El Real Madrid ejecuta al Liverpool en Champions

1
283

Un encuentro sin goles hace valer la ventaja del Madrid para plantarse en semifinales de Champions a costa del Liverpool

La vuelta de los cuartos de la Champions League entre Real Madrid y Liverpool no pudo dejar mejor sabor de boca al conjunto blanco. Tras un partido sin goles, se planta en las semifinales de la Copa de Europa, donde le espera otro conjunto británico, el londinense Chelsea, dirigido por Thomas Tuchel.

Publicidad

Un partido soso de principio a fin

El partido no fue ni mucho menos brillante para ninguno de los dos conjuntos. El Real Madrid, con todas las bajas, sumadas al agotamiento del Clásico liguero, salió a aguantar. Supo manejar en todo momento la ventaja de la ida, que obligaba al Liverpool a arriesgar, algo que tampoco se vio en exceso por parte de los de Klopp.

Los primeros 10 minutos hacían temer lo peor para los blancos, cuando los «Reds» obligaban a Courtois a realizar intervenciones de mucho mérito. Primero, Salah falló ante el belga en el minuto dos, y luego un disparo lejano de Milner en el 10′, dejaba una maravillosa para de Courtois volando hasta la escuadra para evitar el gol. Por parte de los blancos, un tiro de Benzema en el 19′ encontraba la madera, pero poco más.

Los de Zidane sabían lo que tenían que hacer ante un Liverpool que, con el balón en los pies, carecía de claridad. Por ello, ni cuando los ingleses dejaban espacios atrás el Madrid corría. Las galopadas de Vinicius y Asensio fueron prácticamente inexistentes, y Kroos Modric y Casemiro monopolizaban las acciones blancas. Sabían bien que el peligro del Liverpool venía en los contrataques, en el fútbol veloz. No había necesidad de correr riesgos innecesarios, y defendieron con balón. Además, la pareja Nacho-Militao funcionó de cine, inhibiendo cualquier intento de Firmino, Salah o Mané de rematar con facilidad. Y si llegaban a portería, ya estaba Courtois para salvar los muebles.

Courtois detiene la ocasión más clara del Liverpool, a tiro de Milner | Fuente: Twitter Real Madrid

La segunda parte fue casi un calco de la primera

La segunda parte empezaría de la misma manera, con una gran parada de Courtois, evitando sustos. Sin embargo, empezaban las prisas para el Liverpool, que no veía la manera de anotarse una diana que le diera esperanza. Y, en el otro lado, el Madrid empezaba de verdad a notar como le pesaban las piernas. Valverde y Vinicius, conocidos entre otras cosas por sus sprints interminables, reducían estas carreras al mínimo. No daban para más tras la semana que llevaban.

Precisamente, sería Vinicius quien dispondría de una de las ocasiones del partido, cuando en un mano a mano con Alisson, erraría en la vaselina. Poco después, Benzema, a centro de Odriozola, perdonaría el 0-1 con un remate de cabeza picado en exceso. El Madrid también perdonaba. El Liverpool por su parte, seguía igual que en la primera parte. Intentando encontrar espacios, pero sin ningún tipo de acierto frente al marco de Courtois.

El encuentro no aumentaba de revoluciones con el paso del tiempo. Klopp no parecía ver la solución para que su Liverpool eliminara al Real Madrid de la Champions, y el tiempo se le agotaba. Dio entrada a Thiago Alcantara, que a pesar de disputar tan sólo media hora de encuentro, fue de lo mejor del conjunto «red». Su clarividencia a la hora de filtrar balones era lo único que parecía hacer peligrar la renta que el Madrid consiguió en el Di Stéfano. Sin embargo, todos sus intentos fueron sin éxito. Sorprendió ver como el Liverpool, en la única competición en la que seguían vivos, parecía conformarse con el empate.

Un final de partido sin tensión alguna

El encuentro se acercaba a su fin, y el Real Madrid, viéndose en la siguiente ronda, se apoderó del balón, con un Liverpool que apenas presionaba, viendo como su sueño europeo se diluía ante los de Zidane. El Liverpool no estaba a la altura de lo que se le exigía, ahondando aún más en la crisis que sufren esta temporada. Así acababa el encuentro, con los blancos exhaustos, pero viendo como en una semana su panorama cambiaba.

A un punto del líder de la Liga, y en semifinales de Champions, quién lo diría en enero. La escuadra merengue se ha ganado el derecho a soñar. Sea la 35ª Liga, la 14ª Champions, o el doblete, pueden soñar.

Por último, la previa del encuentro nos dejaba ver las dos caras del fútbol. Desgraciadamente, la cara oscura la vivió el Real Madrid, cuando de camino al estadio, unos hooligans apedrearon su autobús, rompiendo alguna ventana. Por su parte, el inicio del encuentro nos dejó una imagen para el recuerdo. En el 32º aniversario de la tragedia de Hillsborough, ambos equipos guardaron un sentido minuto de silencio. Lo que nos hace recordar, algo que no podemos olvidar nunca, aunque las gradas estén vacías; que este deporte sin los aficionados no tendría sentido.

Minuto de silencio en homenaje a las víctimas de Hillsborough | Fuente: Twitter Real Madrid

Publicidad

1 Comentario

  1. interesante columna!la verdad que ha sido el partido!un madrid que supo aguantar y un Liverpool flaco respecto a juego!afortunadamente para los madridistas,soñar es gratis,y ya sabemos como las gasta el equipo de Zidane en champions!un saludo francois,me gusta leer tus articulos!sigue así crack

Deja un comentario