‘La Valla’, la serie que se adelanta a la realidad

0
100

España, año 2045. La Tercera Guerra Mundial y una catástrofe ecológica provocan la llegada de un virus, el noravirus, y una serie de enfermedades que todavía nadie sabe curar. El Gobierno, con la excusa de proteger a la población, les quita a las personas su bien más importante, la libertad. Así, Madrid queda divida en dos, los privilegiados y los pobres separados por la Valla.

Publicidad

Daniel Écija, conocido por sus trabajos en Águila Roja, El internado o Aída, es el director de esta serie. Una serie que, aunque ya estaba lista en enero, se empezó a emitir en Antena 3 el 10 de septiembre y que consta de 13 capítulos. Madrid es el lugar elegido por el director, ya que se trata de ese lugar al que todo el mundo quiere ir. Como les pasa a Hugo, su hermano Álex y la hija de Hugo, Marta, una niña que se convierte en el centro de la historia.

Los tres llegan a Madrid para reunirse con Emilia, interpretada por Ángela Molina, a quien recientemente le han concedido el Goya de Honor por su trayectoria. Además, en Madrid también está Julia (Olivia Molina), la hija de Ángela tanto en la serie como en la realidad. Pero Madrid no es lo que parece, es un Madrid destruido, similar a lo que ocurrió en la posguerra. Sus habitantes tienen cartillas de racionamiento y entre la población hay vecinos espías. Además viven bajo algo que nos sonará a todos, un estricto toque de queda. Madrid está divido en dos grupos: el sector 1, formado por los ricos que viven al otro lado de la Valla y el sector 2, donde reside el resto de la población. Se trata de una distopía en la que los protagonistas, esta familia, luchan por sobrevivir ante la realidad de España.

Reparto de La Valla | Fuente: El Universal

Pero, a pesar de sus diferencias, estos dos mundos no están tan divididos y, según avanza la serie, estos se van juntando y se nos permite conocer lo que se esconde más allá de la Valla, el sector 1. En él viven el ministro de Sanidad, Luis, su mujer y directora del Centro de Investigaciones Médicas (CIM), Alma, y sus dos hijos, Daniela e Iván. Alma, por su cargo y por su cercanía a la realidad, podríamos compararla con Fernando Simón ya que es la encargada de conseguir una vacuna para el noravirus, un virus con gran capacidad de contagio a través de fluidos corporales como la saliva. ¿Os suenan de algo el nombre y los síntomas?

Se trata de una de las cepas más agresivas afectando a toda la población española. Una de las únicas maneras de curarse es a través de anticuerpos y los que los tienen son una serie de niños a los que llaman “sujetos únicos”.

El Gobierno y las Fuerzas de Seguridad del Estado con el coronel Enrique a la cabeza tienen un lema, «El futuro nos pertenece», con el que quieren dejar claro que Nueva España está a salvo. Pero no es más que un disfraz que oculta la verdadera realidad, ya que los únicos que se quieren salvar son ellos mismos.

Fuerzas de Seguridad del Estado | Fuente: El Confidencial

La familia, el amor, la lucha por la democracia, la ética y, sobre todo, la libertad son los temas de esta serie, una serie que no solo ha conseguido adelantarse a la realidad, sino mostrarnos cómo puede acabar una distopía que cada vez se hace más real. Federico García Lorca dijo una vez: “Hay cosas encerradas dentro de los muros que si salieran pronto a la calle y gritaran llenarían el mundo”.

Precisamente eso es lo que nos enseña la serie, a atreverse a mirar a la realidad y luchar por recuperar la memoria de nuestro país a través de nuestro bien más preciado, la libertad.

Publicidad

Deja un comentario