Ibai Llanos: “No quiero que la gente que me mira sea como yo”

4
568
Ibai Llanos y Jordi Évole durante la entrevista
Ibai Llanos y Jordi Évole durante la entrevista. Fuente: Atresmedia

Ibai Llanos, el famoso streamer de Twitch y Youtube, se abre con Jordi Évole en un nuevo programa de Lo de Évole

La noche de este pasado domingo se retransmitió la esperada entrevista de Jordi Évole a Ibai Llanos, famoso youtuber y streamer de Twitch convertido en los últimos años en una de las principales referencias para las generaciones más jóvenes. Durante el programa, se han tratado distintos temas que van desde la infancia del propio Ibai a una breve llamada con el ex-ministro de Sanidad y candidato a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa.

Los orígenes de esta entrevista se remontan al pasado 27 de diciembre, cuando el famoso periodista Jordi Évole participó en un directo de Ibai y, hablando de la entrevista que le había hecho a Messi, el streamer se ofreció a participar en la nueva temporada de Lo de Évole, cuestión que el periodista aceptó encantado. Un mes más tarde, se publicaba en varios medios la presencia de Évole en la recientemente estrenada casa del streamer, lugar donde se grabó todo el material de la entrevista.

La vida de Ibai: casa nueva y los amigos de siempre

“¿Sabías que esta casa era la de Samuel Eto’o?”. Esta es una de las primeras preguntas de Évole en una primera parte del programa donde Ibai habla de su día a día, sus rutinas y de su nuevo hogar que al mismo tiempo lugar de trabajo donde él y sus conocidos compañeros (Werlyb, BarbeQ, Reven y Ander) realizan la mayoría de sus streamings.

De hecho, otra de las preguntas realizadas al inicio de la entrevista consiste en saber en qué consiste exactamente la forma en la que se ganan la vida. Ibai responde que un streamer es un “creador de contenido que vive a base de hacer directos en una plataforma y de su actividad en las redes sociales”, algo desconcertante, asegura Évole, para mucha gente de una edad más avanzada que estaba viendo el programa.

En ese sentido la casa les resulta de una enorme utilidad ya que, como asegura Ibai, “en España no hay casas diseñadas para streamear”. Así que pese a su alto coste (unos 14.000 euros al mes), además de ser un hogar temporal, les permite hacer todo tipo de directos que van más allá del contenido típico, como “cocinar, jugar al pádel o simplemente charlar o ver vídeos”. 

Esto es algo que el entrevistador ya conocía, porque justo después reconoce que está “un poco celoso, porque mi hijo pasa más tiempo viendo tus vídeos que conmigo”. Argumenta además que, del mismo modo que él lo está viviendo, muchos padres deben tener la misma sensación.

Con este asunto, Ibai Llanos lo tiene claro: “Yo intento tener un directo entretenido e intento afrontarlo de forma positiva. Hay mucha gente que quiere evadirse de todas las mierdas que tiene en su vida. Al padre le diría que se quedase porque es importante que conozca el gusto de sus hijos y por veinte minutos o media hora puede sacar alguna conclusión positiva… o va a decidir que le doy igual”. Aunque al final reconoce que “si yo fuera un padre y mi hijo viera a alguien como yo, probablemente lo criticaría”.

“Al principio no se sabía que con esto se podía ganar dinero, era solo para chulear con los amigos”

Un tema importante para Évole es saber cómo Ibai llegó hasta dónde está ahora. “Empiezo en 2010 en un canal de Youtube con mis amigos cuando ni se sabía que se podía ganar dinero, solo para chulear con los colegas” le cuenta Ibai. También explica que  jugaban “desde que nos despertábamos hasta la hora de dormir”, incluso “16 horas o más en los días más bestias”.

Esta afirmación sorprendió mucho al entrevistador, que no pudo evitar enseñarle un vídeo. Allí aparece Ibai presentando la fase final de League of Legends, frente a un auditorio entero coreando su nombre. “Yo recuerdo que ver el escenario de cara impacta una barbaridad, una responsabilidad tremenda y muchísima gente. Durante unos segundos te conviertes en la atención del mundo entero de los videojuegos”.

Sin embargo, este no fue el primer sueño de Ibai Llanos. Desde pequeño quería ser “futbolista del Athletic de Bilbao” o “médico, como mi abuelo”. Con él iba a veces por los distintos barrios de la ciudad para tratar a algunos enfermos en sus casas. Fue allí donde se encontró con las profundas diferencias que había entre algunas familias y otras. “Cuando vives eso con 10 años empiezas a conocer cómo es la vida. Me acojonaba un poco”. Por todo ello, nadie esperaba en su familia que algún día pudiera ganarse la vida con el trabajo que tiene ahora, generando casi un millón de euros.

Esta última cifra contrasta también con lo que fue su infancia. Durante los primeros años de su vida su familia no pasó apuros económicos, pero sí que tuvieron épocas más difíciles.  “Pegó la crisis española de 2008 muy duro. A mi padre le quitaron del turno de noche, mi madre se quedó sin trabajo y ahí comenzaron las deudas. Nunca se me olvidarán las llamadas de Cofidis de chaval, por las deudas le embargaban la mitad del sueldo a mi padre, entonces empezó a haber muchos problemas económicos en casa”.

Tan grave era el asunto, que “mi padre, para dar de comer a mis hermanos, a veces tenía que dejar de comer él”, asegura el streamer. “¿Y tú ahorras?”, es la pregunta siguiente de Jordi Évole, “joder si ahorro, voy vestido como un desgraciado”, se ríe Ibai.

“Me echaron de un restaurante por ir en pantalones cortos”

El vídeo con el que Jordi Évole conoció a Ibai Llanos fue el famoso discurso antes de la selectividad. Se lo muestra, pero al streamer le da bastante vergüenza verse en la pantalla. “¿A ti cómo te fue la selectividad?” le pregunta entonces. “No me fue mal, pero no sabía que carrera iba a hacer. Es por eso que cuando me salió la oferta de trabajo en Barcelona yo no lo dudé y mis padres tampoco me dijeron nada”.

Este fue un momento difícil para el famoso creador de contenido. Comenzó a sufrir ataques de pánico: “Me afectó mudarme a Barcelona. Empezar a ser una imagen pública de verdad, un piso de mierda, el verano más caluroso de la historia de la ciudad, no se me olvidará en la vida”.

Es por eso que ahora tampoco gasta demasiado ni en ropa, ni en coches, ni en casas… aunque sí en comida: “Eso de comer bien me encanta, eso sí que puedo hacerlo…pero una vez iba con pantalones cortos y me echaron”, comenta entre risas. “Había reservado y fui con pantalón corto y recién levantado pero no me dejaron pasar por el Dress Code. Me fui a comprar un pantalón, en el centro de Barcelona, todo Gucci, Da Vinci… no me cabía ninguno, pero al final encuentro uno que me cabe y cuesta 800 euros. Acabamos comiendo en un kebab”.

Jordi Évole aprovecha esta anécdota para preguntarle si le afecta que mencionen su sobrepeso. Ibai explica que al principio sí que le afectaba “pero al final acabó como una parte de mi personaje. Ahora me hace mucha gracia”.

 

Así se veía a Ibai Llanos durante la entrevista | Fuente: Atresmedia

 

Cuestionado por el motivo de todos esos insultos en las redes sociales, Ibai piensa que probablemente se trate del anonimato, tanto en twitter como en twitch. El anonimato te lleva mucho a decir esas cosas que tu nunca dirías. Las redes sociales son ese pozo donde uno desahoga su frustración”.

“Lo mío es un caso de cada millón”

Otra de las cuestiones que tratan es la del mundo del streaming, donde Ibai admite que le da “miedo que los chavales quieran ser como yo” remarcando la importancia de que sigan con sus estudios porque lo suyo es “un caso entre un millón”. “Tampoco quiero quitarle el sueño a nadie, es algo muy difícil” argumenta. Se pone a él mismo como ejemplo: “Yo no me fui a Barcelona hasta que me salió un curro fijo”. Nada que ver aún así con su situación actual, cuando solo en Twitch tiene unos 40.000 seguidores que le reportan mensualmente unos 120.000 dólares.

El dinero de los streamers ha sido un tema bastante tratado por los medios, sobre todo desde la marcha a Andorra de El Rubius. “Yo sabía desde hacía tiempo que iba a pasar lo del Rubius. A nivel económico te sale muy a cuenta. Pueden estar dos semanas los medios insultándome que yo los viewers los voy a tener igual. La audiencia no condena que te vayas a Andorra, a nivel puramente egoísta”. Su postura, en cambio, es totalmente distinta: “Si ganas mucho debes pagar más. Igual soy imbécil pero es así. La conciencia de clase no sé de donde me viene. Aún así impresiona que venga un chaval de 16 años y me diga que soy tonto por pagar impuestos. Pero si tus padres son dos currantes tío”.

Por otro lado, destaca mucho la popularidad del colectivo. Los propios Pedro Sánchez y Salvador Illa lo demostraron. En menos de una semana de diferencia, aseguraron estar pendientes de los directos de Ibai, además de agradecer “su enorme labor social” durante las Navidades. Ante esta situación, Jordi Évole le propone a Ibai llamar un momento a Illa para preguntarle por ello, propuesta que el streamer acepta para acabar hablando con el ex-ministro de Sanidad y hacerle un test para saber si realmente conoce quién es Ibai Llanos y a qué se dedica. “Tú puedes llamar a quien te de la gana” le comenta Ibai, sorprendido, al entrevistador mientras la cara de Illa aparece en la pantalla.

Una entrevista para el recuerdo

Así, con todos los temas ya tratados, termina una entrevista que, ya durante su emisión, ha sido tendencia bajo el hashtag “LodeIbai” con comentarios muy favorables por parte de una comunidad digital que celebra la aparición de alguien como Ibai en el programa de Jordi Évole. El entrevistador ya reconoció unas pocas semanas antes que admiraba mucho a Ibai, lo consideraba un “comunicador nato” capaz de generar una enorme cantidad de contenido con unos recursos mínimos.

Por su parte, el streamer hará un directo en su cuenta de Twitch el lunes donde aprovechará para comentar, al fin, las sensaciones que tuvo durante la entrevista y el resultado final. En cualquier caso, lo que es seguro es que esta entrevista puede considerarse simbólica. Se han juntado dos personalidades del mundo de la comunicación que encarnan, precisamente, dos épocas distintas: Jordi Évole como una figura más tradicional en la televisión, Ibai Llanos como una de las principales figuras de las nuevas generaciones, más sumida en el mundo digital.

Publicidad

4 Comentarios

Deja un comentario