Los duques de Sussex se sinceran con Oprah Winfrey

0
450

En una entrevista para la CBS, Meghan Markle y el príncipe Harry revelan actitudes de racismo, abandono y rechazo por parte de la Familia Real británica

El pasado domingo por la noche en Estados Unidos (madrugada en España), la CBS emitió la esperada entrevista que los duques de Sussex le concedieron a Oprah Winfrey. El matrimonio es amigo de la estrella televisiva, y desde el año pasado son vecinos en Santa Bárbara (California), tras mudarse ahí al renunciar a su título y funciones en la Corona británica. Durante dos horas y en el jardín de la casa de un amigo en común, Meghan y Harry le han desvelado a Winfrey las razones que les llevaron a abandonar Buckingham, además de otros titulares relacionados con la salud mental de Meghan, el color de piel de su hijo Archie, sus relaciones familiares, su boda secreta o la hija que esperan.

La entrevista se ha hecho de rogar, y es que la ex protagonista de Suits declinó en numerosas ocasiones a la periodista “de manera muy amable”, según la misma Winfrey. “Quiero que sepas que ni siquiera se me permitía hablar contigo personalmente por aquel entonces. Si lo hacíamos tenía que haber personal de la Casa Real presente”, se excusó Meghan. “Hay muchas razones por las que ahora es el momento adecuado para hablar. Ya hemos superado un montón de experiencias vitales que nos han ocurrido. Pero sobre todo, ahora tenemos la posibilidad de poder tomar nosotros mismos nuestras propias decisiones.[…] Para mí es realmente liberador poder tener ahora el derecho y el privilegio de poder decir que sí”. Y sí, la espera e insistencia de Winfrey mereció la pena. 

Entrevista Oprah Winfrey a Meghan y Harry | Fuente: Instagram @oprah : Today’s the day.Oprah with Meghan and Harry: A Primetime Special airs tonight at 8/7c on @CBSTV. #OprahMeghanHarry

La salud mental de Meghan: “Ya no quería seguir viviendo”

Una de las revelaciones más impactantes vino cuando Meghan hablaba sobre su salud mental, confesando que tuvo serios problemas e incluso pensamientos suicidas: “Simplemente ya no quería seguir viviendo. Fue un pensamiento constante, real y aterrador”. Meghan añadió que pidió ayuda a Buckingham para tratarse en algún centro especializado en salud mental, sin embargo, esta se la rechazó, alegando que perjudicaría a la imagen de “La Firma” (“The Firm”). Este episodio recuerda mucho a los de bulimia que sufría la madre de Harry, Lady Di, y ante los que la Casa Real miraba para otro lado.

Debido a la fuerte presión mediática, se le limitaron las actividades a Meghan, llegando a estar encerrada en casa durante meses, lo que derivó en un fuerte sentimiento de soledad. El príncipe Harry no sabía cómo actuar. A raíz de esto, la pareja decidió alejarse de la realeza, marcharse del país, renunciar a sus títulos, herencia y asignación y denunciar la situación.

Meghan silenciada y Harry atrapado

Así, hace un año surgió el término Megxit (Meghan+Brexit) para ponerle nombre a la ruptura de los duques de Sussex con la Casa Windsor. Harry ha reconocido que todo lo hizo por su esposa y su hijo: «Estaba atrapado. Ella me hizo ver la realidad de lo que estaba viviendo. Mi padre y mi hermano siguen atrapados y no van a poder salir”. El punto de inflexión fue su viaje a Australia: “Meghan se portó espectacular con la gente. Eso a la familia real le trajo recuerdos y no les gustó”, refiriéndose al exitoso viaje de sus padres a Australia en el que Diana fue el centro de todas las miradas quitándole el protagonismo al príncipe Carlos. Este viaje se narra en el sexto capítulo de la cuarta temporada de The Crown

Racismo real: “Hubo preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel [de Archie] cuando naciera”

Otro de los puntos álgidos de la entrevista y de los más comentados tienen que ver con el rechazo a su primogénito Archie, nacido en 2019. Cuando Meghan estaba embarazada, Buckingham decidió que no le concedería el título de príncipe o princesa (aún se desconocía el sexo) a su futuro hijo, además de que no contaría con ningún tipo de seguridad oficial. Meghan, de madre negra y padre blanco, le dejó caer a Oprah que además había una preocupación por si el tono de su futuro hijo sería “demasiado moreno”: “Hubo preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera”. La misma Winfrey se quedó perpleja ante tales declaraciones.

“In those months when I was pregnant … we have in tandem the conversation of, you won’t be given security, not going to be given a title and also concerns and conversations about how dark his skin might be when he’s born”.

Relaciones familiares: “Está la familia, y la gente que está arruinando la Institución”

Winfrey también incidió en las relaciones de los duques con el resto de miembros de la familia. Harry reveló que hubo una temporada en la que su padre, el príncipe de Gales y heredero al trono, no le cogía el teléfono: “Hay mucho que trabajar [en esa relación]”, señaló. “Me siento realmente decepcionado, porque él [su padre] ha pasado por algo similar, sabe lo que es el dolor… y Archie es su nieto”. Sobre el príncipe William, confesó que ambos hermanos se han distanciado y se encuentran en “caminos diferentes”, pero que a pesar de ello se siente orgulloso de todo lo que hemos pasado juntos”. 

En cuanto a las cuñadas, Meghan aclaró el rumor sobre si había hecho llorar a Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, por unos vestidos de flores en la boda de Harry y Meghan. Ocurrió justo al contrario: “Unos días antes de la boda, ella [Kate] estaba disgustada por algo relacionado con los vestidos de las niñas, y eso me hizo llorar, hirió mis sentimientos”. Sin embargo, esto no fue nada más que un episodio sin importancia ya que Kate se disculpó y le envió flores y Meghan definió a Kate como “una buena persona”. 

Enfrentamiento creado por los medios

Sin embargo, fue la prensa británica la que tergiversó la historia, en opinión de Meghan, debido al empeño de ciertos medios en enfrentar a ambas: “Si me amas, no tienes por qué odiarla a ella. Y si la amas a ella, no tienes por qué odiarme a mí”. Lo que le molestó a Meghan fue que aún conociendo la verdad, ningún miembro de la familia real salió a desmentir la noticia: “Estoy hablando de cosas sin importancia, pero creo que la narrativa de que hice llorar a Kate fue el comienzo del asesinato de un personaje real. Y ellos sabían que no era verdad. [..] Comencé a entender que no solo no me iban a proteger, sino que incluso estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia”

Los duques de Cambridge y los duques de Sussex | Fuente: The Sun

Respecto a la Reina Isabel II, su nieto aseguró que mantienen una “muy buena relación”. Meghan también subrayó lo maravillosa que fue siempre con ella y narró la anécdota de que cuando la conoció, desconocía que el protocolo marcaba una reverencia. Meghan también aseguró que antes de su boda nunca había buscado información sobre Harry o su familia en Internet. También recordó un viaje juntas en el que la Reina le regaló unos pendientes de perlas y un collar y que ambas compartieron una manta. 

Meghan Markle y la Reina Isabel II | Fuente: The Guardian

La historia se repite

Las comparaciones son odiosas, pero son muchos los medios de comunicación que han comparado esta entrevista de los duques de Sussex con la que concedió Lady Di a Martin Bashir en 1995, tres años después de su divorcio con el príncipe Carlos y dos años antes de su muerte. En ella, Diana también reveló los trapos sucios de la Familia Real como la infidelidad del príncipe, lo que causó un revuelo similar al que vivimos ayer y que seguirá dando de qué hablar a esperas de que Buckingham se pronuncie respecto a la entrevista.

Harry contó que una vez retirada la asignación real, los duques de Sussex se mantienen con el dinero de Meghan y la herencia que Lady Di dejó asignada a su hijo pequeño. Cuando Oprah le preguntó acerca de lo que pensaría su madre si siguiese viva, Harry tiene la certeza de que su madre era consciente de lo que sucedía y lo hubiese visto venir: «Sentí su presencia durante todo el proceso. Estoy muy contento de estar aquí sentado contigo, con mi esposa aquí a mi lado, porque no me atrevo ni a imaginar lo que fue para ella [Diana] llevar ese proceso sola durante todos esos años».

Lady Di y el príncipe Harry | Fuente: Vanity Fair

Y comieron perdices

Un último secreto que desveló Meghan fue el comienzo de su particular cuento de hadas, y es que, tres días antes, el 19 de mayo de 2018, de que todo el planeta estuviese pendiente de su boda, el arzobispo de Canterbury ya les había casado en privado, en una ceremonia sin invitados.

Meghan y Harry mostraron a Oprah y al mundo entero que su cuento de hadas no ha sido íntegramente feliz y ni mucho menos fácil. Ha sido real (en los dos sentidos), pero es ahora que la familia vive alejada del Reino Unido, de palacios y coronas, cuando realmente se siente liberada. El pasado 14 de febrero anunciaron que tendrían un nuevo miembro en la familia y fue a Oprah a quien le descubrieron que finalmente Archie tendrá una hermanita y esta será su último hijo. 

Al margen de las duras y dolorosas declaraciones que hicieron tanto Meghan como Harry, la entrevista finalizó con alegría, esperanza y un tono positivo. Por eso, a la pregunta de Oprah a Meghan de que si a pesar de todo había conseguido su cuento con final feliz Meghan contestó: “Mejor que cualquier cuento de hadas que hayas leído jamás”.  

Harry y Meghan | Fuente: CNN

 

 

Publicidad

Deja un comentario