Cultura Opinión Series

Joselito, Cristina, Veneno

Desde su dura infancia en Adra hasta su funeral soñado, así ha sido el recorrido que Javier Ambrossi y Javier Calvo han regalado a todos los seguidores de Cristina, La Veneno. Una historia que supone un antes y un después en el tratamiento de un colectivo que ha sido ridiculizado durante más de 40 años en este país, tal y como afirmaba Valeria Vegas en el evento organizado por AtresPlayer Premium para recibir la última entrega de Veneno.

Sería demasiado caprichoso resumir la serie en un artículo. Veneno es historia transexual, de segundas familias, inocencia, juventud, transformación, fama, soledad y cientos de adjetivos más, que hacen de la serie toda una obra de arte. Los Javis han cuidado los detalles de una vida que es preciosa, pero difícil de contar. Sin caer en el morbo y el sensacionalismo, ellos lo han conseguido. Un trabajo que se vio interrumpido por la pandemia y que ha finalizado hace unos días con la emisión del último capitulo.

La serie centra el argumento en el libro Digo! Ni puta ni santa que Valeria Vegas (Lola Rodríguez en la serie) escribió a Cristina. Ambos personajes viven un proceso de transformación en la serie. Por un lado, conocemos a Joselito, a Cristina y a Veneno, que evolucionan a lo largo de la serie, y por otro lado somos partícipes de cómo Cristina cambia la vida de Valeria Vegas.

El capítulo final pone el broche de oro a una serie que ha cambiado un trocito de la vida de todos los que la han disfrutado. Jedet, actriz de la serie, afirmaba durante el evento de AtresPlayer Premium que habían puesto su granito de arena para todas las que están por venir.

Este párrafo contiene spoilers del capítulo final.

Un capítulo final que lejos de caer en el morbo y el sensacionalismo se centra en la fantasía. Un funeral que convierte las cenizas en purpurina y que hace brillar a Cristina. La pregunta “¿Es bonita mi vida, Valeria?“ pasará a la historia ligada a la respuesta de esta “Es preciosa, Cristina“. “Pues léemela otra vez“, es una frase final clave, que hace referencia a que por mucho que pase el tiempo, Cristina, su vida y su historia permanecerán.

Fin de los spoilers.

Escena Final de Veneno | Fuente: Magazinema

Hay algo que de manera involuntaria ha marcado de la vida de la Veneno, su familia. En capítulos anteriores hemos podido ver cómo Cristina quería hablar con su madre constantemente. Pero Cristina no solo tuvo una familia, tuvo otra en Madrid, y me atrevo a decir que mucho más importante y necesaria. Paca la Piraña, en el más profundo papel de madre protectora, Valeria Vegas, en el papel de hermana pequeña, y muchos otros personajes que de alguna manera forman parte de la familia de Cristina, la Veneno.

La incultura habla de prostituta, analfabeta y ordinaria, pero Cristina fue mucho más que eso. Una persona que luchó por sus sueños, cayendo para levantar las alas de nuevo, y caminando para que hoy en día todos pudiéramos correr.

Cristina, tu vida igual no fue preciosa o la que alguien como tú se merecía, pero sí fue una vida digna de contar.  Joselito, Cristina, Veneno; allá donde estéis, gracias.

0 comments on “Joselito, Cristina, Veneno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: