Klay Thompson, 941 días después como si nada hubiera pasado

0
666
Klay Thompson en su regreso a la NBA
Klay Thompson en su regreso a la NBA

La liga recupera a Klay Thompson, uno de sus mejores tiradores, y refuerza la posición de los Warriors como aspirantes

El escolta Klay Thompson, volvió a disputar un partido oficial de NBA el pasado domingo tras más de dos años y medio de lesión. Dos años que han dado para mucho tanto para Klay como para el resto del mundo.

La reiterada mala suerte del jugador

El 13 de julio de 2019, durante el sexto partido de Finales de la NBA, Klay Thompson sufrió una rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda. Esta lesión le apartó de la competición, no solo del desenlace de aquel año, sino también de la temporada siguiente al completo. Klay, posiblemente en el mejor punto de su carrera en aquel momento, venía de ser campeón de la NBA los dos años anteriores. Además, formaba la mejor pareja exterior de la liga junto a Stephen Curry, denominados ‘Splash Brothers’ por su inigualable habilidad en el tiro de 3.

Publicidad

El 19 de noviembre de 2020, y a pocas semanas de su regreso oficial, los Golden State Warriors anunciaron que el escolta había sufrido una rotura del tendón de Aquiles mientras entrenaba. Tras casi 500 días de recuperación, Klay volvió a la casilla de salida con una lesión que, nuevamente, le iba a tener más de un año apartado de la competición.

La ansiada reincorporación de Klay Thompson

Finalmente, el pasado domingo 9 de enero, Klay Thompson reapareció en el quinteto inicial de los Warriors, 941 días después de la primera lesión. Solo él sabe lo que han sido estos más de dos años y medio de recuperación y lo que es ver el final de esa larga y tediosa travesía, volviendo al punto de partida justo cuando apenas un par de pasos le separaban de volver a casa. Resulta, en definitiva, muy complicado saber lo que ha sido este tiempo para él. Lo que sí podemos saber es todo lo que ha pasado a nuestro alrededor en este tiempo, y poner así en perspectiva el tiempo que ha estado de baja Klay Thompson.

Y es que posiblemente estos casi tres años de ausencia del escolta han coincidido con tres de los años más emotivos, agitados y duros de nuestra historia reciente.

El parón de Klay se alargó en tiempos convulsos

Obviando el «elefante en el pasillo» que supone la COVID-19, que paró el mundo por completo, desde que Klay cayó lesionado, hemos presenciado otros hitos en la historia reciente. La salida de Reino Unido de la Unión Europea, casi tan controvertida y complicada o la salida de Donald Trump de la Casa Blanca son algunos ejemplos.

Hemos visto a la población afroamericana estadounidense luchar por sus derechos a través del movimiento Black Lives Matter tras la muerte de George Floyd, de igual manera que presenciamos la victoria del pueblo argentino al lograr la aprobación de una ley que regulara el aborto tras más de 16 años de lucha. El conflicto del Alto Karabaj, el golpe de estado en Birmania, las crisis de refugiados, la crisis en la frontera de Polonia y un sinfín más de conflictos geopolíticos, nacionales e internacionales también han tenido lugar en este tiempo.

Hemos visto arder el Amazonas y al volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, poner en jaque la forma de vida de miles de personas, a la vez que nos dejaba imágenes espectaculares. También hemos visto en acción al volcán Etna, aunque afortunadamente con menos consecuencias para sus vecinos. Hemos asistido al primer viaje tripulado al espacio, a la irrupción de TikTok en el panorama de las redes sociales, al crecimiento de las plataformas de streaming y sus referentes (sí, hablo de Ibai Llanos),  y al sorpasso de Elon Musk a Jeff Bezos como persona más rica del mundo. Por su parte, los osos pandas también merecen su espacio en esta recapitulación, ya que en este tiempo…¡han dejado de ser una especie en peligro de extinción!

Los logros más culturales

Hemos visto a la película Parásitos abrir las puertas del cine asiático al mundo, pues se convirtió en la primera película de habla no inglesa en ganar un óscar a mejor película. A su vez, las grandes producciones de empresas como Disney siguen arrasando las taquillas año tras año. Rosalía se ha consagrado como fenómeno internacional, Adele volvió tras 6 años de ausencia e incluso llegamos a ilusionarnos con la vuelta de El Canto del Loco, aunque por el camino perdimos a Daft Punk, que se separaron tras más de 25 años de trayectoria, y al legendario compositor Ennio Morricone, que falleció a los 91 años de edad.

El deporte sin Klay

En el mundo del deporte, hemos tenido tiempo de disfrutar de los JJOO de Tokio 2020 (en 2021), ver a Tom Brady reclamar su sitio como uno de los mejores deportistas de la historia con un nuevo título, a los Raptors lograr el primer anillo NBA de la historia de Canadá en 2019 o ver a España proclamarse campeona del mundo de baloncesto por segunda vez en su historia.

Hazañas como la de Max Verstappen en F1, el triunfo de Egan Bernal en el Tour de Francia (primer corredor latinoamericano en lograrlo), la retirada de Valentino Rossi del motociclismo, el campeonato de Cruz Azul en el futbol mexicano o la valentía de Simon Biles han dignificado y realzado el valor del deporte.

Se reivindica de esta manera como elemento indispensable en una sociedad por los valores que transmite, aunque la cada vez más presente corrupción y politización de algunos de sus órganos dirigentes insisten en manchar aquello que tanto disfrutamos. Por otro lado, a lo largo de estos años también nos ha tocado despedirnos de figuras emblemáticas como Kobe Bryant, Diego Armando Maradona o Frank Williams, figuras sin las que sería imposible entender cómo son a día de hoy sus respectivos deportes y que, ocurra lo que ocurra con sus disciplinas en el futuro, dejan un legado imborrable.

El imparable Klay Thompson tras dos años

La última vez que Klay Thompson pisó una cancha de baloncesto para disputar un partido oficial, nada de esto había ocurrido. El domingo saltó al Chase Center de California más de 900 días después con la confianza de quién ha dedicado su vida a una pasión y el hambre de quien lleva más de dos años enjaulado. Step backs, bandejas con rectificado, un mate en contacto, triples en transición… casi como si nunca se hubiese ido, como si nada hubiese pasado desde el 13 de julio de 2019. Vaya que si ha pasado. Bienvenido de vuelta Klay.

 

 

 

Fuente imagen de portada: British Herald

 

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario