Marcos López: «El periodismo es tan vocacional que se puede ser un periodista, sin tener el título»

2
72

Marcos López (1970) es de esos periodistas que dices es «el de toda la vida». El periodista de RTVE lleva 25 años al pie del cañon en el mundo del periodismo. Comenzó su andadura en Canal+, en El Tercer Tiempo. Un programa que el periodista recuerda con especial cariño y ya en 2007, fichó por RTVE. A lo largo de su trayectoria ha hecho de todo. Desde presentador a corresponsal, ha demostrado una profesionalidad abrumadora.

Pregunta: Fuiste corresponsal en Brasil y Buenos Aires, ¿qué es lo más complicado de ser corresponsal?

Respuesta: Lo más complicado y lo que más te ata es estar siempre pendiente y estar al día de todos los temas económicos, deportivos, sociales y políticos de los países y de la zona donde eres corresponsal (en mi caso, yo me ocupaba del cono sur). También es muy complicada la idea de no poder desconectar. Tienes que estar pendiente de lunes a domingo durante las 24 horas del día, más en países en los que yo estaba, con una situacion económica y política muy inestable. Nunca sabes cuándo puede haber crisis de gobierno, devaluación de moneda, etc. Y a su vez, cuando te pueden pedir desde España algún tema de esos, alguna información de ese tipo. Porque nosotros cubrimos esa información para el público español y entonces, a veces, sucede que tú piensas que un tema es muy importante y luego, realmente en España interesa menos y viceversa.

R: De todos los programas en los que has trabajado, ¿cuál ha sido el más importante desde el punto de vista profesional? ¿Y desde el punto de vista personal?

De todos los programas en los que he trabajado tanto desde el punto de vista profesional como personal, porque es difícil desligar uno de otro, si no va bien una cosa, la otra dificilmente puede ir bien; fue un programa de Canal+, El Tercer Tiempo del 1998 al 2005. En este programa estuve muy a gusto, me hizo crecer mucho profesionalmente y el equipo era muy bueno. El programa era un resumen emitido los domingos de la jornada de fútbol. De todos los sitios en los que he estado, es el que guardo con más cariño, sin duda.

P: ¿Por qué escogiste el balonmano como primer deporte para narrar?

R: Bueno no es que yo escogiera el balonmano, es que el entonces jefe de deportes, Alfredo Relaño, me escogió a mí para cubrir el balonmano. Alfredo Relaño, ya jubilado como director de AS y que en el 1995 era el jefe de deportes de Canal+, cogió a una serie de chavales jóvenes con mucha ilusión y con ganas de comerse el mundo y los fue colocando. La empresa había comprado los derechos de varios deportes y de varias ligas como el balonmano. Me vio medio-alto para que no contrastara mucho cuando haces una entrevista a un jugador de balonmano con el que lleva el micro. Al que cogió para hacer eso mismo en baloncesto, era más alto que yo. Y esa fue la razón. A veces, los comienzos son de la manera más insospechada y luego lo disfruté mucho.

P:¿Cómo crees que se soluciona la precariedad del mundo del periodismo?

R: Sinceramente, no veo salida a esa situación a corto plazo porque tendría que haber una especie de acuerdo entre todas las empresas públicas y privadas para establecer determinadas pautas de comportamiento con la gente que empieza. Pero eso es muy complicado a día de hoy. Este triste, pero te encuentras chavales que ganan tres euros, algunos que no cobran, otros que llevan muchos años con contratos precarios.

P: Has cubierto innumerables eventos deportivos destacando los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, de Londres 2012 y Río 2016. ¿Te falta algún evento deportivo por cubrir?

R: Me faltan muchos por cubrir. He tenido la suerte de cubrir tres juegos olimpicos, pero hay eventos que me gustaría cubrir. No he estado en un mundial de fútbol. Me encantaría estar en una final de la Superbowl o final de la NBA. ¡Son tantas cosas! Hay tanto y tan bueno en el deporte que es inabarcable.

Marcos López, segundo comenzando por la izquierda, en la presentación de cobertura de los JJ.OO. de Londres 2012 | Fuente: RTVE

P: ¿Qué acontecimiento de todos los que has narrado ha sido el más complicado?

R: El acontecimiento, no sé si más complicado, pero sí más complejo que he tenido que afrontar fue la programación especial que hizo Televisión Española en 2013 para cubrir la elección del nuevo Papa. Tuve que presentar un programa especial junto a Ana Blanco. Todo era una terminología y un tipo de información muy concreta. Tenías que saber la historia del conclave, muchos términos venían del latín, nombres de cardenales, liturgia, etc. Quedó bastante bien. Es de esos acontecimientos de los que más orgulloso estoy de haber formado parte.

P: ¿Qué consejo darías a estudiantes de Periodismo que quieren adentrar en tu mundo laboral?

R: El consejo que le doy a los que estudian periodismo es que intenten abarcar cuantas más ramas dentro del conocimiento del periodismo, mejor. Que no se limiten a, si quieren ser periodistas deportivos, leer prensa deportiva. Nunca se sabe dónde te lleva la carrera de periodista. Yo empecé a hacer deportes y luego me pusieron a hacer información general y luego corresponsal. Siempre he creído que me sirvió de mucho tener una base académica y una formación cultural sólida, incluidos idiomas, para lo que pudiera venir. Hay que devorar todo lo que tengas delante, hay que leer mucho, estar al día de todo. Está muy bien estar al día del último tweet de fulano o mengano, pero donde esté la formación y la base sólida que te da lectura y el conocimiento, que se quite lo demás.

P: El pasado 15 de diciembre María Casado, ex compañera de RTVE, acudió al Hormiguero y dijo: “Estoy deseando que todas las teles y radios públicas tengan la libertad para que dejen trabajar a los grandes profesionales, sin decisiones políticas de por medio”. ¿Estás de acuerdo con la expresentadora de Las Mañanas de La 1?

R: Estoy totalmente de acuerdo con lo dijo mi compañera María en el Hormiguero.

P: ¿Crees que se debería llevar a cabo una colegiación obligatoria en el periodismo?

R: No tengo claro que deba ser obligatoria una colegiación dentro del periodismo. A mí, todo lo que sea obligar en ese tipo de cuestiones, me genera bastante rechazo. Sobre todo porque, alguno pensará que es tirarse piedras sobre mi propio tejado, pero yo creo que el periodismo es tan vocacional que se puede ser un periodista, sin tener el título de periodismo. Si tú no dejas que eso sea así, al final pierdes calidad. Hay muchos grandes periodistas que no son periodistas.

P: El mes pasado fuiste enviado a Buenos Aires a cubrir la muerte de Diego Armando Maradona. ¿Por qué crees que los argentinos quieren tanto a “El Pelusa”?

R: Maradona representa una historia muy argentina. Argentina es un país con mucha pobreza. A lo largo del siglo XX, ha tenido momentos de auge y de caída. Alguien como Maradona, que comezó muy abajo y que llegó a la cima, es un espejo en el que se ven reflejados muchos argentinos. Además, se une el hecho de que Argentina es un país que en los años 30, 40 era una de las potencias económicas del mundo, pero que ha tenido un declive paulatino con el paso de los años. Y esa nostalgia de «somos grandes, pero ya no los somos», la llevan muy mal. Ese es el hecho de que alguien como Maradona les diese la gloria y que gracias a él, Argentina estuviera en lo más alto. Eso desde el punto de vista del sentimiento nacional de los argentinos era algo extraordinario.

P: ¿Qué sentiste al volver a Argentina?

R: Aunque llevaba un año y medio sin ir a Argentina, me sentí como si hubiese estado el día anterior, como en casa. Argentina es de esos sitios, y más Buenos Aires, que se parece tanto a España que se parece a lo que te digo, a estar en casa.

P: ¿Viste justas las críticas a Paula Dapena, futbolista profesional de segunda división, por negarse a homenajear al futbolista argentino?

R: No las vi justas. Cada uno tiene derecho a expresarse. Además, creo que hay que separar el deportista de la persona. Maradona como persona no era ejemplar. El derecho a la libertad de expresión es sagrado y si lo decidió así la jugadora, pues adelante.

Marcos López como corresponsal en Brasil | Fuente: La 1

P: ¿Crees que se va a llevar a cabo la Superliga Europea? ¿Sería beneficioso para el fútbol español?

R: No creo que el fútbol español se vaya a beneficiar de esta Superliga Europea. Desde luego, por descontado, los clubes modestos no, pero yo creo que tampoco la Liga Española de Fútbol. Acabaría perdiendo competividad, notoriedad, exposición mediatica, etc. Mira lo que ha pasado en baloncesto. En balonecesto, la Euroliga, es como una liga más. Son 34 partidos y eso le ha quitado claramente el foco a la ACB. Y eso yo creo que es lo acabaría ocurriendo con el fútbol si llega a producirse.

P: Nuestra liga parece haberse quedado estancada frente a otras ligas como la liga inglesa o la alemana. ¿Qué cambios crees que se deberían adoptar para dar la vuelta a la tortilla y volver a dominar el fútbol europeo?

Estamos todos teniendo claro cuál es el problema. El fútbol español está falto de vistosidad, de intensidad. Tú ves un partido de la liga alemana o la liga inglesa y juegan con un ritmo mucho más alto que la española. Ahora mismo, de las cinco grandes ligas, la liga española es la que tiene peor promedio goleador. También creo que coincide con que poco a poco se han ido marchando o retirando los jugadores de referencia de la selección y del fútbol español que hicieron de la liga y de la selección, el número uno. Por un lado, los jugadores que hicieron a la selección campeona del mundo en 2010 y las dos Eurocopas y luego, en La Liga estaban Messi y Cristiano. No puedes ser eternamente la liga de referencia. No es tan grave, son procesos.

P: ¿No sería más razonable hacer un reparto más equitativo de los derechos televisivos para favorecer la competición como ocurre en Inglaterra?

R: El caso inglés es diferente. Es cierto que hay mucha menos diferencia de ingresos de lo que reciben los grandes, comparado con los de abajo. Pero es que el dominio mediático y de repercusión, de seguimiento de los aficionados que tienen los grandes en Inglaterra comparado con los pequeños, no es ni de lejos lo que hay en España. El Barcelona y el Real Madrid tiene una infinidad más de todo lo anterior respecto a los demás equipos y sin embargo, en Inglaterra está más repartido. Hay seis clubes dominantes: Liverpool, Manchester City, Manchester United, Tottenham, Arsenal, Chelsea. Serían catalogables como clubes grandes, pero los de abajo tampoco son tan pequeños. Son de ciudades con una tradición muy fuerte, con una fidelidad muy grande.

P: Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros de la Real Federación Española de Fútbol, anunciaba el pasado jueves 10 de diciembre que ha habido más de 200 errores arbitrales en este primer tramo de liga. Con tanta tecnología, ¿por qué crees que hay tantos errores?

R: Con el VAR hay errores, pero muchos menos que antes. ¿Ha habido 200 en este primer tramo de liga? Bueno, pero es que si coges un partido de hace 10 años, cuando no había VAR y la tecnología no ayudaba en nada, seguramente esos 200 serían muchísimos más. Por lo que hay una clara mejoría.

Publicidad

2 Comentarios

Deja un comentario