‘La vida invisible de Addie LaRue’, la obra cumbre de V.E. Schwab

0
386

La vida invisible de Addie LaRue, el último éxito de V.E. Schwab

La última entrega de V.E. Schwab no ha dejado a nadie indiferente. La gran mayoría de la comunidad de lectores la califican como la obra cumbre de la autora.

Francia, 1714. Addie LaRue está acabada, su compromiso con un hombre al que ni siquiera ama es inminente y no tiene otra opción. Ya tiene 23 años, es demasiado mayor para casarse y su madre, harta de esperar, organiza su matrimonio. Pero Addie quiere algo mejor: ver mundo, dibujar, ser libre, ser ella misma, tener el control de sus decisiones. Ella sabe que nunca hay que rezar a los dioses al caer la noche, pero necesita ayuda desesperadamente para salvarse del destino que le han planeado. Huye de su ceremonia, corre sin mirar atrás y reza, reza a la noche, reza por ser libre y suplica la ayuda de cualquier ser que la escuche.

La oscuridad recibe su llamada y acepta… por un precio. Le ofrece la inmortalidad a cambio de algo muy valioso y que echará de menos toda su existencia: ser recordada. A lo largo de los siglos conoce a multitud de personajes célebres, viaja a todas partes y aprende muchísimo, pero se siente vacía. Se condenó al olvido y a vagar por el mundo sola. La oscuridad jugó bien con las palabras: quería ser libre, sin ataduras; el dios oscuro solo la hizo caso. Trescientos años más tarde, un chico pondrá la vida de Addie patas arriba al acordarse de ella.

Tenía las expectativas bastantes altas con la nueva novela autoconclusiva de la autora. Había escuchado maravillas de La vida invisible de Addie LaRue y con una breve lectura de la sinopsis me decanté por descubrir su historia. Sabía que me gustaría incluso antes de empezar la primera página y no me equivoqué: ha sido lo mejor que he leído en los pocos meses que llevamos de 2021. La fantasía y el romance se entremezclan a la perfección y crean una obra original y muy interesante. Una maldición que arrastra la protagonista durante siglos, un misterioso dios oscuro cuyas intenciones son desconocidas, un chico aparentemente normal que oculta secretos… no sé qué pensarán otros lectores, pero a mí solo con esto me conquistó y me convenció, definitivamente, de leer y disfrutar de la novela.

Hablemos de los personajes

Addie LaRue es una mujer francesa nacida a finales del siglo XVII, por lo que vive en una sociedad tremendamente machista y llena de prejuicios que ella odia. Es una joven bastante adelantada a su época. Mientras sus amigas y todas las mujeres de su alrededor tienen claro desde pequeñas el camino a seguir: crecer, casarse, tener hijos y vivir en su pequeño pueblo de la campiña francesa, si Addie tuviera la capacidad de elegir escaparía de ahí. Crearía su propia vida, dibujaría más, viajaría y tendría hijos cuando quisiera, si es que algún día querría. A Addie le gustaría que se abrieran varios caminos en su vida para elegir, no ir por una única senda. Es una mujer fuerte y que nunca se hunde, siempre se levanta.

Tras su maldición y con el paso de los años, la protagonista tiene muchos momentos en los que toca fondo y desearía que todo se acabara. Acostumbrarse al olvido no es nada fácil y, a pesar de todo, se recompone y nunca se rinde. Tiene espíritu de guerrera y mucha fortaleza interior.

Por otra parte, hablemos del increíble antagonista de la novela: la mismísima oscuridad. Es una especie de dios oscuro o demonio que escucha las plegarias de Addie por esa libertad que tanto desea y le ofrece su ayuda, aunque no es gratis. Sin duda, para mí fue el personaje más enigmático e interesante. La obra no especifica con exactitud qué clase de criatura es en realidad, aunque trabaja con almas y hace pactos con lo que se supone que es algún tipo de demonio. Al principio, considera a Addie como un alma humana más, pero luego se dará cuenta de que para nada es así. Addie es mucho más inteligente de lo que pensaba. Hay un constante pulso en la historia para ver quién es más inteligente de los dos y quién ganará la partida.

Ilustración del antagonista, hecha por @nicole.deal.art. | Fuente: Pinterest

Por último, tenemos a Henry, el misterioso chico neoyorquino que recuerda a Addie… pero hablaros de este personaje sería todo un spoiler, así que dejaré que vosotros, lectores, descubráis quién es si leéis a V.E. Schwab.

Sobre su estructura narrativa

Otro de los puntos a destacar sería la estructura y el hilo narrativo de la novela. Esto es lo que genera la mayor parte de la adicción y el enganche al libro y hace que no se suelte de las manos. En vez de presentarse una narración lineal de los hechos, la autora juega mucho con los flashbacks y flashforwards. Se cuenta la vida de Addie en momentos históricos distintos. Crea interés, por tanto, en saber más del personaje y se devora el libro de una sentada aunque tenga 500 páginas.

Fuente: Pinterest

La vida invisible de Addie LaRue es una una novela que recomendaría a todo el mundo incluso si la fantasía no es un género atrayente para el lector. Considero que tiene muchos puntos que absorben la atención y hasta que uno no llega al final, no se queda tranquilo.

Puntuación: ⭐ ⭐ ⭐ ⭐ ⭐

 

Publicidad

Deja un comentario