Los casos reales detrás de Expediente Warren

0
781
Vera Farmiga interpretando a Lorraine Warren en The Conjuring | Fuente: TimeOut

¿En qué sucesos se basa la saga de The Conjuring?

 

Publicidad

Hoy 4 de junio ha salido a la luz en España la tercera entrega de Expediente Warren. La serie de películas The Conjuring alegan estar basadas en casos reales vividos por los demonólogos Lorraine y Ed Warren, investigadores paranormales de gran importancia dentro del ámbito de la parapsicología, y protagonistas de cientos de controversias. Te contamos acerca de ellos.

La historia de los Warren

Ed Warren nació en la ciudad de Bridgeport, en Connecticut, el 7 de septiembre de 1926. Ed alegaba que desde los cinco hasta los doce años había estado viviendo en una casa embrujada que le hizo escuchar pasos y ver presencias, y que atormentó gran parte de su infancia.

Lo mismo ocurrió con Lorraine Warren, quien, nacida el 31 de enero de 1927 en la misma ciudad, narraba que comenzó a tener sus primeras experiencias como clarividente cuando era solamente una niña.

Ambos vivieron con terror lo que les sucedió en la infancia, pero sintieron ganas de descubrir más al respecto y ver qué era lo que se escondía detrás de esos intrigantes.

Su carrera como investigadores

Ed y Lorraine Warren | Fuente: The Warren FIles

En 1945 la pareja se casó, y, después de que Ed volviera de la Segunda Guerra Mundial, decidieron comenzar su carrera como investigadores de sucesos paranormales. Alegaban que Lorraine se encargaba de la clarividencia, mientras que Ed era, directamente, un demonólogo.

Fundaron la New England Society for Psychic Research (NESPR) y se encargaron de concienciar culturalmente sobre los sucesos que acontecían en su ámbito laboral, llegando, incluso, a fundar un museo para resaltar sus investigaciones.

Además, colaboraron y escribieron en una larga lista de obras literarias sobre sucesos paranormales. Se sabe que, supuestamente, todas las películas de The Conjuring están basadas en investigaciones y hechos reales experimentados por la pareja de demonólogos.

Sus investigaciones han tenido el prestigio de pertenecer a una larga lista de los casos paranormales más importantes a nivel mundial. Entre ellas se encuentran casos tan polémicos como el exorcismo de Connecticut, la trama de la familia Perron, el terror de Amityville, el poltergeist de Enfield o la famosa muñeca Annabelle.

The Conjuring (2013): la familia Perron

La verdadera familia Perron, en 1971 | Fuente: Guioteca

La trama que inaugura el llamado Universo The Conjuring es la primera entrega de esta saga. Ambientada en 1971, cuenta la historia de una familia numerosa que se muda a una granja en Harrisville, Rhode Island.

Al día siguiente la familia comienza a percibir sucesos paranormales que amenazan seriamente la integridad física y emocional de su familia, por lo que contactan con los Warren, quien descubren que esa misma casa pertenecía antes a Batsheba Sherman.

Tal y como nos cuenta la historia real de lo sucedido, Batsheba Sherman fue acusada de brujería tras ser encontrada por su marido sacrificando a su bebé con una aguja en nombre de Satanás. Según las investigaciones de los Warren, Batsheba llevó a cabo una maldición mediante la cual todo el que habitara en la casa muriera de alguna forma. Sherman, quien se suicidaría colgándose de un árbol en la granja familiar inmediatamente después de sacrificar a su primogénito, es la bruja que protagoniza esta película.

Annabelle

Annabelle | Fuente: Europa Press

La muñeca Annabelle cobra una importancia notable en el Universo The Conjuring. Esta acabaría teniendo nada menos que tres spin-offs, y veremos su conexión con el resto de películas a lo largo de toda la saga cinematográfica.

Esta película de 2014 trata de un regalo que le hace John Form a Mia, su esposa embarazada, al ser una amante de las muñecas. Una noche, mientras la familia duerme, comienzan a escuchar estruendos provinientes de la casa de sus vecinos: los Higgins. Al salir para ver qué ocurre, John se encuentra con dos de sus vecinos muertos, por lo que decide llamar a la policía. En este momento un hombre y una mujer atacan al matrimonio Form y la mujer termina por apuñalar a Mía y suicidarse con la muñeca en brazos. Se trata de Annabelle Higgins, quien, afirman, había empezado a formar parte de una secta satánica.

Después de haber presenciado varios sucesos paranormales que atentaban contra la seguridad de la familia (y, en especial, del bebé que Mía había conseguido llevar adelante a pesar de las graves heridas), la familia decide deshacerse de la muñeca. No obstante, esta siempre vuelve a aparecer en la casa, por lo que deciden pedir ayuda al respecto.

El caso real que se esconde tras esta película se remonta a 1968, cuando unas enfermeras que compartían piso acuden a los Warren alegando que su muñeca, de marca Raggedy Ann, estaba poseída por un espíritu llamado Annabelle Higgins. Los Warren les aseguraron que no se trataba de un espíritu, sino de ente demoníaco, y actualmente la verdadera muñeca se encuentra expuesta en el Museo del Ocultismo de los Warren, en Connecticut.

The Conjuring 2 (2016): el caso Enfield

La segunda entrega de esta saga comienza en Amityville, Nueva York, cuando a los Warren se les presenta un caso de presencias malignas que sobrepasan la integridad emocional de Lorraine. Es aquí cuando empezamos a ver la manera en que Lorraine se debilita lentamente a medida que avanzan sus casos. Esta, que decide no continuar con el caso, comienza a sufrir visiones que involucran tanto a su hija Judy como al mismo Ed Warren mediante presagios sobre su cercana muerte.

Los Warren, no obstante, deciden finalmente embarcarse en el caso de los Hogdson, una familia de Enfield, Londres, que alega estar sufriendo posesiones y fuertes presencias de entes malignos. La presencia que trata de hacerse con los cuerpos de sus hijas menores dice llamarse Bill Wilkins, tener 72 años y haber muerto años atrás en el sillón de esa misma vivienda.

La verdadera historia bajo la película involucra, tal y como está relata, a Janet Hogdson, una niña de 11 años que, a pesar de verse en vuelta en polémicas que cuestionaban la veracidad de los hechos que le sucedían, nos dejó imágenes tan estremecedoras como esta.

Janet Hogdson, de 11 años, levitando | Fuente: eCartelera

Años más tarde, la verdadera Janet Hogdson fue entrevistada y preguntada acerca de las polémicas sobre la veracidad de lo ocurrido:

«No me importa lo que piensen. Sé lo que sucedió y sé que fue real»

 

Publicidad

Deja un comentario