Sam Kolder, un genio del arte audiovisual

0
188
Sam Kolder grabando | Fuente: Instagram

De pintar casas a colaborar con grandes empresas

Desde la creación del cine en el siglo XIX hasta nuestros días, el contenido audiovisual ha experimentado una gran evolución tanto en el ámbito tecnológico como en el social. En la actualidad, fácilmente cualquier persona puede grabar, montar y difundir vídeos por internet a través de redes sociales o plataformas como YouTube.

Las facilidades que presentan la creación y difusión de este contenido han hecho que se convierta en una forma universal de transmitir emociones e ideas a través de una secuencia de imágenes en movimiento unidas a un sonido. Tanto es así que, a día de hoy, millones de personas dedican su vida a la producción audiovisual, ya sea de manera profesional o como hobby.

Generalmente, cuando hablamos de creadores audiovisuales tendemos a pensar directamente en personas que se dedican al mundo del cine: directores, productores, guionistas, etc. Sin embargo, la cultura audiovisual va mucho más allá del ámbito cinematográfico. Un ejemplo de esto son los filmmakers: personas que, sin pertenecer a la industria del cine, dirigen y crean producciones audiovisuales.

Sam Kolder fotografiando una ciudad | Fuente: Instagram

Aunque este colectivo es muy amplio y cambiante, ya que constantemente aparecen nuevas técnicas de producción y nuevos tipos de productores, siempre ha destacado el grupo de los travel filmmakers. Dentro de este grupo encontramos algunas figuras prestigiosas en el ámbito audiovisual como JR Alli, Ellis Van Jason, Melli o como Sam Kolder, que es considerado como uno de los mejores creadores audiovisuales del momento.

Sam Kolder: una trayectoria hacia el éxito

Sam Kolder, aunque más conocido como Kold, es un filmmaker de 25 años que ha revolucionado el mundo audiovisual haciendo un gran uso de la edición y el montaje.

Cuando Kolder acabó el instituto, tenía muy claro que quería dedicarse al mundo cinematográfico pero su sueño se truncó al ser rechazado por la escuela de cine. Encontró trabajo pintando casas, lo que compaginaba con la creación de vídeos para su actual canal de YouTube llamado Kold, por entonces sin apenas subscriptores.

Con el tiempo, sus subscriptores crecieron y decidió dejar su trabajo de pintor para dedicarse más a fondo a la producción audiovisual. Esta decisión cambió su vida. Empezó a generar un contenido original de gran calidad. Después, le contrató Beautiful Destinations: una de las agencias de servicios más prestigiosas del mundo, que cuenta actualmente con 15,3 millones de seguidores en su perfil de Instagram. Posteriormente, en 2016, se encargó de grabar el Europe Tour del grupo de música The Chainsmokers y creó uno de los vídeos más famosos de su canal llamado My year 2016. Vídeo que dedicó a su hermano Tim, fallecido en un accidente de canoa en 2014.

El estilo de Sam Kolder

Los vídeos de este artista han roto todos los moldes preestablecidos de la edición y el montaje gracias a sus transiciones suaves, las llamadas transiciones revealing, y a sus transiciones imposibles, que conectan dos escenas totalmente distintas empleando elementos similares de ambas, como por ejemplo el agua de una cascada y la niebla. También destacan sus transiciones luma fading, en las que una escena se funde sobre otra, y el uso que hace del efecto teal and orange, un estilo de color clásico de las producciones de Hollywood que usa un contraste de color que explota el cian y el naranja. A todo esto hay que sumar los movimientos de cámara y los efectos de sonido.

Sam Kolder es la viva imagen del éxito cosechado a base de esfuerzo y sufrimiento. No logró su sueño de ser cineasta, pero siguió trabajando muy duro haciendo lo que le gustaba hasta que consiguió vivir de ello. Sin lugar a dudas, Sam Kolder no sólo es un genio del arte audiovisual, también es una inspiración para muchos.

Publicidad

Deja un comentario