Froilán Carvajal: Hombre que murió por sus ideales

0
392
Retrato de Froilán Carvajal Rueda│Fuente: Real Academia de la Historia

Una historia que muestra la pena de muerte de la época y sus consecuencias

Froilán Carvajal y Rueda fue un personaje histórico muy destacado en el pueblo de Tébar (Cuenca) y en la zona de Alicante, en especial en un pueblo llamado Ibi. Esta historia se sitúa entre 1830 y 1869, en la cual Froilán luchó para instaurar la república.

¿Quién fue Froilán?

Froilán Carvajal y Rueda nació el 5 de octubre de 1830 en un pueblo llamado Tébar, situado en Cuenca. Su familia era acomodada, con una ideología progresista. Froilán estudió en la Universidad Central de Madrid las carreras de filosofía y latín. No obstante, en 1853 vuelve a Tébar, donde estuvo trabajando como notario. Pero en 1856, tras el Golpe de Estado del general O’Donnell, Froilán Carvajal es nombrado teniente de una milicia revolucionaria republicana que se encargaba de ir por distintos pueblos de Cuenca para impartir esta ideología.

Publicidad
Retrato de Froilán Carvajal por Justo García Villamala │ Fuente: Wikipedia

A consecuencia de esto, estuvo exiliado por miedo a ser perseguido. Froilán volvió a pronunciarse a favor del levantamiento del General Prim en 1864, participó en una sublevación realizada en Madrid y tuvo que esconderse en la casa de un hermano suyo llamado Basilio. Volvió a exiliarse en 1866, y en 1867 tomó rumbo a Marsella. Tiempo después, Froilán decide seguir ensalzando la república por otros lugares de España, durante 1868, en la zona de Alicante, mientras da comienzo la revolución de la Gloriosa en España.

Froilán formó tropas milicianas republicanas para ir por los pueblos de Alicante y ensalzar la república. Fracasaron en Villena, pero consiguieron toda la zona marina de Alicante, que consta desde Alicante hasta Dénia. Mientras Froilán obtenía todo ese éxito, fue director y redactor de varios diarios, pero el más destacado fue El Revolucionario, conformado por más personas republicanas. No obstante, en 1869 Froilán fue acusado de haberse apropiado de fondos municipales durante 1867 y se exilió nuevamente.

¿Qué pasó durante la revolución?

Tras ser acusado de corrupción, no vuelve a manifestarse de forma directa hacia el poder español, pero eso no impide que Froilán deje de acudir a pueblos de la zona de Alicante.

A partir del 4 de Octubre 1869, Froilán junto a sus tropas deciden ir hacia Novelda. Actualmente, se conserva una carta anónima de una persona que acompañaba a Froilán hacia Novelda, en la que narra que recibieron la noticia de que una tropa de militares contrarrevolucionarios estaban en Novelda.

«Jefes del alzamiento republicano federal de España en 1869» │ Fuente: Andrés de Salas

Dicha ciudad fue tomada por el coronel Arrando, líder del bando conservador, encargado de frenar la expansión de la ideología republicana. Froilán y sus milicianos tuvieron que cambiar el rumbo, escondiéndose en la Sierra de Castalla, donde pasaron la noche. Posteriormente, llegaron a una venta y Froilán se hospedó para escribir cartas a sus seres queridos. Las cartas que escribió Froilán están conservadas y se muestran los ideales republicanos que defendía junto al ideal cristiano. También escribió sobre la falta de ayuda del alcalde de Alicante hacia sus tropas y en la carta se expresa la clara idea de Froilán frente a la situación: «No dejaremos un rincón en donde no ondee la bandera federal».

A continuación, salió de la venta y decidieron ir en dirección a Castalla, pero el coronel Arrando también estaba desplazándose hacia dicho pueblo. Se dice que Arrando era una persona muy seria que tenía como objetivo imponer el orden y la seguridad. No obstante, Froilán recibió la noticia de que el coronel Arrando iba en dirección a Castalla y decidieron huir al pueblo más cercano. Este pueblo era Ibi, pero fueron capturados de camino al municipio.

Zona de Alicante donde se muestran los puntos por los que pasó Froilán y su tropa │ Fuente: Pueblos del Interior de Alicante

Froilán pide a sus milicianos que no abran fuego contra el general Arrando y sus tropas. Asimismo, el general lanzó un mensaje el cual fue: «No tiren, están ustedes indultados. Lean ustedes el bando». Así pues, Froilán y sus milicianos se rinden y fueron encarcelados en un calabozo del municipio de Ibi.

¿Cómo fue su estancia en Ibi?

Durante su estancia en Ibi, hay varias anécdotas: algunas son leyendas mientras que otras son confirmadas, pero serán tratadas posteriormente.

Retomando la historia, Froilán y sus milicias llegan a Ibi y son encarcelados en el calabozo, donde Froilán es separado de sus milicias para evitar que les dé órdenes. Froilán escribió cartas en las que expresa: «He tomado las armas porque habiendo obligado al Gobierno a jurar una Constitución con la mayor parte de la cual no estábamos conformes, el Gobierno ha sido el primero en violarla en la parte más aceptable que tenía. Esto es en los derechos individuales».

Es decir, expresa cómo los gobernantes de la zona no le aportaron ayudas para hacer frente a las tropas conservadoras. Después de 4 días de ser encarcelados, Froilán fue enviado a la capilla donde tiene permiso para escribir una carta. Este decide escribirle a su hermano diciéndole: «Me van a matar en breve. En poco estaré muerto. Solo te pido dos encargos: Consuelo a mi familia y toda la ayuda a mis hijos».

Tras salir de la capilla, cuentan que Froilán estaba lleno de vida y serenidad. Asimismo, dijo: «Nobles compañeros, voy a morir. Valor y constancia. Adiós republicanos, ¡Viva la república!»

Fue una despedida que iba dirigida a sus milicias. Tras estas palabras, el cura y el pueblo de Ibi pidieron al coronel Arrando el indulto para Froilán. Más tarde, se inició el camino hacia la muerte de Froilán, situado en dirección a Alcoy. Cuentan que Froilán iba acompañado de todo el pueblo de Ibi y, cuando llegaron al sitio del fusilamiento, Froilán alzó la cabeza mientras todas las milicias del coronel Arrando le estaban apuntando. Arrando dio las órdenes de disparar, pero Froilán seguía de pie debido a que las milicias del general no fueron capaces de dispararle.

Representación del fusilamiento de Froilán Carvajal │ Fuente: El Blog de José Luís Luri

Froilán decidió gritar: «¡Viva la república federal!», pero el pueblo permanecía en un silencio constante. Finalmente, volvieron a dar la orden de disparo y en esta ocasión, Froilán sí fue fusilado. Este fue el final que tuvo Froilán Carvajal, pero no acaba aquí su historia. Desde el Ministerio de Guerra situado en Madrid, se había concedido el indulto para Froilán, pero no llegó a tiempo para evitar su fusilamiento. De esta forma, Froilán falleció el 8 de octubre de 1869 a los 39 años.

¿Qué pasó después de su muerte y cuál es su importancia?

En las décadas posteriores, se publicó una novela histórica de Ramón J Sender, Mister White en el cantón, basada en la historia de Froilán Carvajal a diferencia de qué cambió los nombres de los personajes de la novela. Asimismo, no fue el único que escribió sobre Froilán. Un investigador llamado Rodríguez Solís escribió también sobre él.

Por otro lado, la figura histórica de Froilán en Ibi fue importante durante la época de las dos Repúblicas españolas, pero con el paso del tiempo ha perdido el valor histórico.

Asimismo, tras el fusilamiento de Froilán se puso una lápida conmemorativa. Según cuentan, con la llegada del franquismo fue retirada para protegerla y evitar que fuese destruida por ser un símbolo republicano. La lápida antigua no ha vuelto a aparecer en el pueblo, pero alrededor del 2019 crearon una nueva lápida para Froilán en Ibi.

Foto realizada por Carlos Asensio sobre la tumba conmemorativa a Froilán Carvajal. │Fuente: Ibi Cultura

En cuanto a la importancia de Froilán, colaboró y fue parte de los «Jefes de levantamiento republicano». De igual importancia, se le consideró un mártir de la república y una persona con el deseo de obtener la libertad.

En cambio, en Ibi es un personaje muy importante a pesar de haber perdido ese valor con el paso del tiempo. Su importancia fue destacable debido a los acontecimientos producidos en el pueblo, incluso realizaron una calle con su nombre para rendirle homenaje. Otro acontecimiento impactante en Ibi fue cuando se proclamó la 2ª república debido a que el pueblo realizó una manifestación alzando imágenes de Pablo Iglesias (PSOE) y de Froilán Carvajal.

Situado en el lugar de fusilamiento de Froilán │Fuente: FOTOS ANTIGUAS DE IBI

¿Hay alguna curiosidad acerca de Froilán?

Como toda historia, hay varias versiones de los hechos que fueron confirmadas, mientras otras han quedado en leyendas urbanas. Por ejemplo, se dice que los de Ibi son “Ibi mut”, es decir, Ibi mudo. Esto se debe a cuando Froilán estuvo encarcelado salió una vez desde un balcón y gritó: «¡Viva la República!»

Froilán esperó que el pueblo respondiera, pero nadie lo hizo. Se dice que esto sucedió debido a que  las personas de la época no se atrevían a manifestarse. Por lo tanto, salió el refrán: «Ante la república, Ibi mut».

Versión del balcón │ Fuente: Ibi Blog

Otra anécdota es “La señora del mantón”. Mientras Froilán era acompañado por ibenses que suplicaban al coronel Arrando el indulto a Froilán, había una señora con un mantón, la cual tenía la capacidad de indultar a las personas contra la pena de muerte. Esa manta debía ser colocada sobre el indultado, y así sucedió. En cambio, el coronel Arrando no consintió ese indulto porque pensaba que era una falacia. Esta anécdota fue confirmada en una entrevista por un familiar de la señora con el mantón.

Por último, en Tébar la familia de Froilán Carvajal recibió un cuadro de Froilán siendo fusilado. Pero cuando llegó la Guerra Civil a España, la familia sufría de crisis y quemaron el cuadro por temor a que fueran fusilados por tener un símbolo republicano.

También se debe mencionar que no solo fue revolucionario, sino que también fue escritor y poeta. Escribió varias obras, entre ellas Orientales y El faro de la niñez.

Obra de Froilán Carvajal │ Fuente: OMNIA

Esta última fue en el año 1873, y estuvo enfocada en la educación hacia los niños tratando los temas de religión, moral y de carácter social. Fue autor de varios artículos escritos sobre la historia local de Cuenca, de Belmonte y de su pueblo de origen: Tébar.

En conclusión, Froilán Carvajal fue una persona destacada en el pueblo de Ibi y de Tébar, incluso varios autores escribieron libros acerca de Froilán. No obstante, no fue la única persona que sufrió las consecuencias de ser condenado a pena de muerte por sus ideales. Como es el caso del escritor Federico García Lorca, que murió por su forma de pensar o incluso Hinojosa, que fue fusilado por ser del bando nacional. Todas las personas nombradas y el resto de personas que sufrieron la misma pena de muerte de forma injusta merecen que sean reconocidas, incluso aquellos que no han sido tan reconocidos como Froilán Carvajal.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario