EEUU pide explicaciones a Google, Facebook y Twitter sobre el asalto al Capitolio

0
425
Mark Zuckerberg (Facebook), Jack Dorsey (Twitter) y Sundar Pichai (Google) comparecieron el pasado jueves 25 de marzo ante el Congreso de Estados Unidos. Admitieron, mediante una comparecencia virtual, que sus plataformas tuvieron un papel clave en el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero.

Los legisladores republicanos acusaron a los responsables de Google, Facebook y Twitter de las malas prácticas de sus compañías respecto a la desinformación y las fake news. El Comité de Energía y Consumo de la Cámara de Representantes considera que sus plataformas permitieron la propagación de información errónea y afirmaciones desacreditadas.

«No habéis realizado cambios significativos después de que vuestra plataforma haya jugado un papel importante en el fomento de la insurrección y la complicidad de la propagación del virus y pisoteando las libertades civiles estadounidenses», afirmó el demócrata Frank Pallone, presidente del Comité de Energía y Comercio de EE.UU. «Su modelo de negocio en sí mismo se ha convertido en el problema y se acabó el tiempo de la autorregulación. Es hora de que legislemos para responsabilizarlo», agregó el representante.

La respuesta de las grandes tecnológicas

El congresista demócrata Mike Doyle presionó a los líderes de las tecnológicas para que respondieran «si» o «no» sobre si sus plataformas habían contribuido a la difusión de información errónea y la planificación del asalto al Capitolio. Los tres directores ejecutivos contestaron afirmativamente.

«Escapamos mientras una turba profanaba el Capitolio y nuestro proceso democrático», afirmó el representante demócrata Mike Doyle. «Ese ataque, y el movimiento que lo motivó, comenzó y se nutrió en sus plataformas», añadió.

Jack Dorsey (Twitter), Mark Zuckerberg (Facebook) y Sundar Pichai (Google)
Jack Dorsey (Twitter), Mark Zuckerberg (Facebook) y Sundar Pichai (Google)

El director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, no precisó el empleo de su red social como plataforma empleada por los agitadores durante los disturbios. Culpó a Trump del suceso y se reafirmó en que su plataforma tomó medidas «para asegurar la integridad de las elecciones». Zuckerberg también planteó que debería reformarse la ley y permitir inmunidad solo a las empresas que sigan las buenas prácticas para eliminar el contenido dañino.

Por su parte, Jack Dorsey, CEO de Twitter, zanjó la cuestión con un «sí». Además, explicó que el «ecosistema era más amplio», refiriéndose a la fractura social que sucede en Estados Unidos y que no se tuvo en cuenta.

Sundar Pichai, director de la matriz de Google, optó por las evasivas. Afirmó que «la compañía siempre tiene un sentido de responsabilidad», pero que era «una pregunta compleja». Además, defendió la ley: «La sección 230 permite a las empresa tomar medidas decisivas sobre la desinformación dañina y mantenerse al día sobre los malos actores que trabajan duro para eludir ciertas políticas».

Google, Twitter y Facebook contra la desinformación

Los congresistas también exigieron que los gigantes de internet hagan más para proteger a los niños y adolescentes del ciberacoso o que no permitan difundir información errónea sobre la Covid-19 en sus plataformas.

«Todos los días Twitter lidia con consideraciones complejas sobre cómo debe abordar el extremismo y la desinformación», afirmó Dorsey en su testimonio. «Nuestros esfuerzos para combatir la desinformación, sin embargo, deben estar vinculados a ganarse la confianza. Sin confianza, sabemos que el público seguirá cuestionando nuestras acciones».

Por su parte, Pichai aseguro que Google ofrece «contenido confiable y oportunidades de libre expresión a través de nuestras plataformas, al mismo tiempo que limita el alcance de la desinformación perjudicial».

Zuckerberg señaló que Facebook ha «intensificado sus esfuerzos para mantener el odio y la violencia fuera de la plataforma», además de ofrecer una propuesta para abordar las preocupaciones sobre la responsabilidad de las redes sociales.

El CEO de Facebook propone que la nueva legislación debería requerir que las plataformas tecnológicas más grandes sean más transparentes sobre sus reglas para eliminar contenido y responsabilizarlas cuando no bloquean la actividad ilegal. Pichai y Dorsey aseguraron que, en general, están de acuerdo con esta propuesta, sin embargo Dorsey afirmó que «sería difícil de promulgar».

Publicidad

Deja un comentario