Carlos Roca: “Descubrí que había algo cercano y cálido al hablar a las personas desde el micrófono”

0
912

Carlos Roca es una de las voces más reconocidas dentro del mundo de la voz como así lo muestran sus más de 1,8 millones de seguidores en sus redes sociales. Una voz polifacética que puede locutar todo tipo de registros sacándonos en cada uno de sus vídeos una sonrisa. Además de sus audiovisuales, su voz también ha estado al servicio de empresas como Ikea, BMW o el gobierno de España. Sin más dilación, vamos con las preguntas.

Pregunta: ¿De dónde surge esa pasión por la locución?

Respuesta: En realidad, la locución me ilusiona, pero no me apasiona. Pasión es una palabra muy especial que me reservaría para cosas más importantes que de verdad despiertan pasión en mí. Así que diría que la ilusión por la locución surge de mis ganas por labrarme un futuro por cuenta propia desde mi web y para todo el mundo, usando mi voz, algo que aprendí a domar desde que tengo memoria.

«Jugar a imitar a mi padre, desde tan pequeño, fue una escuela para mis oídos y mis cuerdas vocales»

P: ¿En qué sentidos te ha influido criarte en la radio?

R: Me influyó muchísimo. Estoy convencido. Soy hijo de locutor y oír radio y jugar a imitar a mi padre, desde tan pequeño, fue una escuela para mis oídos y mis cuerdas vocales. Además, descubrí que había algo cercano y cálido al hablar a las personas desde el micrófono, prácticamente solo.

Carlos Roca|Carlos Roca

P: ¿Cuándo te das cuenta de que vales para el mundo del doblaje?

R: Cuando después de tanto imitar voces y jugar con mi voz, descubrí que había desarrollado capacidades interpretativas. Ello me llevó a interesarme por el doblaje y formarme en la técnica.

P: En 2012 decides apostar por el mundo de la locución profesional, ¿qué te lleva a esa decisión? ¿Fue una decisión meditada o decidiste ir a la aventura?

R: En 2012 puse fin a mi etapa en el mundo de la TV como reportero y decidí emprender por cuenta propia. Comencé como productor audiovisual y las locuciones eran algo residual. Sin embargo, a los pocos meses sufrí una caída traumática por unas escaleras en mal estado que para mí se tradujo en tres operaciones y un año y medio de rehabilitación diaria. Al acabar mi proceso de recuperación, tenía clarísimo que quería dejar la producción audiovisual a un lado y centrarme en explotar mis capacidades vocales.

«Cada vez dedico más tiempo a mi faceta como creador de contenido»

P: ¿Es complicado compaginar el trabajo de locutor y creativo publicitario con tu faceta de Creador de Contenido (o cómo tú dirías “tu lado decente con tu lado indecente”)?

R: En realidad, no. Disfruto con ambas cosas y ambas me dan de comer, aunque la verdad es que cada vez dedico más tiempo a mi faceta como creador de contenido.

P: ¿Qué es lo que más tiempo te lleva como creador de contenido?

R: Los doblajes de “animales que hablan”. Mucho tiempo para descartar escenas, principalmente. Después grabarlo es mucho más rápido, lo difícil es la selección previa.

P: Muchos creadores de contenido se están yendo a Andorra para pagar menos impuestos. ¿Qué opinas acerca de este tema?

R: Opino que cada uno es libre para irse a vivir a donde le dé la real gana. Faltaría más. Que te quiten prácticamente la mitad de lo que ganas es desproporcionado y, si las condiciones fueran algo mejores, estoy seguro de que muchos no se irían porque el problema es que la diferencia es abismal. Aún así me identifico más con las declaraciones de Ibai en las que decía algo así como que, aunque le quitaban la mitad le seguía quedando tanto que él prefería quedarse aquí, vivir en España y contribuir en su país. No obstante, respeto que cada uno haga lo que quiera.

Carlos Roca|Carlos Roca

P: De todos los videos que has hecho, ¿cuál crees que ha sido el más importante a nivel profesional? Y, ¿a nivel personal?

R: A nivel profesional ha habido varios importantes. Quizás el mejor, por su acabado, fue un spot de Navidad que grabé para la Región de Murcia. Y a nivel personal, el más importante quizás ha sido uno que hice contra la violencia de género, que se hizo muy viral y me consta que impactó a mucha gente, entre ellos algunos hombres que habían maltratado a mujeres. Lo sé porque más de uno me lo dijo por escrito.

P: ¿Y de todos los doblajes?

R: El primer doblaje que hice (John Travolta quiere ser menorquín) es el más significativo de todos ya que, gracias a que se hizo viral, me animé a seguir haciendo doblajes y, tras perseverar mucho, estoy donde estoy cuatro años después.

P: ¿Qué es lo que más te gusta del mundo del doblaje? ¿Y lo que menos?

R: Me gusta que hoy eres un policía, mañana un ladrón y pasado un trapecista francés o un capo de la mafia. El doblaje permite que un actor se ponga en distintas pieles y te conviertas en otra persona. Lo que menos me gusta es que es un mundo bastante cerrado en el que puede ser muy difícil entrar.

«Me gustaría seguir creciendo y consolidando mis redes y proyecto propio, incorporando nuevos formatos y contenidos, más allá del doblaje»

P: ¿Cuáles son tus retos a corto medio plazo? ¿Y a largo plazo?

R: En el terreno profesional me gustaría seguir creciendo y consolidando mis redes y proyecto propio, incorporando nuevos formatos y contenidos, más allá del doblaje. En ello estoy. A largo plazo Dios dirá, de momento peleo el día a día e intento no hacer grandes planes de futuro. Ser un buen padre y dar lo mejor de mí a mis hijas, a mi mujer y a Dios es probablemente mi mayor reto.  Sí, soy cristiano y por eso menciono a Dios, algo esencial en mi vida.

P: ¿Cómo le ha repercutido a un locutor la situación provocada por la pandemia?

R: El trabajo de locución en general ha bajado, algo que muchos compañeros del gremio han podido comprobar. Principalmente bajó cuando se inició el primer estado de alarma. Muchas empresas se detuvieron y la publicidad se paralizó, lo cual generó menos contrataciones en materia de locución. Sin embargo, en mi caso particular, decidí apostar más por las redes usando mi voz y resultó ser un acierto ya que con la pandemia la sociedad ha buscado más formas de entretenimiento en las redes y ello me ha permitido crecer considerablemente, especialmente en Facebook.

P: ¿Qué consejo le darías a tu yo de 20 años?

R: Es difícil responder. En parte no le diría nada porque ahora mismo estoy genial y porque todo lo vivido, malo y bueno, me ha traído a donde estoy y me ha convertido en la persona que soy. Pero si tuviera que decirle algo sería: “prepárate para la que te viene. En los próximos 10 años vivirás algunos momentos muy duros, podrás superarlos y saldrá algo bueno de todo eso. También vivirás experiencias maravillosas que, de alguna forma, compensarán las dificultades”.

 

Publicidad

Deja un comentario