Cultura Literatura

Ana Santamaría: “La literatura para mí es una necesidad, un mecanismo de supervivencia”

Esta vez trazamos la luz hacia su corazón inquieto. Relatos al azar, poemas y reflexiones es lo que Ana Santamaría nos ha querido regalar con la publicación de su libro, Trazos de Luz (@trazosdeluz.as). La unión de letras y ciencias posee su nombre, ya que esta joven andaluza, de 18 años, es estudiante de Biomedicina en la Universidad de Sevilla. Además, confiesa que la escritura para ella es una necesidad y define su obra con las palabras: “luz, interior y volar”.  

Pregunta: ¿Dónde nace tu historia con la literatura?

Respuesta: En primaria tenía una profesora de lengua que cada semana nos daba una lista de palabras nuevas, nosotros teníamos que entender el significado de las palabras y hacer una historia con ellas. Cuando le parecían buenas te decía: léelo. A mi me sorprendía que, casi siempre, me tocase leerlo porque no pensaba que mis historias fuesen tan buenas. 

Tiempo más tarde vino a mi colegio Miguel Aranguren y nos ofreció la posibilidad de apuntarnos a su programa, “Excelencia Literaria”, en el que nos daba la opción de entre los dos crear un texto que estuviese perfectamente pulido. Además, gané el concurso que realizó a nivel nacional y, desde ahí publico en los medios de comunicación que tiene asociados.

P: ¿Cómo surgió Trazos de luz? ¿A qué se debe ese título?

R: Como he mencionado, yo seguía publicado en los medios de comunicación asociados a Miguel Aranguren. Un día mi padre me propuso que hiciese un recopilatorio de los relatos publicados y los que no, y así crear mi propio libro. La verdad es que me pareció muy buena idea, no lo dudé y me puse con ello.  

Respecto al nombre, Trazos de Luz, me costó mucho decidirlo. Me pareció una buena opción porque lo que hago con un relato es intentar comprender cosas que pasan o que me ocurren a mí. Es una manera de buscar la luz, la comprensión de las personas al leer mis palabras mientras lo trazo, es decir, mientras le doy forma. Aunque realmente lo que mejor define el libro es “A todos los corazones inquietos”, título de la introducción. 

P: Es curioso que una estudiante de Biomedicina se decante por publicar un libro, ¿nunca has pensado en estudiar o dedicarte a algo más relacionado con la literatura, o siempre has sabido que esto para ti era un hobby?

R: Si te soy sincera, yo tampoco lo entiendo. Mucha gente me pregunta que por qué no me dedico a las letras, pero la verdad es que no me atraen nada. Me encanta la ciencia. 

Aunque debo reconocer que la literatura para mí, más que un hobby, es una necesidad. Me ayuda a comprender las cosas y aclarar mis ideas. El hecho de poner por escrito mis pensamientos me relaja, es una forma de canalizar las malas energías que pueda tener dentro. Es un mecanismo de supervivencia. Lo necesito y, convertirlo en mi trabajo quizá podría hacer que perdiese esa capacidad de liberarme mientras escribo.

P: ¿Cómo describirías el proceso de producción del libro?

R: La verdad es que fue bastante sencillo. Mi tarea fue recopilar todos los relatos que ya tenía. No escribí nada nuevo para el libro, algunos los tenía publicados y otros los tenía “más secretos”, ya que nadie los leyó hasta que no salieron a la luz. Donde tuve que trabajar un poco más fue en la edición, sobre todo en definir el orden de los relatos. 

También debo reconocer que cierta parte de la facilidad que ha supuesto la publicación viene de la mano de la editorial, Magasé, y del editor, Fernando Mañes.

P: Vemos que el libro viene acompañado por las ilustraciones de Claudia Fernández, ¿qué significado tiene esto para tu obra?

R: Mi amiga Claudia Fernández pinta muy bien, me pareció bonito que el libro fuese hecho por dos personas que les gusta el arte. El objetivo que perseguíamos era mutuo, hacer algo bonito y, además, que pudiese ayudar a la gente. Debo decir que no le he dado ninguna pauta, simplemente le di los relatos y ella realizó unos bocetos que a mi me encantaron. Supo entender muy bien lo que yo quería transmitir. Fue muy fácil trabajar con ella. 

P: ¿Por qué elegiste esa portada? ¿Qué buscabas transmitir?

R: La portada la hizo Patricio Hidalgo, él supo captar lo que quería transmitir con el libro. Para mí es una representación exacta de lo que sentía, es un camino difuminado con huellas que te llevan hacia una persona. Al final, eso es lo que sucede con las palabras, dejan una huella en el camino que has creado con el fin de transmitir algo. Representa la palabra escrita y todo lo que ello implica.

P: ¿Cuál es el relato con más significado para ti? ¿Por qué?

R: Para mí es “La burbuja”. Es una conversación conmigo misma, es el único en el que la protagonista tiene mi nombre. Habla de una lucha interna que tengo constantemente y en la que no quise esconder nada, lo plasmé tal y como lo sentía. Intenté transmitir un debate interno, que siempre tengo conmigo, en una conversación de dos personas. Fue una manera de abrirme y mostrarme. 

P: ¿Los fines recaudados son para ti o buscabas ayudar a otras personas?

R: Los fines recaudados son para una Asociación que financia la investigación del cáncer infantil, se llama Asociación Pablo Ugarte. La conocí porque escribí el prólogo de un libro benéfico que iba destinado a diferentes asociaciones, me puse a investigar y esta fue la que más me gustó. Lo que más me llamó la atención es el hecho de que financie investigación, debido a la cercana relación que tiene con lo que estoy estudiando. Era una bonita manera de hacer una conjunción de todo.

P: ¿Cómo ha afectado la COVID-19 a la publicación del libro?

R: A la publicación como tal no ha afectado porque se publicó en enero, pero no he podido dar a conocer el libro. La COVID-19 solo me ha permitido hacer una presentación del mismo. Ahora intento darle voz a través de redes sociales, actividades online o del blog: https://www.magaseediciones.com/tienda/trazos-de-luz/

También me gustaría añadir que, aunque me encantaría ganar dinero para destinarlo a la Asociación, nunca he tenido la intención de ganar fama. Simplemente es algo que siempre he querido hacer, dar a conocer todo lo que tengo dentro y así poder ayudar a otras personas.

P: ¿La obra va destinada a un público en concreto o es para cualquier persona?

R: Es una obra para todo el mundo, aunque todos los textos tienen un fondo detrás. Realmente no son solo relatos para entretenerse, sino que son reflexiones. Obviamente, los puede aprovechar más una persona que después decida pensar y meditar sobre ellos, pero eso no significa que sean para un público en concreto. 

P: Si tuvieras que describir el libro en tres palabras, ¿cuáles serían y por qué?

R: Una sería luz, porque es lo que te hace ver. A mí escribir me hace ver cosas que, quizá, no descubriría si no lo hiciera. Todo lo que hay en el libro lo he conseguido descubrir por el hecho de ponerme a reflexionar antes de relatar, eso me ha dado luz. Otra palabra sería interior, porque cuando escribo siempre profundizo, me meto dentro de mí, me encuentro a mí misma. Es un viaje al interior, no solo al mío por escribirlo, sino al de cada persona que se ponga delante de él y me acompañe en las reflexiones. Y finalmente, diría volar. Es una palabra que aparece bastante en el libro, ya que es un concepto que representa que para escribir uno tiene que explorar, dejarse llevar. 

P: ¿En el libro los relatos que podemos leer se tratan de historias personales, vivencias de otras personas o simplemente fruto de la imaginación? 

R: Hay una mezcla de todo, pero la verdad es que la mayoría son reales. Cosas que me han sucedido a mí, a una persona que quiero, incluso una canción, una película, un cuadro… Todos salen de una experiencia, pero es verdad que tienen un porcentaje de imaginación. 

P: ¿Qué le dirías a una persona que va a leer por primera vez tu libro?

R: Yo le diría que cuando lea un relato no piense que es un cuento para niños, sino que piense que hay una idea o un sentimiento al cual le he dedicado un tiempo. Algo que me ha hecho sufrir o me ha hecho feliz, por tanto, que profundice en ello. 

P: Por último, ¿habrá una segunda obra o de momento no lo tienes planeado?

R: De momento no tengo pensado un segundo libro. He intentado escribir en formato largo, una novela, pero ha sido imposible. Lo mío es lo breve. Hasta que no tenga más relatos no me plantearía la idea de publicar un segundo libro. De momento, quiero disfrutar y que disfruten de Trazos de Luz. 

0 comments on “Ana Santamaría: “La literatura para mí es una necesidad, un mecanismo de supervivencia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: