La luz al final del túnel

0
441

España vive este mes de octubre una situación insólita desde que allá por marzo de 2020 el COVID arrasara con nosotros y nuestra forma de vida. Con uno de los datos de contagios más bajos de Europa y con el fin de las restricciones en muchas zonas del país, es fácil preguntarse si de verdad estamos acabando con la pandemia, y la verdad es que parece que esta vez sí vemos la luz al final del túnel

Situación actual

Con la incidencia acumulada y los casos marcando mínimos desde julio de 2020, son muchas las comunidades que han eliminado todo tipo de restricciones. Una de las primeras CC. AA. en hacerlo fue Castilla-La Mancha que, con una incidencia de 82 casos por cada 100.000 habitantes, decidió que desde el 24 de septiembre no contaría con ninguna restricción, salvo distancia, mascarilla en interiores y protocolos en colegios y residencias. Actualmente esta comunidad posee una incidencia de 45 casos (casi menos de la mitad de lo que tenía cuando quitaron restricciones).

El ejemplo castellanomanchego ha servido al resto de comunidades como modelo a seguir. Otras comunidades como Castilla y León, Asturias o Galicia también han quitado todas sus restricciones en estos últimos días, y parece que en ellas tampoco ha habido ni habrá ningún “rebrote” que haga peligrar su situación epidemiológica.

Publicidad

Vuelta a las aulas

Por otro lado hay que hablar de lo que ha supuesto el inicio del curso escolar. Cuando en el mes de septiembre se anunció una progresiva vuelta a la “vieja normalidad” en escuelas y universidades, fueron muchas las voces que reclamaron que aún era pronto y que el virus seguía ahí. Hoy, tras más de un mes de curso y con 9 de cada 10 mayores de 12 años vacunados, podemos decir que no, que la vuelta a las aulas tampoco ha supuesto un aumento de la incidencia.

Si bien es cierto, la criminalización que sufrieron los jóvenes este verano al ser el “origen” de la quinta ola, aunque fue excesivo, no fue en vano, y es que eran el único grupo que, por entonces, no tenía acceso a la vacuna. Ahora, y pese al falso discurso de “los jóvenes no quieren vacunarse”, el grupo de entre 12 y 19 años es el que tiene un porcentaje más alto de vacunación (84%).

Aula durante la realización del examen de selectividad 2021 | Fuente: Flickr.com

Papel de los medios de comunicación

El papel de los medios de comunicación a la hora de crear una opinión pública libre es fundamental. Sin embargo, esto es algo que no se ha cumplido. Muchos medios han priorizado la espectacularización, el miedo y el crear audiencias antes que dar noticias veraces y acordes a la realidad.

Aquí hay muchos ejemplos de ello, uno de los más claros se vio cuando, con el tema de la vacunación, vendían como noticia los extraños casos de efectos adversos tras las vacunas. Estos copaban los telediarios día tras día e infundían un miedo exagerado, cuando realmente España solo ha notificado 62 casos de reacciones por cada 100.000 habitantes. En ese caso, la verdadera noticia estaba en que la vacuna contra el COVID se desarrolló en tiempo récord y que está salvando la vida a mucha gente. Quizá el hecho de que todavía haya gente con miedo extremo al virus, aun estando vacunados, venga de este miedo producido por los medios.

Tercera dosis y plan de vacunación

El gran éxito del plan de vacunación, que ya suma casi al 90% de la población con mínimo una dosis, sumado a la responsabilidad individual de (casi) todos, nos permite disfrutar de nuevo de cosas que llevábamos un tiempo sin hacer. Este pasado puente refleja que la sociedad necesitaba salir, volver a tener contacto con familiares y amigos, reunirse, discotecas, escapadas… esas cosas que parecían tan simples antes, se han convertido en primordiales ahora.

Personas hacen cola para ser vacunadas en el Wizink center en Madrid. | Fuente: El País.com

En las últimas semanas, desde el Ministerio de Sanidad se ha ido autorizando la inyección de la tercera dosis de la vacuna a diferentes capas de la sociedad. Los últimos en recibir esa autorización fueron los mayores de 70 años, que desde este mismo mes de octubre, podrán recibir el tercer pinchazo y hacer más firme aún su inmunidad frente a la COVID-19. Este “pinchazo de refuerzo” sirve principalmente para combatir la falta de efectividad que, con el paso de los meses, pierden las dos primeras dosis. Por ello, y para poder volver progresivamente a la vieja normalidad, será muy necesario volver a pasar por este trámite. Se prevé que esta tercera dosis acabe llegando a toda la sociedad española, y que acabe convirtiéndose en igual de periódica que la vacuna de la gripe común.

Ya queda menos para volver a vivir, a disfrutar de la compañía de los nuestros, a recuperar los abrazos perdidos este año y medio, a reencontrarnos con los compañeros de clase y de trabajo, y a hacer todos los planes que esta pandemia nos quitó. En fin, toca dejar atrás una etapa que nos ha cambiado por completo y que recordaremos con tristeza por las más de 85.000 vidas que dejamos atrás.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario