Vivi K: «Quiero averiguar quién es Vivi K y qué es lo que hace»

Voz suave, ritmos hipnóticos, melodías propias del lo-fi, "drums" con influencias del trap y del R&B... Música fresca para las nuevas generaciones.

0
840
Vivi K
Vivi K | Fuente: YouTube

La nueva generación de la música española

El futuro de la música urbana en España cada vez está más presente. Una de las voces que más y mejor suena de la nueva ola –indie urbano lo llaman algunos– es la de Vivi K, la joven artista madrileña que a sus 18 años de edad ha cautivado al panorama nacional con canciones como he dejado de llamarte, cuando vienes o ahora que no está$, esta última producida por D3llano. Voz suave, ritmos hipnóticos, melodías propias del peaceful lo-fi (muy apropiadas para esta generación, ansiosa de por sí), y drums influencias del trap y del R&B. Música fresca para las nuevas generaciones, pero que no se olvida de dónde viene.

Aquí Victoria nos cuenta quién es y de dónde viene. También nos habla sobre ukeleles de Amazon, la música flamenca de su niñez y sobre la espiritualidad.

Publicidad
Vivi K en el estudio | Fuente: Instagram @imnotvivik

Pasado

Pregunta: ¿De dónde crees que viene tu vena artística?

Respuesta: Te diría que de mi madre. Ella ha pintado durante toda su vida y me leía poemas de poetas como Juan Ramón Jiménez cuando era una enana. También gracias a ella empecé a tocar el piano a los 4 años. Fíjate lo irónico que es que tengo una relación complicada con ella. También de mi padre; le encanta la fotografía, la moda… yo creo que de los dos he ido cogiendo cosas desde pequeña. En general el ambiente familiar ha creado en mí mucha curiosidad por el tema de las artes.

P: ¿Tocas más instrumentos además del piano?

R: Sí, a los 13 años o así empecé a tocar la guitarra y el ukelele.

P: ¿Por qué esos instrumentos?

R: Fíjate que lo del ukelele fue porque en ese momento se acababa de hacer súper viral una audición de Factor X de una niña llamada Grace VanderWall, y yo me quedé flipando, y pensé: “esta niña toca el ukelele, yo también quiero”. Total, que me compré un ukelele de 15 euros por Amazon y aprendí a tocarlo. Y la guitarra… se la pedí a una amiga que la tenía muerta de risa y aprendí a base de vídeos de YouTube.

P: ¿Has explorado otras formas artísticas?

R: Me encanta pintar. Desde siempre. También me gusta mucho escribir. De hecho, ahora estoy empezando un libro.

P: ¿Sobre qué?

R: Pues es de estilo autobiográfico… sobre lo que he ido aprendiendo y lo que me ha ido pasando…también quiero hablar acerca del tema de la espiritualidad porque es algo que me parece muy importante… literalmente me ha cambiado la vida desde que empecé a interesarme por ello. El mundo de lo espiritual me ha abierto la mente y ha cambiado mi forma de ver el mundo, he aprendido a relativizar la importancia de los problemas y a aceptar las cosas con mayor facilidad, a asumir lo que va llegando a mi vida. Así que en el libro quiero plasmar cómo he pasado de un estado mental muy malo a uno muy bueno gracias a este viaje espiritual que aún sigo viviendo.

P: ¿Me recomiendas algún libro sobre el tema?

R: Claro. Por ejemplo, Jou Dispenza tiene libros brutales. Hay uno que se llama Deja de ser tú que es buenísimo. Pero sobre todo te recomiendo La práctica del zen, es mi libro de cabecera. Trata sobre cómo vive un zen… a un zen no le afecta lo que a nosotros nos afecta; no le interesa el dinero, ni lo material, ni la fama… el zen sabe que el verdadero camino es el alma y estar en paz, y ya está, y aprender a vivir con eso.

P: Volviendo a la música, ¿cuáles son los artistas que más te han marcado?

R: De pequeña… especialmente Conchita Piquer y Lola Flores. Mi madre siempre me cantaba canciones de Concha. Después, un poco más mayor, los discos que tenía mi padre en casa… lo que me iba encontrando por ahí: Michael Jackson, Lady Gaga, Usher, Britney Spears… pero lo que más recuerdo es el flamenco de cuando era niña.

P: ¿Cómo te metiste en la música?

R: Cuando me compré el ukelele este de Amazon y le pedí la guitarra a mi amiga, y me puse a tocar, me di cuenta de que podía cantar, así que me puse a escribir y a escribir… y mis días se basaban en tocar todo el rato los mismos cuatro acordes y en inventarme letras… eso sobre los 13 años, luego ya a los 16 saqué “he dejado de llamarte”, que fue mi primer tema.

P: ¿Cómo reaccionaste al éxito de he dejado de llamarte?

R: Me puse a llorar. Cuando vi que pasaba en un momento de dos mil reproducciones a diez mil, me puse a llorar… no sabía qué estaba pasando porque a mí en ese momento diez mil reproducciones me parecían lo más. Después he ido viendo cómo ha crecido y la verdad que es lo más bonito del mundo porque dices: joder, estoy pudiendo dedicarme a lo que amo, que es hacer música. Y eso es increíble.

P: ¿Fue en ese momento que decidiste dedicarte a la música profesionalmente?

R: En realidad, no del todo. Estuve como cuatro meses sin sacar el segundo tema, y fue más o menos en febrero o marzo del año pasado que he dejado de llamarte empezó a pegar con fuerza. Así que en un principio yo solo pensé que quería seguir sacando música y ya.

Vivi K | Fuente: Youtube

Presente

P: ¿Hoy en día cuáles son tus influencias más directas?

R: Erykah Badu me flipa. La escucho muchísimo. Y Omah Lay. Ambos me parecen genios. También admiro mucho a Nathy Peluso, Anderson Paak, Bruno Mars… por lo general gente muy variada, por eso me salen canciones muy diferentes entre sí.

P: ¿Por qué te gusta el lo-fi para tus bases?

R: Porque me hace flotar y eso es lo que quiero transmitir en mis canciones… escuchas lo-fi y lo gozas, sientes paz, por eso cuando entro al estudio necesito que el piano añada ese mismo elemento a mis canciones. Quiero que mis canciones te eleven.

P: ¿Cómo es el proceso de composición ahora que trabajas con productores?

R: Nos juntamos en el estudio y empezamos con un piano o una guitarra para construir lo que va a ser la base, la melodía, y ya a partir de eso creamos el resto. Lo más importante a la hora de componer es la conexión con el productor y con el equipo, es esencial que haya conexión en el estudio para que salga un buen trabajo.

P: ¿De tu círculo artístico quiénes son los que más te influyen?

R: Especialmente Alba Mbengue y Alberto Ramos. A los dos les conocí en la primera sesión profesional de grabación que tuve, cuando nos juntó Warner, y la conexión fue increíble desde el primer momento. En general he tenido la suerte de encontrar a mucha gente súper talentosa y trabajadora, y de ellos aprendo todos los días, pero es verdad que a Alba Y Alberto me los llevo para toda la vida.

P: A nivel musical, ¿qué es lo que más te cuesta?

R: Probablemente soy demasiado dura conmigo misma. Me cuesta mucho estar contenta con los temas que hago. Cuando escucho las canciones una semana después de grabarlas no me gustan y no las quiero sacar. Siento que nunca son lo suficientemente top. Pero al final es cuestión de seguir adelante y esforzarse, ser constante. Al final del día seguir con ello es lo que me hace feliz.

P: ¿Cómo llevas los cambios en tu vida personal?

R: Pues gracias a lo de la espiritualidad, mucho mejor. Gracias a ser consciente de la persona que soy me tomo los cambios con calma. Disfruto de ellos y del camino que van marcando, sin preocuparme ni del futuro ni del pasado. Pensar en el presente me estabiliza.

P: ¿Hay algo que aún te cueste?

R: Sí. Me cuesta encontrar quién soy a nivel artístico cuando hay pocos recursos; y con pocos recursos no me refiero tan solo al dinero, que también, sino que hablo principalmente del tiempo. Alguien que puede dedicar todo su tiempo a crear un proyecto artístico tiene más fácil conseguir una voz propia. A mí me está costando construir mi proyecto de artista porque no puedo ser todo lo constante que querría ser. Quiero averiguar quién es Vivi K y qué hace Vivi K.

P: ¿Compaginas la música con otras cosas?

R: Sí, también estudio. Por eso te digo que es complicado hacerme musicalmente a mí misma cuando le tengo que dedicar tanto tiempo a otras cosas. Porque a veces me da la sensación de que mucha gente no entiende el trabajo que hay detrás de cualquier proyecto artístico; si cantas, si pintas, si escribes… lleva muchísimas horas detrás y algunas personas se piensan que por no ser un trabajo convencional no llega a ser un trabajo de verdad. Se piensan que todo llega como por arte de magia, y no, lo único que cae del cielo es la lluvia.

P: ¿Cuál es tu canción favorita de las que has hecho?

R: La que más significa para mí es he dejado de llamarte porque fue, por así decirlo, como la canción más pura, y también porque fue la primera. O sea, fue la primera vez que decidí enfrentarme a tantos miedos de golpe y me atreví a sacar lo que llevaba dentro. Ahora que no está$, la última que saqué, también me encanta. Lleva mucho curro detrás y se nota que está hecha con amor.

Portada de me afecta, de Vivi K y Alba Mbengue | Fuente: Napster

Futuro

P: ¿Cuáles son tus planes de futuro?

R: Lo primero que quiero hacer es acabar de construir a Vivi K. Me apetece mucho vivir experiencias diferentes del tipo irme yo sola al mar a componer para saber qué siento, para saber qué quiere mostrar Vivi K. Y con esa calma presentar un proyecto que refleje todo lo que llevo dentro; quizás sacar un EP o un álbum incluso… pero bien construido, con mucha introspección y con mucho curro detrás… que todo sea armonioso. Quiero sacar algo que sea pura paz y armonía. Y, así a corto plazo, ahora mismo estoy trabajando en tres temas que saldrán en orden como a finales de enero o a principios de febrero, de los cuales solo puedo decir que creo que van mostrando poco a poco quién creo que soy.

P: ¿Qué te gustaría que apareciese en dos años en Google cuando se te busque?

R: Me encantaría buscar Vivi K y que saliese un álbum realmente bueno y que fuese reconocido como tal. Con colaboraciones guapas, videoclips guays… un trabajo de los buenos buenos, algo salido de muy dentro y hecho con gente que sienta mi música de verdad. También te diría que el libro, pero creo que eso me va a llevar más de dos años.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario