21.9 C
Madrid
domingo, octubre 2, 2022

El Madrid saca a bailar al Atlético al ritmo de la samba

Must read

Los blancos vencieron a los colchoneros en el primer derbi de la temporada

El Real Madrid se llevó los tres puntos del Civitas Metropolitano tras vencer al Atlético de Madrid (1-2). Rodrygo, Vinicius y Fede Valverde fueron determinantes en la victoria de su equipo frente al máximo rival de la ciudad.

La noche de ayer en Madrid no era una noche cualquiera: era noche de derbi. El Atlético de Madrid y el Real Madrid se enfrentaban en un encuentro en el que, como es habitual, se disputaban más que los tres puntos.

El ambiente se había caldeado en los días previos al partido por las polémicas celebraciones de Vinicius Junior. Los bailes del brasileño cada vez que anota un gol no gustaban a los atléticos, y todos los focos estaban puestos sobre el extremo madridista. El mundo del fútbol se dividió, y Vinicius recibió el apoyo de muchos de sus compatriotas. Neymar, Gabriel Jesús, Paquetá o Pelé fueron algunos de los brasileños que mostraron su deseo de ver a Vinicius bailar si marcaba en el derbi.

El reloj marcó las 21:00 y el balón echó a rodar por el verde. El ruido en el estadio eran ensordecedor. La hinchada atlética animaba desde el primer minuto a sus futbolistas y pitaba al Madrid con cada participación de sus jugadores. Los hombres de Ancelotti dominaban la primera parte y, en el minuto 18, llegó el primer zarpazo al marcador. Rodrygo encontró a Tchouaméni en la frontal del área y el francés picó el balón por encima de la defensa atlética para que el brasileño rematase de primeras y perforase la meta de Oblak. La samba brasileña no se hizo esperar. Rodrygo celebró en el córner más cercano con su amigo Vinicius bailando frente a toda la afición rojiblanca. Para unos, diversión, para otros, provocación: la polémica estaba servida.

El dominio del Madrid era absoluto, y el Atleti solo pudo crear peligro con un disparo lejano de Griezmann que despejó Courtois. Así, con el partido bajo control, lograron los merengues su segundo tanto. Vinicius recibió sobre la línea de banda, atrajo a dos rivales y encontró a Modric entre líneas, que tiró una pared para que el brasileño explotase en velocidad. Vinicius, haciendo gala de su explosividad, realizó una conducción hasta el área rival que finalizó con un disparo al palo tras una buena parada de Oblak. Sin embargo, no pudo evitar que Valverde, llegando al segundo palo, rematase a placer para marcar el 0-2.

La segunda mitad transcurrió sin excesivo peligro para ninguno de los dos equipos hasta los minutos finales. En el minuto 83, Hermoso le dio emoción al cierre del partido marcando el 1-2 sin apenas intención, golpeando el balón con el hombro a la salida de un córner.

El propio Hermoso pasó de héroe a villano en menos de diez minutos, ya que, en el descuento, sería expulsado por doble amonestación. La primera, la recibió al encararse con Carvajal tras una acción con Reinildo. La segunda, por empujar a Ceballos en el área al ir a rematar un saque de esquina. De esta forma, el Atlético de Madrid terminó el partido con 10 jugadores y con un resultado desfavorable de 1-2.

A pesar del espectáculo ofrecido en el terreno de juego, a lo largo de la tarde y de la noche, se produjeron acontecimientos condenables por su peligrosidad y carencia de respeto. En la previa del partido, un sector de la afición atlética, que no hace honor a la mayoría de su hinchada, realizaron cánticos racistas contra Vinicius Junior. Además, durante todo el encuentro y, sobre todo, durante la celebración del primer gol, se lanzaron objetos al terreno de juego, como botellas o mecheros.

Esta serie de actos deben ser castigados para aleccionar a aquellas personas que se dedican a cometerlos y evitar que se repitan. La rivalidad es comprensible e, incluso, necesaria en el deporte, pero el respeto y la competitividad sana siempre deben ir por delante.

- Advertisement -spot_img

More articles

Deja un comentario

- Advertisement -spot_img

Latest article

A %d blogueros les gusta esto: