Los secretos que esconde el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania

0
649
Guerra Rusia-Ucrania
Tropas de Ucrania en el norte de Kiev Fuente: Diario El Mundo
Publicidad

En la mañana del 24 de febrero de 2020, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó a sus tropas bombardear e invadir distintos focos enclave de sus país vecino, Ucrania. Esta es la primera gran agresión a escala de conflicto bélico que se da en Europa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, en 1945 y el fin de la dictadura nazi en Alemania. El estallido de este conflicto, es una bomba de relojería que lleva maquinándose años, aunque no lo parezca, además de que otros países han intervenido de forma indirecta o no en este desenlace. El estallido de esta guerra provoca y ha generado mucha expectación, además de una serie de interrogantes y preguntas sin responder que es necesario que la población en su conjunto conozca para valorar la dimensión global del conflicto bélico en tierras ucranianas, que a su vez influye en todos los territorios del mundo.

Antecedentes

Rusia es la nación más grande el mundo, sus fronteras se extienden desde el centro de Europa hasta el extremos de Asia. Durante gran parte del siglo XX, Rusia formaba parte de un estado mucho más grande, denominado la Unión Soviética (URSS), que tras la Revolución de 1917 y el fin del dominio de los zares, surgieron de sus cenizas, países como Polonia, Estonia o Ucrania entre otros.

Publicidad

De esta manera Rusia se convirtió en el primer Estado Socialista del mundo. Estaba dirigido por los bolcheviques, un partido antiliberal y anti-democrático que instauró una dictadura marcada por la violencia y la imposición. Los bolcheviques querían crear un régimen igualitario y para ello trataron de reducir al mínimo de los derechos y libertades de los ciudadanos. Además, tras la consolidación de los bolcheviques, el mando de Rusia invadió y recuperó muchos territorios de los que había perdido anteriormente, entre los que se encontraba Ucrania.

En el siglo XVIII Rusia se convirtió en un imperio, por lo que el territorio de Ucrania quedó bajo sus dominios, al igual que su cultura y su lengua fueron menospreciados catalogados al igual que su población como formante del territorio Ruso. Tras el paso de unos años se produjo la IIGM, que provocó la destrucción de Ucrania, además de que fue uno de los escenarios del Holocausto. Sin embargo, una parte de los ucranianos colaboró con los nazis para lograr su independencia, realizando atrocidades al nivel del propio nazismo. Este factor evidencia y deja claras muchas acciones y causas que están ocurriendo en el conflicto de hoy en día, donde el imperio ruso trata de recuperar el territorio ucraniano a toda costa.

Guerra Rusia-Ucrania
Descripción: Soldados Ucranianos en el este del país. Ministerio de Defensa de Ucrania Fuente: El Orden Mundial.com

Origen del conflicto actual

Dejando a un lado las alegorías del pasado, cabe dejar claro que Rusia lleva en guerra con Ucrania hace años, más concretamente desde el año 2014. En este marcado año se produjo una crisis política en Ucrania, que como es normal produjo alteraciones y violencia callejera, cosa que Putin aprovechó para conquistar de manera anónima, es decir, sin uniforme, la península de Crimea que formaba parte de Ucrania, además de diversos levantamientos en las zonas de Donetsk y Lugansk, territorios que se convirtieron en zonas de guerra hasta el día de hoy.

Los conflictos nunca han cesado por ambas partes, además de que las relaciones diplomáticas cada vez eran más tensas. No obstante la pregunta más resonada y que todo el mundo se hace es: ¿Por qué Vladimir Putin no ha aceptado la soberanía e independencia de Ucrania? Pues bien, para muchos Ucrania es un territorio muy ligado a Rusia, es más, gran parte de la población ucraniana se siente rusa en su totalidad, a esto sumado al sentimiento imperialista de Rusia, que lleva mostrando desde hace ya bastantes años que el hecho de que Ucrania sea un estado independiente se recibe como un insulto y una vergüenza, cosa que Putin no está dispuesto a dejar que ocurra. Por todo esto, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, quería anexionarse a la OTAN con el objetivo de escapar del control soviético y recibir el respaldo de los países de la OTAN, cosa que enfureció aún más a Rusia y fue el detonante del conflicto armado que se está viviendo.

Censura bélica

A todo esto, es necesario analizar y reflexionar la propaganda y la información que nos llega, ya sea a través de la televisión o la prensa. Obviamente, son indefendibles las acciones que está realizando el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dado que tengan lugar este tipo de conflictos militares y sangrientos en pleno siglo 21, es deleznable e inmoral. No obstante, en muchas ocasiones se ponen las cámaras en el papel que desarrolla el protagonista del conflicto, en este caso Putin pero se debería empezar a analizar más el papel de las demás figuras, es decir, desviar algunos focos hacia otros puntos. Con esto se evidencia, que en algunas ocasiones los buenos tienen la misma maldad y los mismos intereses que el malo del relato, y eso en muchas ocasiones no es justo.

En el caso de Ucrania, se han visualizado infinidad de vídeos, acerca de lo que está sufriendo la población ucraniana a manos de las acciones deplorables del ejército ruso, sin embargo, como bien se ha mencionado antes, el territorio ucraniano lleva dividido años, en los que a raíz de esto se han divulgado vídeos acerca de las atrocidades que el lado apoyado por el gobierno ha realizado al otro lado del país, que se sienten en toda su naturaleza rusos. Llegando a maltratarles e incluso violarles por el simple hecho de no sentirse ucranianos. Además, claro está, de la influencia del nazismo en diversas partes del territorio ucraniano.

En otro lugar, cabe destacar el papel de EE.UU, país que desde hace mucho tiempo ha sido el gran enemigo de Rusia, tanto ideológico como en aspectos de diplomacia. Asoma en mayúsculas el nombre de los Estados Unidos, porque al igual que Rusia quiere invadir el territorio ucraniano por sus ansias imperialistas, EE.UU también ha realizado acciones similares en las que la ética y la razón también se encuentran en entredicho, ya sea por los bombardeos e invasiones ordenadas por los anteriores presidentes, Barack Obama o George Bush, a territorios como Siria o Irak. Sin embargo, se divulga poca información acerca de esto.

Conclusión

 La guerra nunca puede llegar a producirse , y más en la sociedad de hoy en día en la que la destrucción masiva está al alcance de un solo botón. Al final todo lo que se produce es a causa de conflictos de intereses, que atañen a los diferentes Estados y organizaciones. Pero que como he mencionado anteriormente, es necesario realizar una visión global de todos los acontecimientos que ocurren, y nunca dejar de preguntarte, el por que se ha llegado a ese extremo.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario