¿Qué es realmente la Superliga Europea?

0
12

¿En qué consiste y qué supondría este multimillonario proyecto?

En las últimas fechas hemos oído hablar más fuerte que nunca del proyecto de la Superliga Europea de Clubes. Inicialmente parecía un proyecto inviable, pero con el paso del tiempo, se está volviendo cada vez más tangible. Hasta el punto de tener 2021 como objetivo de implementación.

¿Dónde tiene su origen?

Su origen se remonta a finales del siglo pasado, en los despachos de los clubes más importantes del Viejo Continente. Donde se gestó la creación de la ECA (Asociación de Clubes Europeos). Esta asociación está formada por los clubes más poderosos de Europa (Real Madrid, FC Barcelona, Juventus, AC Milán, Inter, Liverpool, Manchester United, Bayern de Múnich, Borussia Dortmund, Olympique de Marsella, PSG, Ajax, PSV Eindhoven y Porto), además de otros 4 que entraron poco después (Arsenal, Bayer Leverkusen, Olympique de Lyon y Valencia CF). Precisamente estos equipos serían los participantes, y las plazas restantes se rellenarían mediante clasificación.

Aleksander Čeferin presidente de la UEFA junto a Andrea Agnelli presidente de la ECA y de la Juventus de Turín | Fuente: uefa.com

¿Cómo funcionaría este torneo?

Sería una liga cerrada, donde la mayoría de clubes tendrían su plaza asegurada. Mientras que otros clubes entrarían o saldrían en función de su clasificación. Los encuentros se disputarían entre semana, entre los meses de agosto a mayo. Los beneficios económicos serían mucho más elevados para estos clubes, que con el formato actual de la UEFA Champions League.

Pros y contras de esta “Gran Liga”

El apartado económico de esta competición, la ventaja más significativa sería actuar paralelamente con respecto a la UEFA. Se considera que las cifras de audiencia no se corresponden a los beneficios económicos actuales del fútbol europeo. Prueba de ello son las cifras de la conocida “Super Bowl”, la cual con una audiencia de 150 millones de personas, genera 7.000 millones de euros. Mientras que el deporte rey con la Champions, es visto por más de 1.600 millones de personas, y “tan solo” genera 1.500 millones de euros.

Por otro lado, los aspectos negativos son más que considerables. Las ligas domésticas se verían muy afectadas, ya que la brecha entre “grandes” y “pequeños” sería aún más notoria. Por esta razón, la UEFA y muchos clubes con menos presencia a nivel mundial, se oponen a este formato, alegando un incumplimiento del ya conocido por todos, fair play financiero. Es decir, en resumidas cuentas y en lenguaje sencillo, consideran que este campeonato hará más ricos a los ricos, y más pobres a los pobres valga la redundancia.

Finalmente, dejando a un lado lo económico, pensemos por un momento en el factor pasional. Pensemos que es el final de la Champions League, imaginémonos no volver a escuchar esa melodía que nos pone los pelos de punta, y que nos hace saber que puede ser una noche mágica, una noche de Champions. Para mí, personalmente, los martes ya no serían martes, y los miércoles ya no serían miércoles. Ambos días pasarían a ser uno más en la semana, y dejarían de ser nuestros días de Champions.

De momento, habrá que esperar a 2021 para ver si finalmente este proyecto se consolida. Lo que está claro es que mientras tanto, seguiremos disfrutando del fútbol, que como decía el gran Arrigo Sacchi: «Es lo más importante de las cosas menos importantes».

Arrigo Sacchi como entrenador del AC Milán | Fuente: Fútbol Sapiens

Deja un comentario