Cultura Música

El trap como proceso de transculturación

El trap es un género musical que encuentra su origen en la revolucionaria década de los 90; época en la cual, corrientes musicales como el grunge aparecieron en la escena global de la música, rompiendo así con la escena más disco del decenio pasado. Hoy en día, el trap se ha asentado como líder de los éxitos musicales, y las canciones de traperos y traperas suelen llegar a ser número uno, especialmente en España. Se trata de un género que, como muchas otras artes pictóricas, no ha seguido una evolución lineal y cada cultura lo ha reinventado. Esta noción de reinventar un suceso artístico podría asociarse al término acuñado por Fernando Ortiz: la transculturación.

El término “trap” encuentra su origen etimológico en una palabra del argot inglés trap house que hace referencia al lugar donde se vende droga de forma ilegal. Esta noción callejera y de realidad cruda se encuentra íntimamente relacionada con lo que transmitía el género musical en sus inicios: la calle, la escasez y la pobreza entre los jóvenes del siglo XX y XXI, las drogas, el sexo, etc. El trap nace en el sur Estados Unidos en la década de los años 90 de la mano de la cultura del hip hop y del rap. Nace como una cultura underground, la cual tenía lugar lejos de las instituciones, en la propia calle. Nace de la mano de estos barrios empobrecidos, aunque poco a poco se va popularizando en la escena musical americana. Especialmente en la relacionada con el rap.

Inicios del trap en el sur de Estados Unidos. Magnet

Este fervor por las canciones rapeadas, con autotune y su característica estable base rítmica se extienden por todo Norteamérica llegando primero a Puerto Rico y posteriormente al resto del continente latinoamericano y a Europa. En Latinoamérica, el trap llega como un género urbano que revoluciona el género imperante latino, el reguetón; lo cual da lugar al surgimiento del trap latino, con exponentes de proyección global como Bad Bunny, que es de origen puertorriqueño. El trap se convierte en un fenómeno global a partir de 2015, año en el cual ya ha generado una gran escena en las grandes metrópolis españolas: Barcelona y Madrid. Aunque la escena trap española nace más bien ligada al mundo del rap, como en EE. UU., que no al reguetón latinoamericano. Llega rápidamente desde Latinoamérica debido a los fuertes lazos que unen a estas dos regiones, desde su historia de dominación y opresión colonial desde el siglo XV o el simple hecho de tener español como lengua común, hasta la actual migración latinoamericana hacia España.

Ahora bien, ¿es la escena del trap llegada a España el resultado de un proceso de transculturación? La transculturación hace referencia a la noción que presentó el antropólogo cubano, Fernando Ortiz, en la cual presenta la cultura como un proceso y no como un resultado. El autor plantea que los intercambios culturales no suponen la supresión o la eliminación de una de las dos culturas, como muchos otros antropólogos habían sugerido, sino que se crea una sinergia entre estas dos culturas, un diálogo, un intercambio tanto destructivo como constructivo.

La cultura es esencialmente un intercambio de experiencias, un constante aprender y un constante enseñar; donde un pueblo siempre toma de otros a la vez que todos toman de uno. – Fernando Ortiz (1940)

Por lo tanto, el autor cubano reconoce que, en estas zonas de contacto cultural, se produce un suceso de pérdida de cultura precedente (desculturación) y, a su vez, la creación de nuevos fenómenos culturales (neoculturación). Estos conceptos los podemos apreciar en el caso del trap latino y español, ya que la música en el continente latinoamericano y en la Península Ibérica antes de la llegada del trap estaba dominada por la escena del reguetón. Ahora bien, ¿se perdió por completo la cultura reguetonera? En absoluto, los artistas perdieron parte de ella, pero incorporaron estos nuevos sonidos y ritmos a sus composiciones.

Este proceso de desculturación y neoculturación se ha dado desde que se iniciaron los contactos a nivel global, incluso antes del colonialismo del siglo XV. La transculturación estuvo presente, por ejemplo, en la llegada árabe a la Península Ibérica en el 711, puesto que era el encuentro de diferentes culturas en las que se producía un intercambio, una pérdida y una construcción mutua.

Para la transculturación no solo las expresiones artísticas son las que entran en el juego, sino que también influyen otra serie de factores: el contexto histórico, la realidad social del lugar y, también, el contexto tecnológico en el que se produce esta transculturación. Esto se puede apreciar claramente en el mundo del trap, cuya expansión ha sido exponencial gracias a la democratización del acceso a la música, que ha sido de la mano de las redes sociales.

Un intercambio cultural, según el autor Fernando Ortiz, es ambivalente, puesto que crea y destruye cultura. Es interesante cómo el transculturalismo rompe con la idea de pureza cultural que, tristemente, sigue presente en los discursos vacíos de muchos políticos españoles. Esta pureza cultural es inexistente y jamás ha existido; toda cultura, incluso la que se denomina vanguardista, bebe de otra; y esta de la que la primera bebe, también emana de otro encuentro cultural. Habría que recordar cómo el trap nace desde abajo, por eso sus expresiones audiovisuales siguen teniendo toques lo-fi y home made. En sus inicios, hacía alusión a realidades juveniles crudas que hoy también siguen presentes, como la precarización laboral de los jóvenes o la normalización de la cultura de la droga. Ahora que el trap se ha “institucionalizado”, pues ha sido social y culturalmente aceptado por el público, ha perdido la base de sus orígenes más crudos y reales para convertirse en el nuevo pop.

0 comments on “El trap como proceso de transculturación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: