Berlín vota en contra de las grandes inmobiliarias y la especulación

0
425

El pasado domingo 26 de septiembre, mientras en toda Alemania se celebraban las elecciones al Bundestag, en la capital se realizaba un referéndum para la expropiación de 240.000 viviendas a las grandes inmobiliarias de Berlín.

Aproximadamente un millón de personas votó a favor de esta iniciativa lanzada por la organización Deutsche Wohnen & Co. enteignen. El resultado dio un 56,4% a favor y un 39% en contra. Este resultado permite que la propuesta siga adelante y que el nuevo gobierno la tenga en cuenta.

Este resultado no es vinculante por lo que no es seguro que se puedan llevar a cabo estas exigencias, pero sí que servirá para presionar al Senado de Berlín y que este acometa medidas para frenar el aumento de los precios y la gentrificación que esta sufriendo la ciudad.

Publicidad

La iniciativa no ha tenido un gran apoyo entre los partidos de izquierdas. El partido socialdemócrata ya se ha pronunciado a través de su candidata, Franziska Griffey, diciendo que el resultado se respetará, aunque no apoyan la propuesta. Los Verdes creen que hay otras opciones prioritarias antes de llegar a la expropiación. El único partido que ha apoyado la idea ha sido Die Linke.

Si la propuesta se llevara a cabo afectaría a varias grandes inmobiliarias que poseen mas de 240.000 inmuebles. En el punto de mira está Deutsche Wohnen, que actualmente posee 155.408 viviendas y sería el mayor afectado.

Una iniciativa que comenzó hace tres años

La iniciativa comenzó en el año 2018 presentando la resolución en el Departamento de Asuntos Internos y Deportes del Senado. Tras ello empezaron a recoger firmas y, entre los meses de abril y junio de 2019, recogieron un total de 77.001 firmas, superando así las 20.000 que se requerían en seis meses.

Aunque esta iniciativa estuvo bloqueada durante un año por el Senado de Berlín, en septiembre de 2020 se declaró legalmente admisible tras una masiva protesta.

En enero de este año la propia organización solicitó que se pusiera en marcha la segunda etapa del referéndum. Continuaron recogiendo firmas hasta alcanzar unas 350.000 en cuatro meses, lo que permitió que el referéndum se pudiese celebrar este domingo.

Lo que propone Deutsche Wohnen & Co. enteignen

Esta iniciativa propone socializar los pisos que sean propiedad los grandes tenedores para acabar con el aumento del precio de los alquileres, que actualmente se encuentra descontrolado. Se acogen, para ello, al articulo 15 de la Ley Fundamental que permite que esto se pueda llevar a cabo legalmente ya que las empresas afectadas serían compensadas por debajo del valor de mercado

Se crearía una empresa publica que gestionaría las 240.000 viviendas que serían expropiadas y que financiaría la compensación a las empresas afectadas con bonos, que se amortizan con los ingresos fijos de los alquileres.

Esto ultimo lo explica la propia organización a través de este video:

Al pasar la propiedad inmobiliaria a manos publicas, se reducirían los alquileres y la gestión de las viviendas podría ser más democrática. Además, esto permite proteger a las pequeñas empresas, crear espacios para la cultura alternativa, y dar alojamiento descentralizado a personas sin hogar, refugiados o victimas de violencia domestica.

Además, la construcción de nuevas vivienda tendría un objetivo social y no seguir especulando con los precios, que es lo que pasa actualmente.

El problema de los alquileres en Berlín

Los argumentos que utiliza esta organización son que, en los últimos diez años, los alquileres se han duplicado, a pesar de que los salarios apenas han aumentado. Creen que los responsables de este descontrol son las grandes inmobiliarias.

Además señalan que estas viviendas pertenecen al estado de Berlín ya que fueron construidas por la administración. Tras ello fueron privatizadas y vendidas a las inmobiliarias.

Actualmente el precio del metro cuadrado ronda los 3.800 euros, lo que provoca que los alemanes tengan cada vez más problemas para encontrar vivienda. Esto provoca que la vida en la capital alemana sea muy cara.

Un resultado que muestra el descontento social con esta problemática

El resultado de este referéndum da a entender que los ciudadanos de Berlín se han hartado de la especulación de las viviendas y que están dispuestos a presionar para que la administración haga algo.

Tras conocerse que la propuesta salía adelante, los miembros de la iniciativa salieron a la calle ha celebrar la victoria con gran entusiasmo.

Habrá que ver si, al final, se materializa esta victoria en cambios reales o si, sin embargo, se pasa de largo y se convierte en una noticia sin importancia de la que no se volverá a hablar.

Independientemente de lo que ocurra, este suceso nos sirve de ejemplo de que se puede hacer frente a las grandes empresas para mejorar nuestras condiciones de vida a través de la organización.

 

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario