The French Dispatch: lo nuevo del universo de Anderson

0
403
Fuente: Allócine.fr

La última película de Wes Anderson se estrenó en el Festival de Cannes y llegó a la gran pantalla española el pasado 16 de octubre. Se habla de ‘la mejor película del director’, o por lo menos ‘la más libre’. Lo que es seguro es que la estética del director no ha decepcionado a los que la adoran.

Wes Anderson siempre se mantiene fiel a su estilo. Y así lo hace en The French Dispatch (2021), su última película, con la que los fans del director han podido satisfacer su deseo de colores, simetría, las tramas y los personajes típicos de sus películas. El filme es un homenaje a The New Yorker, la legendaria revista conocida por sus portadas. Una oda al periodismo, profesión recurrente en la gran pantalla, que aborda cuestiones como la neutralidad periodística.

Publicidad

La Crónica Francesa reúne las historias de los distintos redactores de un periódico estadounidense con el mismo nombre que el filme que tiene su sede en una ciudad ficticia de Francia: Ennui-sur-Blasé. Un artista condenado a cadena perpetua, disturbios estudiantiles, un secuestro resuelto por un chef… las mejores historias de la última década del periódico se incluyen en una edición póstuma, tras la muerte de su director.

Fuente: Mubi.com

Los numerosos personajes parecen hechos a la medida de algunos de los rostros más famosos de Hollywood. Ya hemos visto a muchos de ellos en las películas del director, como Adrien Brody y Tilda Swinton. Pero el reparto en esta ocasión es más extenso. Frances McDormand, Benicio Del Toro, Timothée Chalamet, Léa Seydoux… y la lista continúa.

El retrato de Francia puede generar polémica por su tono satírico. Sin embargo, tanto la escenografía como los breves diálogos en francés sumergen al espectador en una Francia rural del siglo XX, con sus adversidades sociales, como los estudiantes inconformistas e indignados, y alguna que otra exageración narrativa como el secuestro resuelto por un cocinero. Eso sí, el humor subyacente sigue siendo el hilo conductor de toda la obra.

Extravagante y excelente

Al igual que en otras películas de Anderson, a menudo parece que estamos viendo una obra de teatro en lugar de una película. Su característica dirección ofrece al espectador una experiencia cinematográfica que va mucho más allá del argumento. Las distintas historias están llenas de humor, frases brillantes y significados profundos. Pero la presentación de los hechos por parte de Anderson es inigualable.

En cuanto a las elecciones cinematográficas, es importante destacar varios elementos. En un momento dado, Anderson utiliza la animación para representar ciertas escenas de acción. Y las tomas panorámicas que ilustran las peleas, en las que los personajes no se mueven pero la acción es más que perceptible, muestran la extravagancia y la excelencia del director.

Es un placer disfrutar de la película, sobre todo en el cine. Hay mucha información, muchos diálogos y dos idiomas. Pero es imposible apartar los ojos de la gran pantalla.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario