‘Supervivientes’ y ‘Mask Singer’, de día a día y tiro porque me toca

0
485
Montaje SV y Mask Singer | Fuente Imagen Mask Singer: Atresmedia

La contraprogramación se ha convertido en una de las claves para atraer a la mayor cantidad de audiencia posible

Comienza el juego. En una parte del tablero se encuentra Supervivientes 2021, un peso pesado. Sin duda, el reality por excelencia del grupo Mediaset en la actualidad. Su larga trayectoria hace que se acabe convirtiendo en una ficha que, si se utiliza correctamente, puede acabar con su rival. En el otro extremo toma presencia la segunda edición de Mask Singer. Este último, aunque sin tanto recorrido en nuestro país, juega con la idea de ser un programa fresco y de prometer un casting con “estrellas internacionales”. Lo necesario para que Atresmedia logre el éxito. Pero, ¿quién se alzará finalmente con el triunfo?

Publicidad

El objetivo por el que se juega

En este caso, el objetivo está claro: conseguir grandes datos de audiencia y mantenerse líderes. Las televisiones privadas buscan obtener los máximos beneficios económicos, necesitan de los espectadores para poder atraer a la publicidad y subsistir. Tanto Mediaset como Atresmedia saben que los contenidos y programas con los que cuentan se vuelven así indispensables.  En esta línea, las cuatro últimas semanas se han caracterizado por un claro duelo entre Supervivientes y Mask Singer en el que se han tomado decisiones insólitas.

El programa de supervivencia se encontraba en emisión cuando Antena 3 anunciaba que “el secreto mejor guardado de la televisión” volvía de nuevo, pero, esta vez, en la noche de los lunes. Su primera edición se saldó con éxito el pasado diciembre con una media de cerca de tres millones de espectadores y un 23,3% de cuota de pantalla. Grandes datos que convertían a este programa en un de los fuertes pilares del canal de Atresmedia. Por su lado, Supervivientes emitía su contenido los martes, los jueves y los domingos. Hasta aquí ningún problema puesto que ambos programas no coincidían.

Sin embargo, ¿no dicen que la vida está hecha para los valientes? Pues así lo piensa Supervivientes y opta por atacar directamente a Mask Singer para intentar “robarle” audiencia y conseguir reducir el éxito de la temporada pasada. El concurso de las máscaras, disgustado con esto, decide que la mejor decisión es alejarse de este gran rival que intenta hacerle sombra. El juego está en marcha y las estrategias para lograr el objetivo final aparecen.

La estrategia seguida

Para ambos la contraprogramación se convierte en una gran aliada, pero a partir de aquí la estrategia que siguen es diferente. El programa de Mediaset es el primero en mover ficha. De forma sorpresiva, cambia la emisión de Conexión Honduras del domingo al lunes, coincidiendo con el “estreno” de Mask Singer. Sí, estreno entre comillas porque los espectadores creían que era la primera gala tras toda la promoción que se había realizado. Pero… ¡SORPRESA! El concurso de Antena 3 se saca un as de debajo de la manga, borra algunos post y tweets y anuncia que el lunes no va a ser el debut, sino un programa especial de presentación llamado Mask Singer: Conoce a las máscaras.

Tras este giro, la noche del lunes se salda con una victoria de Supervivientes. Su rival opta por esperar hasta la emisión de las dos primeras galas para dar el siguiente paso y, mientras tanto, el reality de Telecinco se intenta hacer más fuerte optando por desvelar el concursante expulsado en la noche del lunes y no en la gala del jueves, como es habitual. Con los resultados que se obtienen, se observa como este amplía su ventaja mientras que Mask Singer arrastra dos mínimos históricos. Sí o sí tiene que mover ficha. Lo hace y cambia por sorpresa la emisión del programa al miércoles, pero bajo la excusa de la llegada de la Eurocopa.

Poco margen le dejan a Supervivientes con este movimiento. Con la noche de los miércoles libre y con el resto de sus programas asentados en el resto de los días, optan por llevar a cabo una decisión insólita: cambiar la gala del jueves al miércoles. Insólita porque en Telecinco, desde hace ya algunos años, la noche del jueves solía ser la noche de los realities con Gran Hermano o La Casa Fuerte. Con todo ello, la decisión tomada por los dos programas rivales genera que obtengan sus mínimos de espectadores. Así, para el duelo que se vivió anoche, Mask Singer ya había anunciado previamente el nombre de su investigadora invitada: Ana Obregón. Esta jugada ha resultado efectiva, pues les ha servido para obtener su mejor cuota y recortar distancias con su rival. ¿Cuál será la estrategia que tomen a partir de ahora?

Jaque… ¿mate?

Todavía es pronto para saber si alguno de los dos gana la partida. Lo que sí es cierto es que ha habido jaque, jaque a la audiencia. Si Mask Singer y Supervivientes jugaban con la contraprogramación para atraer espectadores, de momento lo que han logrado es alejarlos. ¿Hasta que punto la audiencia de televisión tolera tantos cambios sin previo aviso en la programación? ¿Están jugando ambos con cartas equivocadas que se pueden volver en su contra?

Los seguidores del programa de Antena 3 ya se quejaban de la hora en la que empiezan las galas. A ello se le sumó el descontento por el cambio inesperado que hicieron respecto al estreno de la segunda edición. El lunes de la semana pasada, el hashtag del programa tomó presencia en Twitter puesto que había personas que no conocían el cambio de emisión al miércoles. En el caso del programa de Telecinco, ni si quiera los presentadores se aventuran a decir el día en el que se realizará la próxima gala, pues no hay nada asegurado.  ¿Sirve todo para ganar audiencia? Lo que está claro es que, al final, son los espectadores los que controlan las reglas del juego ya que, sin estos, no hay juego al que jugar.

Publicidad

Deja un comentario