Cromosomas que crean corazones, una novela juvenil que no idealiza el amor

0
356

Alexandra Cárdenas nos enseña que querer a alguien no siempre es fácil, como les pasa a los protagonistas de esta novela juvenil

Ya era hora de que se escribiesen historias como esta. Estamos acostumbrados a leer novelas en las que el amor tiene una “propiedad curativa” que hace que se pasen todos los males del o la protagonista. De repente, todo parece mejor, más bonito, más sencillo… En muchos casos, enamorarse es así, es caer bajo los efectos de una droga y quedarte disfrutando al máximo del momento . Pero, hay otras veces en las que no vale simplemente con querer a alguien. Cuando hay más sombras que luces y más días malos que buenos, querer a alguien puede ser difícil, porque no sabemos qué hacer para aliviar su dolor, o ni siquiera sabemos si podemos hacer algo. De eso nos habla Alexandra Cárdenas en la novela juvenil Cromosomas que crean corazones.

Publicidad

Este libro nos cuenta la historia de Conrad y su hermano mellizo Hugo o La Trisomía, como él le llama a veces, pues un cromosoma de más hizo que naciese con Síndrome de Down. La mejor amiga de Hugo es Korrigan, una adolescente invidente a la que le gusta teñirse el pelo de colores. Korrigan está encerrada en sí misma, pues no es capaz de aceptar su situación, se esconde en su agujero negro y no quiere dejar que nadie entre en él para rescatarla. Sin embargo, Conrad consigue acercarse poco a poco a ella para capturar algunas de sus sonrisas y conseguir que no todos sus días sean feos.

Tengo que decir que cuando empecé a leer la novela pensé que sería la típica historia adolescente de chico conoce a chica y soluciona todos sus problemas, sin embargo, no podía estar más equivocada. A Conrad le cuesta conseguir acercarse a Korrigan, llegar a ella no es un camino recto y sencillo, sino que está lleno de curvas. ¿Y qué decir de Hugo? Me parece un personaje muy tierno, es sin duda el que aporta luz a esta novela. A él le gusta hacer reír a la gente para poder atrapar sus sonrisas. Hugo nos enseña a todos el poder que puede tener ese pequeño gesto, no solo en nosotros mismo, sino en todos lo que nos rodean.

«Las imágenes no son para quienes las ven, sino para quienes las viven.»

Frase del libro Cromosomas que crean corazones

Cromosomas que crean corazones es un viaje por la vida de tres adolescentes que no están en el mejor momento, o por lo menos no en el más fácil, pero esto precisamente es lo interesante de la novela. Esta historia nos muestra que no siempre todo va a ser perfecto y que no somos los únicos que tenemos días malos. Sin embargo, también nos enseña que debemos esperar y estar preparados para recibir a los días guapos, como diría Conrad. Cromosomas que crean corazones es original, emotiva y sobre todo y lo más importante, es real.

Foto de portada: Libro Cromosomas que crean corazones | Fuente: Beatriz Mata (El Generacional)

 

Publicidad

Deja un comentario