidad Política

La Izquierda Italiana consigue salvar los muebles en unas elecciones regionales marcadas por el coronavirus

El 20 y 21 de septiembre se celebró en Italia un referéndum nacional, 7 elecciones regionales y más de 1.000 elecciones locales (entre ellas la de la ciudad de Venecia).

La victoria en el referéndum da un respiro a un gobierno en apuros

La consulta trataba una de las principales promesas electorales del Movimiento 5 Estrellas (de aquí en adelante, M5S), que proponía una amplia reducción del número de diputados y senadores alegando el alto coste que este suponía para la sociedad italiana. El “sí” venció claramente con el 69,6% de los votos, para alivio del gobierno.

El Partido Demócrata (PD) de centro-izquierda llegaba a estas elecciones muy quemado. Y es que el triunfo hace poco meses en las elecciones regionales de Emilia Romagna no había sido suficiente para tapar las sucesivas derrotas que la formación había acumulado con anterioridad. La mayoría de los politólogos proveían un batacazo de la izquierda dejándose unas 3 regiones en manos de la derecha: una de ellas podía ser la Toscana, fortín izquierdista en el que llevaban gobernando desde 1970.

Para la derecha encabezada por la Lega (partido ultra-derechista) todo eran buenas noticias: las victorias que se pronosticaban, la subida en las encuestas solo aminorada por Fratelli D`Italia (partido ultra-conservador), la posible victoria en Toscana sobre la que Salvini había declarado triunfantemente lo siguiente “Por primera vez en décadas la batalla está abierta”… Pero al final, como todo en la vida, nada es como nos imaginamos.

En la Toscana, la movilización promovida por la coalición de centro izquierda encabezada por el PD surge efecto y hace que el candidato del PD (Eugenio Giani) no solo revalide su gobierno sino que incluso gane votos con respecto a las elecciones pasadas, consiguiendo el 48,65% de los votos. Mientras tanto, la candidata de la coalición de derechas (Susanna Ceccardi) se queda con un decepcionante 40,44% de los votos, a pesar de haber conseguido mejorar notablemente sus resultados. El batacazo en Toscana, como en el resto de regiones, viene a cargo del M5S, que del 15,05% conseguido en 2015 por su candidato pasa a obtener un decepcionante 6,39%. También la formación Toscana a la izquierda se pega un batacazo perdiendo el único asiento que obtuvo hace cinco años. Por último cabe destacar que dos partidos comunistas consiguen hacerse con el 2% de los votos en una región dónde hace unos 100 años nacía el Partido Comunista Italiano. El histórico Partito Comunista Italiano (PCI) consigue algo menos del 1% de los votos, mientras el joven Partito Comunista (PC) consigue algo más del 1% de los votos.

En Las Marcas se sucede un cambio de gobierno: la derecha encabezada por Acquaroli consigue obtener casi el 50% de los votos y superar ampliamente al candidato de centro-izquierda, Maurizio Mangialardi, que se queda con un escaso 37,28%. El M5S que hace cinco años se colocaba como segunda fuerza política en esta región se pega un batacazo perdiendo más de la mitad de los votos y cayendo por debajo del 10%. Esta es la segunda y última región dónde los comunistas obtienen reseñables resultados, y es que el PC consigue obtener un 1,4% de los votos, situándose como el mejor resultado en décadas de un partido abiertamente marxista-leninista (corriente ideada por Stalin) en Las Marcas.

En Apulia dónde los sondeos a pie de urna daban un empate técnico entre ambos candidatos, el candidato de centro-izquierda, Emiliano Michelle, ha conseguido una amplia victoria (más del 8% de los votos de diferencia) sobre el candidato de la coalición de centro derecha. El PD ha conseguido mantener una región que hace dos semanas se daba por perdida.

En cambio en Véneto, como se venía venir, la centro derecha ha conseguido revalidar su gobierno: sorprende el amplísimo margen con el que la ha conseguido. Y es que 3 de cada 4 votantes dieron su apoyó al popular Lucas Zaia, consiguiendo así el 76,75% de los votos, mientras el candidato de centro-izquierda se quedó en un 15,70% de los votos.

En Campania la izquierda liderada por De Luca consigue una importante victoria sobre el candidato de la derecha, que se queda muy lejos de lo que le daban las encuestas. Mientras que De Luca consigue el 69,19% de los votos, el candidato de la derecha se estanca en un 17,42% de los votos. El M5S se pega un batacazo relativo, dado que es en la única región en la que consigue superar el 10% de los votos, consiguiendo un 10,67%.

En Liguria la derecha encabezada por Giovanni Toti, periodista y líder del partido Cambiamo! consigue arrebatarle el gobierno a la izquierda, consiguiendo algo más del 55% de los votos, mientras que la coalición planeada entre el PD y el M5S fracasa completamente quedándose en un 38,82%. En tercera posición se sitúa Italia Viva, partido liberal liderado por el exministro Matteo Renzi que consigue un desastroso 2,42% pasando completamente desapercibido y quedándose sin ninguna representación.

En el Valle de Aosta, 11 horas después del cierre de urnas, no conocemos ningún dato oficial del escrutinio, aunque las encuestas a pie de urna apuntan a que los partidos regionalistas conseguirán mantener el gobierno a pesar del subidón de La Lega.

En resumen: una jornada electoral que podría haber destruido la coalición de gobierno, si esta perdía el referéndum y si el PD perdía su particular lucha contra La Lega en las diferentes regiones, ha hecho que, a pesar de la perdida de Las Marcas y la pérdida de votos a nivel nacional, el PD pueda estar más que satisfecho con los resultados. Los demócratas, a pesar de seguir acumulando derrotas, consiguen mantener las regiones más importantes y mirar con otras expectativas las próximas elecciones nacionales. La Lega, por el contrario, y a pesar de los buenos resultados cosechados en la mayoría de regiones, solo ha conseguido arrebatar una región a la izquierda en su lucha partícular contra el PD. El gran derrotado una vez más es el M5S, con una auténtica catástrofe a nivel regional que solo puede ser parcialmente tapada por el éxito conseguido en el referéndum. A fin de cuentas, se han celebrado unas elecciones que dejan muy tocado al M5S y que fortalecen al PD y a La Lega.

A veces escribo sobre política e historia. En Twitter: @NicoFernandezMa (https://twitter.com/NicoFernandezMa)

0 comments on “La Izquierda Italiana consigue salvar los muebles en unas elecciones regionales marcadas por el coronavirus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: