Las aglomeraciones que podrían provocar un paso atrás en la evolución positiva de la pandemia

0
13

Con motivo de la llegada de las fiestas navideñas y las compras del Black Friday, las calles de España colapsaron el pasado fin de semana convirtiéndose en paseos multitudinarios donde se aglomeraron decenas de personas a pesar de la grave situación que está viviendo el país, embarcado en la segunda ola de la Covid-19.

Durante la semana pasada, las grandes ciudades comenzaron a iluminarse, creando gran expectación entre la población e inaugurando la época navideña. Además, la llegada del Black Friday revolucionó a la sociedad, con descuentos de hasta un 70% en grandes marcas a lo largo de la semana.

Con una gran incidencia de contagios y tasa de fallecimientos, una parte de la ciudadanía paseaba sin cumplir con el distanciamiento social, sin evitar concentraciones masivas y, en algunos casos, sin mascarilla, provocando grandes aglomeraciones. Las redes sociales se llenaban de indignación y protestas tras los acontecimientos, por lo que políticos y organismos oficiales tuvieron que dar la cara.

La ciudad de Madrid ha sido una de las más perjudicadas en cuanto a aglomeraciones. El gran alumbrado navideño se produjo el jueves 26 de noviembre a las 18:00h, iluminando más de 200 calles. El recorrido por éstas ha sido una de las principales motivaciones de los madrileños para concentrarse en calles tan transitadas como Preciados o Gran Vía. Las horas en las que las calles madrileñas se vieron más afectadas fueron de 18:00h a 22:00h aproximadamente, causando un gran revuelo por redes sociales.

La Comunidad Autónoma de Madrid actualmente se encuentra con 18 zonas sanitarias con restricciones de movilidad (el lunes serán solamente cuatro zonas) y cuenta con una incidencia de contagios cada vez menor, aunque sigue por encima de los 200 por cada 100 000 habitantes.

El Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que no quiere que se repita la situación del fin de semana pasado, por lo que se compromete a llevar un control policial más riguroso. El pasado 27 de noviembre, se presentó el dispositivo especial de Navidad, que se prolongará hasta el 7 de enero. Las zonas más frecuentadas durante la época navideña, como son Callao, Sol o la Plaza Mayor, y las zonas comerciales con más afluencia como Gran Vía o Preciados; dispondrán de un refuerzo policial que, en función del día, constará de 75 a 100 agentes más. El miércoles se anunció, asimismo, que se reforzará el dispositivo de seguridad durante el puente con 50 agentes más. Además, el plan contempla hacer controles de aforo, cortes de tráfico puntuales y ampliar los sistemas de vigilancia.

El transporte público también está en el punto de mira, por lo que según fuentes del suburbano madrileño, podrían cerrarse algunas estaciones de metro si se producen aglomeraciones en su exterior. Se harán controles de aforo, y puede que se corte el tráfico de Gran Vía, dejando solo circular a autobuses de la EMT, unidades de transmisión y producción audiovisual, medios turísticos o aquellos que se dirijan a alojamientos de la zona. La Comunidad de Madrid también ha contemplado la posibilidad de reestablecer el plan de hace dos años de Manuela Carmena, exalcaldesa de Madrid. Este consistía en establecer un único sentido en las calles peatonales que conectan con Sol, como Preciados y Carmen, e implantar señales luminosas.

Ante todo el revuelo generado en las redes sociales, figuras políticas se han visto obligadas a dar explicaciones sobre los acontecimientos. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, fue uno de los primeros en hablar en diferentes medios el lunes 30 de noviembre. Ante unas breves preguntas de La Sexta explicó que, aunque las imágenes que se vieron fueron «alarmantes», «el dispositivo de seguridad funcionó a la perfección». Dice ser consciente del revuelo que han generado tales imágenes, por eso apela a la responsabilidad de los madrileños y a que sean conscientes de la situación sanitaria: «limitemos los desplazamientos a aquello que sea imprescindible, porque no podemos bajar la guardia» ya que, como explica, «limitar el aforo en las vías públicas es casi inasumible».

Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, también habló para La Sexta declarando que prefiere que los ciudadanos «estén en la calle que en casa, que es donde hay más riesgo. Temo la concentración de gente en espacios cerrados, que la gente salga a la calle no es el problema, el problema está en las casas, que es ahí donde está el foco, no en la calle ni en el transporte público».

Por otro lado, Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid declaraba en Telemadrid que «aunque no haya habido incidentes», para ella son «demasiadas personas». A su juicio, las imágenes son «inquietantes» y cree que «no nos deberíamos confiar».

Calle Preciados | Fuente: Víctor Lerena, EFE

Otra de las ciudades más perjudicadas por las aglomeraciones fue Málaga, concretamente la calle Larios, dónde se podía contemplar este fin de semana un espectáculo lumínico que comenzó el viernes 27 de noviembre.

Ante las imágenes que alertaron a parte de la sociedad, el Ayuntamiento de Málaga, en concreto el concejal Avelino Barrionuevo, se ha pronunciado y no descarta, si es necesario, cortar el acceso a la calle Larios a determinadas horas. Otra de las posibles medidas que están sobre la mesa es realizar el encendido lumínico diario a horas diferentes, así como trasladar atracciones y títeres. Ya por último, también se plantean vallar el Árbol de los Deseos. Además, se ha confirmado que para el puente de la Constitución las patrullas policiales se verán ampliadas, de manera que se desplegarán más de 200 agentes por el centro de la ciudad.

Calle Larios | Fuente: Daniel Pérez, EFE

Barcelona, otra de las principales ciudades españolas, fue también de las más castigadas en cuanto a concentraciones. El encendido lumínico, que cuenta con un recorrido de más de 100 kilómetros para reactivar el comercio, comenzó la tarde del jueves 26 de noviembre. Las imágenes no fueron tan polémicas, pero se criticó el comportamiento de los ciudadanos que llenaban las terrazas de Plaza Cataluña, el paseo de Las Ramblas y la avenida de la Puerta del Ángel.

Avenida de la Puerta del Ángel | Fuente: Eric Fontcuberta, EFE

Actualmente, se está a la espera de las imágenes que nos pueden dejar este puente tras las declaraciones de la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, que apeló a la responsabilidad y al sentido común para evitar escenas como las de la semana pasada.

Deja un comentario