Javi Navarro: “STRIM es acercar la música a la gente, darles voz”

0
316

Presentador de STRIM

Javi Navarro se define como un comunicador que busca una manera diferente de hacer las cosas. Antes estuvo en Charlas de Fútbol. Actualmente está en STRIM, donde día a día, cumple su sueño de vivir de lo que le gusta, la música. Buscando acercarla a la gente y que el público sea el verdadero protagonista.

Publicidad

Pregunta: ¿Por qué elegiste ser periodista?

Respuesta: Fue algo muy natural. Siempre he tenido interés por el porqué de las cosas y en preguntar mucho. Además, creo que hay mucha gente que quiere ser periodista de fútbol porque no ha conseguido ser futbolista. O gente que quiere ser periodista musical porque no ha conseguido ser artista. Me encanta poder pensar que voy a poder vivir de lo que me gusta sin ser estrictamente el creador o el protagonista.

P: ¿Cómo empezaste en el mundo del periodismo?

R: Mis inicios fueron a través de un pequeño blog que me hice en la ESO, El carril del dieciocho, en el que escribía de todo. Me vino bien para soltarme un poco, perder la vergüenza o ver cómo mis amigos se reían de mí porque yo tenía un objetivo. Después de eso, empecé a colaborar en medios pequeños como Los Otros 18. Además, creé un medio universitario, con universitarios de toda España. De ahí, di el paso al primer medio profesional en 2º de carrera, Capital, una revista económica. Eso me permitió llegar a Qué! Radio y ahí, empezar a meterme en el mundo del periodismo musical, que es a lo que hoy en día me quiero dedicar.

P: No hay que conformarse con lo que se hace en la universidad, ¿no?

R: Eso es evidente. En la universidad, por lo menos en periodismo, no se aprende nada. Menos aún, de cosas actuales. Lo poco que aprendes es a escribir noticias con un formato de periódico que ya nadie lee. No me han hablado de podcast, de redes sociales, de Youtube, ni de streaming. Tengo la sensación de que incluso involucionamos porque es tan sencillo, que nos conformamos con esa sencillez de conocimientos. Acabas perdiendo facultades. Es como el que no hace deporte y un día, sale a correr y obviamente, le cuesta más, o no puede.

P: ¿Cómo adquiriste esos conocimientos que no se enseñan en la universidad?

R: He tenido una gran suerte y ha sido justo lo contrario al punto de vista que tenía entonces. Antes, me pensaba que estaba por encima del bien y del mal. Ahora me doy cuenta de que todo lo que soy es gracias a la gente con la que he estado. Gente interesante y que realmente saben. Gracias a Juan Arroita, Andrés Cabrera, Guille Glez, Molo Cebrián, a mis socios de STRIM o a mi pareja. Es esa gente la que me ha enseñado y la que me ha hecho ser lo que soy a día de hoy.

Javi Navarro, siempre preparado para todo. / Fuente: web Palabra Sonoro Fest

P: ¿Qué aprendiste de ellos?

R: De cada uno he aprendido cosas muy distintas. De todos ellos hay cosas en común, como que el futuro no está en lo escrito. Que hay que formar parte de plataformas globales, es decir, tienes que estar en Twitch, Tik Tok, Youtube. Además, tienes que saber jugar con los códigos de esas plataformas y con los hábitos de consumo de la gente. Tienes que tener una visión internacionalista, no hablar únicamente de España. Porque tienes un público potencial en Latinoamérica. Sobre todo, lo que más me han enseñado es a intentar estar ahí antes que nadie, estar en la tendencia. Eso te va a acercar a que cuando salga el próximo Twitch, en medio paso estés ahí.

P: Entonces, ¿la clave es estar antes que nadie?

R: Exacto. Ese es el gran problema que tienen los medios tradicionales. Porque no entienden los códigos. No se interesaron por conocer cómo funcionaba una web. Eso les impidió saber cómo funcionaba Youtube y eso les impide ahora llegar a Twitch. Si intentas ir de un escalón a otro es sencillo. Si intentas subir dos, depende del tamaño del escalón y de cómo seas tú. Pero ya tres o cuatro, es imposible. Tienes que estar pegado a la tendencia.

P: Pero necesitan meterse, ¿no?

R: Ellos viven en su propio circuito. El problema no es el económico, sino que se están quedando sin público, y eso no se puede rescatar. Yo creo que nadie ve la tele ahora. Porque los líderes de opinión son cada vez menos líderes de opinión y cada vez, es más líder de opinión Ibai. Va a ser evidente que la gente no los ve, y va a ser algo insostenible.

P: ¿Qué tal tu experiencia en Charlas de fútbol?

R: Profesionalmente impoluta. Es el lugar donde he aprendido todo lo que sé a día de hoy de plataformas digitales. De cómo adaptar el contenido a lo que la gente está acostumbrada a consumir. A nivel personal, me llevo una persona maravillosa que es Andrés Cabrera, y muchas decepciones, pero como en casi todos los aspectos de la vida.

Javi Navarro en su etapa en Charlas de Fútbol / Fuente: Facebook Javi Navarro

P: ¿Te sirvió tu experiencia en Charlas para llegar a donde estás ahora?

R: STRIM no existiría si no fuese por Charlas. Estamos en un momento en el que lo único tradicionalista que teníamos, que era la radio, está a punto de mutar. Y todo va a estar en plataformas digitales e internacionales: Twitch, YouTube… Yo cuando entré ahí quería hacer una radio. Ahora mismo jamás me plantearía hacer una radio.

P: Porque es imposible, ¿no?

R: Lo que es imposible es cambiar los hábitos de consumo de la gente. Hacer que la gente deje de estar en Netflix para volver a ir a las salas de cine. Eso está muy por encima de mí, no lo voy a cambiar. Puedes ser muy soñador, pero te estás equivocando. Tienes que conocer los códigos y las formas de moverse de la gente, para adaptar tu contenido, sin perder tu esencia.

P: Entonces, ¿qué es STRIM?

R: STRIM es un medio de comunicación multiplataforma. Está presente en muchos sitios y está siendo rompedor dentro de la escena musical. Los medios de comunicación de música están completamente ajenos a todo lo que está pasando. Ellos siguen pensando en una radio tradicional, y cada día les escucha menos gente. El número 1 de LOS40 no importa nada, cuando antes, te garantizaba una carrera de diez años. En STRIM, somos gente que estamos haciendo las cosas de forma distinta. Tenemos que consolidarnos como el único medio de comunicación de música, alternativa además, que utiliza plataformas actuales. Que habla de tú a tú y que es colaborativo.

P: ¿Y ese es el objetivo que queréis conseguir con STRIM?

R: El objetivo es acercar la música a la gente. A través de canales que no están explorados y que funcionan. A través del podcast, Youtube, Twitch, Tik Tok, o Instagram. Utilizar formas corrientes que tiene la gente de informarse. Hay gente que se entera de más cosas por un storie, o un tweet, que por una noticia de El País. Eso es lo que queremos conseguir.

P: El lema de STRIM es «La radio necesitaba un cambio». ¿Qué le aporta STRIM a la música y a la gente, a diferencia de los medios tradicionales?

R: Le damos voz a la gente. Es muy importante lo que escuche nuestro público, lo que opinen. No dependemos de lo que ellos dicen, pero el público tiene la sensación, y es real, de que les prestamos atención. Tú no votas al número 1 de LOS40. Nosotros hemos hecho una lista donde la gente de verdad vota. Les damos diez opciones, las cinco de abajo se caen y la semana que viene entrarán otras cinco. Eso es un buen baremo de lo que es un éxito, algo real. Tiene que ser real tanto en el formato como en la persona. La gente demanda realidad, verdad. Y eso no existe a día de hoy. Ibai no tiene ni idea de fútbol, pero es un tipo de verdad. Incluso hace que los propios protagonistas que están en su púlpito, bajen. Los artistas quieren hacer cosas diferentes, buscan algo distinto.

Javi Navarro en un evento de STRIM. / Fuente: página web de STRIM

P: Entonces, ¿eso es lo que buscáis desde STRIM?

R: Humanizar la música y “musiquizar” al humano. Acercar la música a la gente y la gente a la música. Mucha gente no sabe quién es Vetusta Morla. Y ya ni idea de Irenegarry o María Blaya. Son gente que están haciendo cosas maravillosas, que le gustaría a mucha gente, pero que no las conocen, ni las van a conocer. Entonces, nosotros buscamos acercarlos a la gente.

P: ¿Qué relación tienen el fútbol y la música?

R: Poca o ninguna. Es raro encontrar gente del mundo de la música que le guste el fútbol. Yo cogí patrones repetitivos que pueden adaptarse. Hay cosas que se adaptan y otras que no. La clave es coger patrones, códigos de conducta, e intentar adaptarlo a lo tuyo sin perder quien eres.

P: ¿Y en STRIM ha habido algún momento en el que dices: “esto no va a salir”?

R: Teníamos nuestra primera salida programada para el 16 de marzo en Valencia. El día 11 nos encerraron. Lanzábamos la nueva temporada el 30 de septiembre, y el 23 nos roban el Instagram. Hay muchos bajones, pero tienes que comprimir los momentos malos y hacerlos un poquito más altos y los buenos hacerlos un poco más normales. Emprender este tipo de aventuras es un viaje de emociones constante. Hay días de cansancio absoluto que quieres tirar todo a la mierda, pero hay días de euforia. Nos compartió dos veces C Tangana. Eso te compensa. Tienes que intentar normalizar un poco todo esto hasta llegar a un perfil cada vez más bajo.

P: ¿Cómo llevas las críticas?

R: Muy mal. No sé si recuerdas mi paso por Charlas que tuve varios momentos de críticas en los que se sumó un momento de bajona personal. Aunque seas la persona más segura del mundo, un comentario malo te va a importar más que cien buenos. En Charlas nos veían 80.000 personas. De ellas, comentaban 500, 480 buenas y 20 malas. Te quedabas con las malas y te ibas a casa destrozado. Me han llegado a decir que «ojalá me diesen una paliza y me tiraran al Manzanares» por decir Bilbao en vez de Athletic Club. La gente tiene un odio dentro bestial y la futbolización de la sociedad está incidiendo en ese odio. Es algo para lo que nadie está preparado, ni siquiera para las críticas buenas. Ya no son solo los números.

P: Pero al final vivimos en base a números, ¿no?

R: Bueno, luego te llega un comentario, como nos llegó a nosotros: “este vídeo merece muchas más reproducciones”. Eso te motiva a seguir porque te demuestra que no todo el mundo valora solamente las visualizaciones. Las críticas ya sean buenas y malas, tienes que saber encajarlas muy bien y es lo que más tienes que relativizar. Relativizar es fundamental en el mundo digital.

P: Para ti, ¿qué es ser periodista?

R: No me gusta la palabra periodista. Creo que tiene más sentido decir, a día de hoy, comunicador o creador de contenido. No se trabajan los temas con paciencia. No existe la pausa, ni la reflexión. Todos son prisas y cuantos más artículos seas capaz de publicar en un mes, mejor. La profesión de periodista en un medio escrito te lleva a ir con el reloj pegado al culo y con la alarma sonando constantemente. Nuestra generación no debe pensar en los medios tradicionales como opción profesional. Si se llega a ellos será con sueldos nefastos y con las profesiones de las que huíamos cuando entramos en periodismo.

Javi Navarro, comunicador incansable. / Fuente:  Facebook Javi Navarro

P: ¿Por qué crees que la gente se queda?

R: Yo he estado en medios de ese tipo. He tocado todos los formatos, incluso he estado en medios grandes. A día de hoy, estoy en STRIM porque quiero estar en STRIM, y quiero hacer YouTube porque quiero hacer YouTube. No me motiva nada la antigua forma de hacerlo, me da pereza. A lo mejor, tu abuela está más orgullosa si dices que estás en la SER o en la COPE. Pero yo no hago este camino porque mi abuela esté más orgullosa. Sino porque tiene sentido, ¿cuánta gente vive del periodismo bien y haciendo cosas chulas?

P: Cuatro. Pero siempre queda bien decir que estás en la SER o en COPE, ¿no?

R: Seamos prácticos, no teóricos. Lo que queda bien es vivir genial, hacer un contenido chulo e irte a dormir sabiendo que estás siendo productivo haciendo algo que te mola. Y esto a mí, me mola. No decir que estoy en Antena 3 hablando bien de coches porque habían pagado su cota publicitaria. Si otro lo quiere me parece genial, pero yo soy incapaz.

P: Entonces, te reformulo la pregunta. Para ti, ¿qué es ser un buen comunicador?

R: Depende. Creo que tenemos la suerte de que está habiendo ejemplos de comunicadores que rompen las normas tradicionales y que consiguen números. A nivel académico, un buen comunicador es una persona que comunica bien. A nivel económico, es ser una persona que a través de lo que comunica, genera dinero. Entonces, un buen comunicador es el que comunica bien y que además, genera dinero. Es fundamental que no traicione sus principios y que tenga cierta coherencia entre lo que dice hoy y lo que diga en el futuro. También, que se reconozca en su pasado y que sea consecuente de la trascendencia de lo que comunica. Ahora mismo, no tiene sentido ser periodista porque ya no se dan noticias, se dan interpretaciones u opiniones. No existe la noticia, con un tweet ya me doy por sabido.

P: ¿Qué futuro hay?

R: Adaptarse. Incidiendo en modelos más positivos como los Premium, o lo que está intentando implantar Twitch, apoyo a tu creador a través de subscripciones. Estamos en el camino, pero todavía queda. Venimos de modelos completamente gratuitos, ¿cómo queremos que la gente pague?

P: Pero, al final, el periodismo lo tienes que pagar, ¿no?

R: Igual que pagas la verdura o un café. Lo gratuito tiene intrínseco una imagen normal, tú tienes que incidir en un contenido Premium. Eso es algo que mucha gente no está viendo. Posiblemente, uno de los primeros pasos que haya que dar es dejar de pensar a lo grande, y tirar a nichos más pequeños.

P: ¿La especialización?

R: La hiperespecialización. La Media Inglesa no habla de fútbol, habla de la Premier. Y está por encima del 90% de los canales que hablan de fútbol. Una cuestión numérica, tanto gratuitos como Premium. Lo que nos pasa es que hemos nacido y crecido con patrones antiguos. Por eso, cuando empecé creé un medio universitario con dos colegas y hablaba absolutamente de todo, pero no tenía ningún sentido. Tiene sentido que te especialices en una movida, en tú movida, y que sea eso lo que te haga especial. Especial es una palabra muy cercana a Premium, y Premium es suscripción. Solo que seguimos pensando que queremos ir a los medios tradicionales, error.

Publicidad

Deja un comentario