21.9 C
Madrid
lunes, octubre 3, 2022

El miedo al fracaso invade al Atleti

Must read

El Atlético de Madrid afronta con gran escepticismo el primer derbi de la temporada tras la dura derrota en Alemania ante el Bayern Leverkusen

Durante la última década, si por algo se ha caracterizado el conjunto rojiblanco es por “no tener miedo a morir”. El Atleti era como Máximo Décimo Meridio enfrentándose al emperador en mitad del Colisseo romano en la película Gladiator (Ridley Scott, 2000).  Los soldados del Cholo siempre tuvieron una gran armadura, una inmensa fortaleza que les permitía agarrarse a un clavo ardiendo y rascar hasta la extenuación para obtener los máximos puntos posibles. El problema es que un día, no se sabe ni cómo ni cuándo, un puñal atravesó ese escudo dejándolo completamente destrozado.

Unas “puñaladas” que están provocando que, por primera vez en muchos años, el Atleti se enfrente a un problema de debilidad, de inseguridad, de flaqueza ante el más mínimo tiro dirigido hacia su portería. Una vulnerabilidad que dura ya demasiado tiempo y que estuvo a punto de alejar al equipo de Europa la pasada campaña. Aquel horrendo día del Levante todavía se recuerda por tierras colchoneras.

Ante el Leverkusen, el Atleti mostró la nada, la continua duda, le pudo tanto el miedo que al final ni Griezmann a la épica pudo evitar el desastre. Dos jugadas rápidas acabaron con la quimera de ganar aquel partido. Witsel, como viene siendo costumbre en este inicio, fue la única luz en la oscuridad de la industrial ciudad alemana. Parece mentira que un recién llegado sea el que mejor está entendiendo el problema, porque solo cuando él tiene el balón el Atleti respira.

Fuente: Roberto, CC BY-SA 4.0 <https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0&gt;, via Wikimedia Commons

Con un Nahuel Molina echo un manojo de nervios, un Saúl que está lejísimos de ser ese jugador que deslumbró allá por 2016 y con una delantera que no logra encontrar la contundencia necesaria, ese ejército de soldados se ve inmensamente debilitado y despojado de toda identidad.

Pero si ya la sensación y el juego no viene siendo bueno, ahora llega “el coco”. El monstruo va a salir del armario para ponerse delante de los rojiblancos y, como suele ocurrir, recuerdos de antiguas dolorosas batallas aparecen sin cesar en las mentes de todos los atléticos. Ante un Real Madrid en estado de euforia y de superioridad, el Atleti deberá sacar brillo a la lámpara si quiere que la afición no vuelva a recelar y buscar culpables.

Sólo con el mono de trabajo el Atleti podrá hacer daño a un equipo que a pesar de que Benzema no estará presente, solo con la presencia de un genio y maestro croata en la sala de máquinas, un brasileño por la izquierda que no para de galopar rompiendo cinturas y un señor entrenador que ha logrado devolver a los blancos al olimpo, genera tembleque y respeto a todo rival que se le oponga.

Llegó la hora de que el Atleti se enfrente a los miedos. Es el momento de saber si estamos ante un equipo de cristal o un equipo con armadura de hierro, toca disolver todas las dudas y demostrar que, como dicen todavía algunos, el partido por la liga no ha hecho más que empezar.

- Advertisement -spot_img

More articles

Deja un comentario

- Advertisement -spot_img

Latest article

A %d blogueros les gusta esto: