Previa semifinales de conferencia NBA: habrá campeón histórico

0
686

Por primera vez en la historia de la liga, ninguno de los 5 equipos más laureados de la competición estarán presentes en estas semifinales

A falta del séptimo partido entre Dallas Mavericks y Los Ángeles Clippers que se disputará el domingo, la primera ronda de Playoffs ha finalizado sin dejar indiferente a nadie. Eliminatorias tan igualadas como se podían esperar han dado resultados sorprendentes, dejando un cuadro más que abierto en el oeste y un enfrentamiento que huele a anillo en el este, aunque quede mucho por disputar. Además, tres de los cuatro equipos finalistas del año pasado han caído en esta primera ronda (solo han pasado los Nuggets), dejando un escenario en el que, sea cual sea el campeón, estaremos hablando de un campeonato histórico.

Publicidad

Y es que como bien resume Alberto de Roa, de los nueve equipos supervivientes, solo cinco han logrado ganar un anillo a lo largo de su historia. Las condiciones en las que se ha disputado esta temporada unidas al emergente talento joven existente actualmente en la liga han puesto en jaque a los clásicos de la fase final de la competición, poniendo en juego un título de campeón que, pase lo que pase, será histórico para la franquicia y la ciudad vencedora.

CONFERENCIA OESTE

(1) Utah Jazz – LA Clippers/Dallas Mavericks 

Es la única eliminatoria no resuelta aún. Hasta que el domingo por la noche Mavs y Clippers decidan su futuro en esta temporada, Utah Jazz, el equipo con mejor récord victorias/derrotas en temporada regular, espera en segunda ronda tras vencer a Memphis Grizzlies en una eliminatoria en la que el resultado no cuenta toda la historia. Pese a ser un 4-1, Memphis luchó todos y cada uno de los partidos hasta los últimos instantes, aunque la falta de experiencia en post-temporada y la escasez de armamento ofensivo acabaron por decantar la balanza del lado de los de Utah. Armamento ofensivo de sobra es precisamente lo que han demostrado los Jazz en esta serie, especialmente tras el regreso tras lesión de Donovan Mitchell. Han demostrado que son capaces de mantener en playoffs una enorme fluidez en ataque que les permite conseguir tiros liberados casi en cada posesión, haciendo que seguirles el ritmo de anotación se antoje muy complicado, más aún si tenemos en cuenta la solidez defensiva que llevan exhibiendo desde inicios de temporada. Sea quien sea su rival, la candidatura de los Jazz para disputar finales de conferencia este año es muy, muy seria.

 

(3) Denver Nuggets – (2) Phoenix Suns

Nuggets y Suns llegan a la segunda semifinal del oeste en dinámicas muy positivas y mostrando un rendimiento por encima de lo que marcaban sus circunstancias. Los Suns se presentaron en playoffs tras una temporada regular sobresaliente (se les colocaba en la lucha por el top 8 y han entrado como 2º) pero con las dudas que los equipos jovenes suelen generar. Vale, en temporada regular muy bien, pero en Playoffs, ¿qué?. Pues bien, Phoenix ha dado posiblemente el mayor golpe en el mesa que se puede dar cuando de ganarse el respeto se trata: han eliminado al actual campeón, Los Ángeles Lakers, en 6 partidos. LeBron James, que se quedó prácticamente solo tras la lesión de Anthony Davis y el pobre rendimiento de los secundarios, no fue suficiente para frenar a unos Suns que han funcionado como una máquina bien engrasada (con un Devin Booker estelar) y con mucho carácter. Es cierto que King James tampoco ha estado a su mejor nivel, pero la carga que debía llevar en esta primera ronda ha sido, por primera vez en su carrera, demasiado pesada. Phoenix por su parte superó algunas dudas en los partidos 2 y 3 tras la pequeña lesión de Chris Paul (de la que parece recuperado) y ha logrado cerrar la serie en 6 partidos recuperando las buenas sensaciones, dejando claro que se acabó su travesía por el desierto.

De cara a la eliminatoria frente a Denver, será especialmente importante quién se lleve la batalla en la pintura. El papel que ha jugado el joven DeAndre Ayton ha sido decisivo en la victoria frente a Lakers, en la que a pesar de ser sus primeros playoffs, el pívot logró dominar la pintura ante unos interiores angelinos que dejaron muchas dudas en distintos tramos de la serie, y mantener un nivel similar frente a uno de los mejores jugadores de la liga como es Nikola Jokic hará que su equipo de un pasito hacia las finales de conferencia.

Enfrente estarán unos Nuggets que, liderados por Jokic, parecen hechos para recibir todos los golpes que pueda de su oponente, para luego responder de manera decisiva. Tras perder a su segundo espada justo antes de playoffs y sobrevivir a un Damian Lillard histórico en primera ronda (especialmente en el quinto partido), Denver cerró la serie en Portland demostrando ser más equipo que ellos, demostrando saber competir mejor juntos, como equipo. Van a volver a ser una roca en el camino de aquel que quiera pisar las finales, incluso sin Jamal Murray.

Los Nuggets han encontrado en su banquillo y sus secundarios la distracción y la colaboración ofensiva perfecta para que Nikola Jokic dirija el tráfico y lidere la anotación de su equipo, como viene siendo habitual en el más que posible MVP de esta temporada. Mantener este estilo de juego coral será vital para ellos si quieren seguir el ritmo anotador de unos Suns que han demostrado ser un mejor ataque en Playoffs que los Blazers. Lo que si estará presente en Denver, ya que nunca se cuestiona, es la lucha.  Ya lo dijo Jokic justo después de vencer a Portland: «we are never gonna quit»

 

CONFERENCIA ESTE

(1) Philadelphia 76ers vs Atlanta Hawks (5)

Seguramente sea la eliminatoria más desigualada (a priori) de estas semifinales de conferencia. Los Sixers no dejaron ninguna duda en cuanto a su juego en primera ronda y siguieron dando muestras de que este año si parecen estar preparados para luchar por el anillo, pero la lesión de Joel Embiid en el cuarto partido de la serie contra los Wizards puede cambiar las cosas por completo. Aun sin el pívot africano los de Philadelphia cuentan con recursos y nivel en ataque y, sobre todo, en defensa, para llevarse la eliminatoria, pero la ausencia, veremos por cuanto tiempo, de un factor tan desequilibrante como lo es Embiid, abre la puerta a que Trae Young y compañía puedan aspirar a más de lo que en un principio parecía. Independientemente de la presencia del pívot o no, si Atlanta quiere competir en esta serie deberá encontrar la manera de que su ataque, y especialmente sus jugadores exteriores, se impongan a la que posiblemente sea la mejor defensa de la liga. Si lo logran, el caudal de puntos que suelen generar será suficiente para, al menos, disputar los partidos. Si no, la mayor calidad de la plantilla de los 76ers debería imponerse con relativa facilidad para pisar por primera vez desde el inicio de este proyecto unas finales de conferencia.

 

(3) Milwaukee Bucks – Brooklyn Nets (2)

Eliminatoria de segunda ronda con olor a anillo. Pase el equipo que pase, se postulará como gran favorito para la victoria final, independientemente de quienes sean sus rivales por el camino.  Los Bucks, tras barrer completamente a Miami en primera ronda, llegan con la convicción de que este año Giannis Antetokounmpo si está mejor rodeado. Como era de esperar Jrue Holiday ha resultado ser su complemento perfecto desde la posición de base, desde la que además aporta un nivel de competitividad y defensa del que no habían gozado los Bucks en los últimos años. A eso suman la regularidad en ambos lados de la cancha de Khris Middleton y la aparición de grandes actores secundarios como Bryn Forbes (de ser el 9º, 10º jugador de la rotación a ser pieza clave en Playoffs) para formar un bloque imponente en ataque y con pocas fisuras en defensa.

El problema para los Bucks, sin embargo, es que posiblemente tengan enfrente a uno de los equipos con la mayor capacidad ofensiva que jamás ha visto la liga. El megaproyecto de Brooklyn con Kevin Durant, James Harden y Kyrie Irving ha dejado pistas de su potencial en una primera ronda en la que los Boston Celtics pelearon (aunque con balas de fogueo), pero  fueron incapaces de frenar un talento ofensivo que por momentos parece irreal. Para ganar a los Nets parece claro que habrá que irse por encima de los 120 puntos de manera regular, y si bien es cierto que los chicos dirigidos por Steve Nash no se han caracterizado por su férrea defensa, a día de hoy parece complicado que nadie pueda alcanzar esas cifras. Si hay un equipo capaz esos son los Bucks, y por ello, como decía al principio, esta eliminatoria huele a anillo.

Así las cosas, y a expensas de que la realidad haga y deshaga con las expectativas lo que le venga en gana, todo queda listo para que la liga viva uno de sus finales más igualados y abiertos en la conferencia oeste de los últimos años, y una lucha de gigantes en el este de la que posiblemente salga el favorito al anillo cuando ambas conferencias crucen sus caminos en la gran final.

 

 

 

 

Imagen de portada vía @NBAspain
Publicidad

Deja un comentario