2020, un año repleto de predicciones

0
18

A medida que pasan los años, nuevas profecías y teorías conspirativas salen a la luz dejando entrever que realmente hay personas que podrían prever el futuro. Este año las predicciones no han sido menos, más aún con la situación sanitaria a nivel internacional que estamos viviendo. Por ello, las redes sociales harían saltar las alarmas con diferentes obras literarias, Los Simpson y profecías de Nostradamus.

2020 se podría describir, a juicio de muchos, como una año caótico y desastroso en el que ha primado la enfermedad y la crisis. Desde graves incendios en Australia hasta una crisis sanitaria que pararía el mundo. Sin duda, de lo que más se ha hablado este año es de la pandemia, dando lugar a la creación de teorías conspirativas a raíz de posibles predicciones sobre ella y sobre el año en general. Las especulaciones han sido diversas, pasando por diferentes personajes y épocas que pasaremos a analizar.

Los ojos de la oscuridad

Con la llegada del coronavirus, el libro Los ojos de la oscuridad de Dean Koontz ha acaparado todas las miradas ya que se dice que predijo la pandemia. Los ojos de la oscuridad, novela publicada en 1981, cuenta la historia de una madre que trata de saber si su hijo se encuentra con vida a través de una búsqueda y una serie de investigaciones. La expectación llegó cuando un lector se dio cuenta de un fragmento, mientras el virus se expandía internacionalmente. En la página 333 se alerta de un virus creado por científicos chinos, llamado Wuhan-400, que se utiliza como arma biológica.

«Fue por entonces que un científico chino llamado Li Chen desertó a los Estados Unidos, llevando un registro en disquete de la nueva arma biológica más importante y peligrosa de China en una década. La llaman ‘Wuhan-400’ porque fue desarrollada en sus laboratorios de ARN en las afueras de la ciudad de Wuhan, y fue la cuarta cepa viable de microorganismos creados por el hombre en ese centro de investigación. Wuhan-400 es el arma perfecta. Sólo afecta a los seres humanos. Ninguna otra criatura viviente puede cargarla. Y como la sífilis, Wuhan-400 no puede sobrevivir fuera de un cuerpo humano vivo por más de un minuto…»

Koontz describe en la trama al virus con una tasa de mortalidad del 100% atacando al tejido cerebral e inhabilitando todas las funciones del cuerpo humano. La enfermedad es fulminante, las personas infectadas no son capaces de sobrevivir más de 24 horas, de hecho, la mayoría fallece a las 12 horas de haber contraído el virus. La incubación es de cuatro horas y se especifica que es incluso peor que el Ébola.

Todos estos datos hicieron saltar las alarmas, calificando incluso a Koontz de vidente. Las coincidencias son obvias: la Covid-19 se originó en Wuhan causando una pandemia, al igual que Wuhan-400. Pero lo que realmente llamó la atención es que sea catalogada como arma biológica, ya que se han dado numerosas teorías que afirman que el coronavirus fue creado en uno de los laboratorios de Wuhan para desestabilizar la economía mundial, sobre todo la americana. Actualmente China está haciendo vida normal mientras que la mayoría del planeta se ve embarcado en la segunda ola de la pandemia, cosa que hace dudar a aquellos que apoyan la teoría del arma biológica.

Sin embargo, no podemos decir que Wuhan-400 es el mismo virus que la Covid-19 aunque haya alguna coincidencia. Wuhan-400 tiene una mortalidad del 100%, mientras que el coronavirus tiene una tasa de mortalidad de entre el 1’2% y 2%, además de poseer un período de incubación de alrededor de una semana, mientras que el virus de la novela es de cuatro horas únicamente. Por otro lado, no hay ninguna prueba a día de hoy de que el coronavirus se ha creado en un laboratorio y se ha usado como arma biológica. Además, la Covid-19 afecta al sistema respiratorio, mientras que el del libro, al sistema encefálico.

Por último debemos mencionar que en un principio el virus no se llamó Wuhan-400, sino Gorki-400. Esto es porque la novela estaba ambientada en la Guerra Fría, situando la creación del virus en la ciudad rusa de Gorki. El nombre se cambió en 1989, pero el escritor todavía no ha dado declaraciones sobre las coincidencias de su libro con la situación actual.

Fin de los días: predicciones y profecías sobre el fin del mundo

Siguiendo con la literatura, fue en plena crisis sanitaria cuando saltaron las alarmas de nuevo en las redes sociales por la obra Fin de los días: predicciones y profecías sobre el fin del mundo. La escritora de este libro es Sylvia Celeste Shoemaker, también conocida como Sylvia Browne. Sylvia Browne fue reconocida sobre todo por alardear de tener dotes visionarias, llegando a trabajar como médium y vidente. La ensayista declaró que comenzó a tener premoniciones a los cinco años, premoniciones que plasmaría en 2008 en el libro que se posicionó durante el principio de la pandemia en el segundo puesto del ranking de los más vendidos en Amazon. El motivo de su viralidad se encuentra en la página 312, en un fragmento donde habla de una enfermedad parecida a la Covid-19. Kim Kardashian fue una de las que se alertaron, por lo que subió el fragmento en cuestión a Twitter.

«Alrededor de 2020, una enfermedad grave similar a la neumonía se extenderá por todo el mundo, atacando los pulmones y los bronquios y resistiendo todos los tratamientos conocidos. Casi más desconcertante que la enfermedad en sí será el hecho de que de repente desaparecerá tan rápido como llegó, atacará de nuevo diez años después y luego desaparecerá por completo.»

Las coincidencias con la situación actual son claras. Además del año, la Covid-19 es una enfermedad respiratoria que puede derivar en una neumonía en algunos casos y que parece que desaparecerá rápido, ya que la vacuna se está poniendo en países como Estados Unidos o Reino Unido a día de hoy. En el párrafo anterior al señalado, también menciona una enfermedad que se expandió en 2010, que varias personas asocian con la Gripe-A. Muchos lo verán como una profecía y otros como una simple casualidad, pero para poder llegar a conclusiones debemos saber que la autora falló en muchas visiones a lo largo de su vida, e incluso fue encarcelada por fraude. De hecho, en el libro se cuenta que el catarro común desaparecería en 2010 y en 2020 desaparecerían las personas ciegas y sordas, el cáncer, la anorexia y la bulimia; cosa que claramente no es cierta. Lamentablemente, la escritora falleció en 2013, aunque ella predijo que moriría más tarde y la incógnita sobre sus dotes visionarios quedará para siempre.

‘Los Simpson’

La serie animada más popular de la historia de la televisión, Los Simpson, también ha sido señalada en varias ocasiones de predecir importantes sucesos. Uno de los más impactantes fue el del atentado del 11S, que se suma a una larga lista de posibles predicciones. Pero nos vamos a centrar en los sucesos de este año que han podido ser predichos por los creadores de la serie, que no han sido pocos.

En primer lugar, hay un capítulo que estuvo en el punto de mira ya que guarda muchas similitudes con la pandemia actual y con la plaga de avispas asesinas asiáticas que se dio a principios de año. Este es el capítulo 21 de la cuarta temporada, Marge encadenada, estrenado en 1993. En él se muestra como un trabajador en Osaka, Japón, estornuda en un paquete que envía a varios ciudadanos de la ciudad de Springfield, asegurando que tiene gripe. Cuando los paquetes llegan y son abiertos, el virus se empieza a expandir con rapidez por toda la ciudad. Los ciudadanos reclaman una vacuna, a lo que un médico asegura que «la cura es el descanso». Por ello, los vecinos se enfadan y tiran un camión que contiene avispas asesinas. Si lo comparamos con este año, las similitudes están presentes, y más con el virus de la Covid-19: proviene de Asia, se expande con rapidez y se exige vacuna rápida, resumidamente.

Siguiendo con las posibles predicciones de la pandemia, se especula también que han predicho tanto el toque de queda, como la Navidad. En el episodio 11 de la décima temporada, A un Bart Salvaje nadie puede destrozarlo, el jefe Wiggum establece un toque de queda y asegura que «cualquier niño que sea visto al caer la noche recibirá un disparo sin más, o será devuelto a sus padres; según la situación lo requiera». La coincidencia vuelve a ser obvia: en España y muchos otros países europeos hay toque de queda a consecuencia de la segunda ola de la pandemia. Además, hay otro episodio, el décimo de la temporada 11, Pequeña gran mamá, donde el personaje Ned Flanders le dice a sus hijos que ese año «las navidades tendrán que ser imaginarias». Esto se podría comparar con las declaraciones del ministro de Sanidad, Salvador Illa: «Estas Navidades serán diferentes, nos esperan seis meses complicados», y con todas las medidas sanitarias que se están tomando a nivel internacional por la crisis sanitaria y la llegada de las fiestas navideñas.

Concluyendo con Los Simpson, hay también teorías que afirman que predijeron la aparición de los populares peluches de pulpos reversibles de este año. Esto es por el episodio número 11 de la temporada 19, Ese Show de los 90s de 2008. En el episodio vemos como Homer y Marge están separándose y repartiendo sus pertenencias. El problema llega cuando ambos se quieren quedar con el pulpo de peluche, el cual acaban rompiendo haciendo que su sonrisa se convirtiese en una mueca de tristeza. El parecido es más que razonable a juicio de muchos, aunque otros lo ven como una mera casualidad.

Pulpos reversibles | Fuente: La Oficial

Ante todas estas especulaciones sobre si realmente los creadores habían visionado el 2020, uno de los guionistas de la serie, Bill Oakley, se ha pronunciado: «Supongo que sí lo hicimos».

Nostradamus

Michel de Notre-Dame, conocido como Nostradamus, fue uno de los más famosos personajes del siglo XVI. Comenzó ejerciendo de boticario y astrólogo privado mientras escribía numerosos libros de profecías. Se codeó con personas de la aristocracia como Catalina de Médici, a las que aseguraba poder saber su futuro a través de su horóscopo. Entre sus publicaciones, destacó su obra Las Profecías, dividida en cuatro ediciones diferentes que comenzaron a publicarse en el año 1555.

Como su propio nombre indica, en su obra encontramos profecías varias escritas en cuartetos con un lenguaje metafórico y críptico, ya que se dice que estaba siendo perseguido por la Inquisición, por lo que no podía ser muy explícito. De Nostradamus siempre ha llamado la atención como con sus textos conseguíamos ver situaciones que han pasado realmente, como la Guerra Civil española, en la centuria IX, 16:

Del castillo Franco saldrá la Asamblea.
El embajador no agradable hará cisma,
Los de Ribera estarán en la refriega:
Y al gran abismo negarán la entrada

Pero este año han sido objeto de debate otros cuartetos y presagios que parecen aproximarse a la situación de crisis sanitaria actual. En primer lugar, llamaba la atención la centuria II, 53:

La gran peste de la ciudad marítima
No cesará hasta que muerte sea vengada;
Del justo sangre tomada condenada sin acusación
De la gran dama por simulación no ultrajada.

El revuelo viene a raíz de mencionar una epidemia y la ciudad marítima, ya que se sospecha que el coronavirus comenzó a expandirse en un mercado de Wuhan, donde el marisco es muy popular. Aunque también se asocia a la Peste de Marsella de 1720.

Otro de sus fragmentos más llamativos fue el de la centuria IX, 55:

La horrible guerra en Occidente se prepara,
Al siguiente año llegará la pestilencia
Tan fuerte y terrible que joven, viejo y bestia,
Sangre, fuego, Mercurio, Marte, Júpiter, en Francia.

Como se cita, la guerra se está preparando en Occidente, lo que hará que al año siguiente llegue una epidemia. Hay muchos que han asociado esto a la teoría que refuerza que China tenía el virus preparado para convertirse definitivamente en la primera potencia mundial, haciendo que Occidente se desmorone. Aunque, como en el caso anterior, se asocia también a la Gripe Española de 1918.

Por último, la llegada del Tercer Anticristo mencionada en la centuria VIII, 77, provocaría una guerra de 27 años:

El anticristo tres muy pronto aniquilado
Veinte y siete años durará su guerra
Los heréticos muertos, cautivos exilados,
Sangre cuerpo humano agua enrojecida granizar tierra. 

Reforzando la teoría de la centuria anterior, hay muchas que afirman que estamos ante la Tercera Guerra Mundial, una biológica, causada por China, que hará que la sociedad tenga que depender de ella tal y como ha pasado a la hora de comprar material sanitario al principio. De todas formas, esto solo son teorías y no hay nada demostrado, y más con el lenguaje tan metafórico que utilizaba el autor.

Nostradamus | Fuente: El Mundo

Concluyendo, las teorías y profecías siempre han existido, pero todavía la ciencia no ha sido capaz de demostrar la veracidad de estas. Por ahora, mantendremos la incógnita.

Deja un comentario