‘Tina, el musical’ le dice adiós a la Gran Vía

0
273
Tina, el musical | Fuente: Stage Entertainment
Publicidad

El próximo 8 de enero Tina se despedirá de Madrid

Ya ha pasado un año desde que Stage Entertainment trajera el musical de Tina Turner a la capital. El 1 de octubre de 2021 se estrenaba en el teatro Colisuem cogiendo el relevo de Anastasia

Este musical es la historia del sonado regreso de una mujer que se atrevió a desafiar los límites del racismo, sexismo y la discriminación por edad para convertirse en la reina mundial del Rock and Roll. Tina, el musical de Tina Turner es una celebración de la resistencia y una inspiración del triunfo sobre la adversidad.

Publicidad

Tina, el musical escrito por Katori Hall, ganadora de un premio Olivier, y dirigido por Phyllida Lloyd, cuenta con muchos de los temas más conocidos de la artista, siendo la propia Tina coproductora del musical.

El musical

El musical comienza con Tina, interpretada de forma sublima por Kery Sankoh, sentada en el backstage de uno de sus conciertos justo antes de salir a escena. Cuando piensas que se va a «subir» al escenario, la escenografía nos transporta a sus años de niña en la iglesia de su pueblo.

A lo largo de toda la obra vamos viendo las diferentes etapas más significativas de la vida de la cantante desde sus inicios, hasta su matrimonio con Ike Turner, los abusos que sufría por parte de este y su posterior separación. En estos aspectos el guion flojea un poco, en momentos en los que tienes que sentir empatía por el personaje o que te remueva algo por dentro, como en los momentos en que la pega o en su intento de suicidio, me quedé completamente frío. Sientes rechazo hacia Ike y su personalidad, gracias en su mayoría a la actuación de Rone Reinoso. Todo el elenco brilla en cada momento.

A pesar de la debilidad del guion, la escenografía te mete de lleno en la historia, te hace sentir como si de verdad estuvieras dentro de su mundo. Juegan a la perfección con los espacios y las perspectivas usando una pantalla led para apoyar a todos los elementos que van entrando y saliendo, incluso desde el suelo.

En cuanto al apartado musical, lo más importante en este estilo teatral, destaca por encima de todos Kery Sankoh (Tina). Su potencia vocal hace que sientas cada emoción que muestra cantando. La actriz tiene memorizados y mecanizados a la perfección los movimientos de Tina, te crees su actuación en todo momento. Con lo que pudimos ver queda más que merecido ese premio a mejor actuación femenina que se llevó la actriz en los Premios Teatro Musical.

A pesar de sus debilidades, es un musical que en general es bastante disfrutable. Seguramente, los fans más acérrimos de la cantante vean con mala cara las traducciones de las canciones. Dentro de las traducciones que se hacen en España, no están nada mal, no hace falta mencionar las traducciones de We Will Rock You o Mamma Mia! En definitiva, un gran homenaje a la cantante con sus luces y sus sombras que insto a ver y a sacar sus propias conclusiones.

Publicidad | Advertisement