La Primavera Árabe, 10 años después

1
352

Los ataques al gobierno de Gadafi comenzaron hace 10 años, pero los conflictos generados por la Primavera Árabe continúan en algunos países a día de hoy. El proceso de protestas de población civil supuso grandes cambios en algunos países, no siempre para bien, puesto que el autoritarismo persiste en la región.

Hace 10 años, los cazas Rafale del Ejército del Aire Francés atacaron a un número indeterminado de carros de combate de las fuerzas leales al gobierno de Gadafi finalmente destruidos. Esa misma noche, las fuerzas navales estadounidenses y británicas iniciaron el lanzamiento de más de 110 misiles de crucero Tomahawk por parte de las incursiones aéreas del Ejército del Aire Francés y la Fuerza Aérea Real Británica, y un bloqueo naval establecido por la Marina Real Británica.

Es decir, había comenzado la intervención militar en Libia de 2011. Una operación militar multinacional desarrollada bajo el amparo de la ONU con el objetivo de cumplir lo dispuesto por la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la que se autorizaba la adopción de «todas las medidas necesarias […] para proteger a los civiles y las zonas pobladas por civiles que estén bajo amenaza de ataque» de las fuerzas leales al gobierno de Muamar el Gadafi. Al tiempo, también se autorizaba a adoptar «todas las medidas necesarias para hacer cumplir» dicha prohibición.

Ver las imágenes de origen
Manifestaciones en Libia en el año 2011. FUENTE: https://frankyhome2010.blogspot.com/2012/12/predicciones-para-el-2013.html

Esta intervención se da en el contexto de la Primavera Árabe, pero ¿qué fue exactamente?

Las protestas árabes de 2010 a 2012 fueron una​ serie de manifestaciones populares en clamor de la democracia y los derechos sociales organizada por la población civil de dichos países.

Libia en la Primavera Árabe

En el caso concreto de Libia, siguiendo el ejemplo de las manifestaciones surgidas en Túnez y Egipto y que significaron la caída de sus respectivos gobernantes, se iniciaron una serie de protestas contra el líder, Gadafi. Las autoridades respondieron con una brutal represión y las manifestaciones se transformaron en una revuelta que se extendió rápidamente por el país. Con el fin de terminar con la rebelión, el gobierno de Trípoli recurrió al ejército y a las fuerzas aéreas.

Después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas autorizase que la Corte Penal Internacional investigara posibles violaciones de los derechos humanos, se dictó un embargo de armas, limitó la libertad de movimientos de Gadafi y personas vinculadas a él, y ordenó la congelación de sus activos financieros.

Sin embargo, el presidente realizó entonces una serie de comunicados amenazando a los países que intentaran intervenir en el conflicto. Su defensa se basaba en que los rebeldes eran respaldados por Al Qaeda.

La ONU y distintas organizaciones​ pidieron una zona de exclusión aérea sobre Libia para evitar que continuaran los ataques aéreos contra los rebeldes libios.

Ante los supuestos ataques indiscriminados contra la población civil, el gobierno estadounidense presionó a la ONU para que autorizara el uso de la fuerza contra las fuerzas leales a Gadafi. ​Ese mismo día, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el establecimiento de una zona de exclusión aérea sobre Libia con la Resolución 1973, ​ autorizando el inicio de los ataques sobre Libia.

Así fue como un día como ayer hace 10 años, Estados Unidos, Reino Unido y Francia comenzaron a preparar el envío de aviones para imponer la zona de exclusión aérea aprobada por la ONU. Este mismo día Gadafi anunciaba una tregua ante el temor de la intervención de las potencias occidentales es ese campo. A día de hoy los conflictos continúan en Libia y el país es considerado como uno de los menos democráticos del globo.

Consecuencias de la Primavera Árabe

Ver las imágenes de origen
Protestas donde ondean banderas de distintos países. FUENTE: https://www.mises.org.es/2015/03/el-fracaso-de-la-primavera/

10 años después podemos concluir con que las revoluciones no han supuesto grandes avances en los países donde ocurrieron. Fracasaron y se ha regresado en gran medida a la teoría que expone la persistencia del autoritarismo en esos países. Se probó que no existía la incapacidad de la sociedad civil para impulsar cambios políticos. Sin embargo, se ha demostrado que esta situación se debe a la represión y coerción de los gobiernos y la herencia colonial. Ambos relacionados con la existencia del neocolonialismo y los factores institucionales, se renueva el autoritarismo a través de factores políticos pretendiendo una legitimidad.

Podemos dividir los países que sufrieron esas revoluciones en tres grandes grupos. Los que sufrieron cambios, los que vieron fragmentados sus países (donde se dieron atrasos democráticos) y aquellos donde no se dieron cambios.

En primer lugar encontramos a Túnez que sufrió la única verdadera democratización. Se vio caer a sus dirigentes antidemocráticos que llevaban en el poder décadas. La transición fue muy difícil, facilitada por la política colaborativa entre las fuerzas políticas y la experiencia negativa de Egipto, al ver fracasar la experiencia de este tras el Golpe de Estado de Alsisi se desbloqueó la transición. Los índices de democracia coinciden en este país como único caso positivo de democratización.

En el grupo de transiciones fallidas, es decir, países que iniciaron procesos de transición pero no la lograron, encontramos a Egipto, Libia y Yemen. En los dos últimos hoy en día perduran los conflictos que comenzaron como consecuencia del fracaso de las transiciones. Por otro lado, en Marruecos se dio un caso de liberalización política puesto que permitió por primera vez a un partido islamista formar parte del Gobierno después de una reforma constitucional. Además, en países como Jordania, Argelia u Omán se dieron reformas políticas también de carácter limitado en cuanto al alcance democrático.

Otro grupo importante es aquel en que se sufrió una disminución de la competencia política y derechos y libertades. Aquí encontramos a Baréin, Quwait y Egipto.

Los países que sufrieron la fragmentación de su Estado fueron Libia, Siria y Yemen y, por último, Arabia Saudí (considerado como uno de los países más autoritarios junto a Libia o Yemen por índices como Bertelsmann Transformation Index). Mientras, Catar y Líbano permanecieron inmóviles a los cambios.

Para finalizar, en Turquía, país que había sido considerado como referente, la democracia se ha visto reducida debido a los factores institucionales. Se puso en marcha de forma efectiva con la elección de Erdogan y se consagró con la reforma constitucional en 2017. Esta impuso un sistema presidencial. Por lo tanto, se ha visto mermados sus valores democráticos y los índices de democracia lo localizan ahora como democracia defectiva.

Ver las imágenes de origen
Protestas multitudinarias. FUENTE: https://debate21.es/2018/06/05/inviable-la-democracia-los-paises-arabes/egipto-primavera-arabe/

En conclusión, las protestas han continuado con intensidad en algunos países como Argelia, Marruecos o Libia por parte de la población civil, por lo que la democratización llegará desde abajo y puede que se den protestas como las de hace 10 años. Además, para ello, han de cambiar los factores institucionales que actualmente favorecen al autoritarismo. Asimismo, la ayuda por parte de organizaciones internacionales tiene que ser efectiva y favorecer el establecimiento de democracias en estos países. Por el momento se ha demostrado que sus intervenciones en países como Libia o Yemen no ha sido eficaz en

Fuente imagen destacada: debate.21 (https://debate21.es/2018/06/05/inviable-la-democracia-los-paises-arabes/egipto-primavera-arabe/)

Publicidad

1 Comentario

Deja un comentario