Claves para entender la situación entre España y Argelia

0
319
Foto de continente africano creado por wirestock - www.freepik.es

Nueva tensión e incertidumbre en el mandato de Pedro Sánchez tras la decisión de Argelia de suspender el tratado de amistad y congelar el comercio.

El pasado miércoles Argelia anunció la ruptura del tratado de amistad, buena vecindad y cooperación que compartía con España desde el 2002. Tras dos décadas de compromiso y de tensiones no solucionadas, el gobierno argelino rompió el tratado tras sentirse amenazado con el cambio de postura respecto al Sáhara del gobierno español. Un cambio sin precedentes ni explicaciones que da un vuelco a la geopolítica de la zona.

Publicidad

La decisión del cese del tratado no solo afecta a España, sino también a la Unión Europea. Congelar el mercado con España supone una amenaza hacia el acuerdo de Asociación que Argelia tiene con la UE. En medio de la crisis europea más grave de los últimos años (la invasión de Ucrania), Bruselas teme al cese en el suministro de gas, aunque este viernes la embajada argelina desmintió esta posibilidad, según afirma Europa Press.

Una rivalidad histórica, un gobierno dispuesto a hablar para resolver la crisis y la UE preparada para tomar medidas. Un giro en la política exterior de España que cambia el paradigma. ¿Los afectados? Más de 500 empresas españolas que ya sufren las consecuencias del cierre del comercio. Para entender qué supone todo este lío de políticas exteriores, es necesario ir unos años hacia atrás y ver el origen de todo.

Antecedentes

La relación entre España, Argelia y Marruecos nunca ha sido sencilla ni estable. Aunque la historia entre estos países tenga su origen en la Edad Media con la reconquista, no hace falta irse tan atrás para entender el porqué de la situación política actual.

Comencemos con la relación entre los países de África. Ambos países estuvieron colonizados hasta mitad del siglo pasado – Marruecos hasta 1963 y Argelia hasta 1975- y tras conseguir la ansiada independencia, comenzó su rivalidad histórica con el conflicto fronterizo. El punto álgido ocurrió tras la retirada de España de la zona del Sáhara. Marruecos aprovechó a ocupar gran parte de la zona occidental, lo que perturbó a Argelia que enseguida apoyó al Frente Polisario a favor de la independencia de la zona.

El conflicto que comenzó hace ya varias décadas hizo que la relación entre estos dos países se rompiera el año pasado. Aunque ya se había debilitado en ocasiones anteriores como con el cierre de fronteras en 1994. En agosto de 2021, Argelia puso punto y final a la relación con Marruecos tras la cercanía de este a Israel y el supuesto uso de Pegasus a políticos argelinos.

Delicada situación entre los dos países

La delicada relación entre los países africanos hace entrever lo complicado que es para un país tercero estar entre dos aguas. España está entre los dos países, manteniendo su neutralidad en el conflicto del Sáhara Occidental, al menos hasta hace tres meses.

El cambio de postura del gobierno posicionándose con Marruecos, las pocas explicaciones del porqué y las vagas declaraciones del presidente, han hecho que Argelia responda con la ruptura del tratado de amistad y una amenaza de cierre del comercio con España.

Este tratado firmado en octubre de 2002 aseguraba la soberanía mutua, el respeto a la legalidad internacional y la no intervención en los asuntos internos, entre otros. Sin embargo, el giro en la política exterior española y el acercamiento a Marruecos hace que Argelia se sienta amenazada y tome medidas. La revisión del precio del gas y el cese del comercio son algunas de ellas, sin embargo la intervención de la Unión Europea ha hecho que el país africano recule en sus decisiones. Aun así, empresas españolas ya se han visto afectadas.

Las empresas, las más afectadas

Más de un centenar de empresas españolas se han visto afectadas tras la decisión de Argelia de romper el tratado de amistad y comercialización con España. Aunque este viernes el gobierno argelino negaba la congelación de las transacciones comerciales, empresas como Vitrinor se han visto perjudicadas. La empresa cántabra especializada en menaje de cocina, ha visto cancelados pedidos por valor de 200.000€, según declaraciones del director general a Europa Press.

La empresa cántabra asume esté cambio con incertidumbre, tras haberse visto afectada por la guerra de Ucrania, un mercado en el que también estaba presente. Vitrinor no es la única, decenas de empresas españolas ya han perdido grandes sumas de dinero o han visto cancelados sus pedidos. Empresas como Iberia, Iberdrola y Caixa son algunas de las afectadas.

Según datos recogidos por El Mundo del ICEX, la cifra de exportaciones de la península a Argelia en 2021 ascienden a 2 millones de euros. La congelación de las domiciliaciones bancarias para el comercio exterior con España supondría un batacazo para la economía española. 

La UE interviniendo, Argelia reculando y el gobierno español dispuesto a hablar son los primeros pasos para intentar solucionar la tensión de la mejor manera posible. Sin embargo, la incertidumbre creada estos días para los empresarios, es una gota más en un vaso que ya está lleno.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario