Chuly: “Tienes que ir a contracorriente de mucha gente»

1
597
Chuly | Fuente: Instagram (chuly_019)

Es uno de los artistas emergentes en España

Con casi 400.000 reproducciones en Spotify en su tema Onírico y más de 15.000 oyentes mensuales, Carlos, o Chuly, como se hace llamar artísticamente, es una de las futuras promesas del panorama musical urbano en España. Con un estilo difícil de definir y mucho menos de encajar en un género concreto, el polifacético artista trae un sonido único con el que pretende que la gente pueda sentir a través de su música.

Desde pequeño ha sido una persona inquieta, con ganas de hacer muchas cosas y que se aburría fácilmente de todo. En el patio del colegio sentía no encajar con los gustos y juegos de sus compañeros. Su afán por ser artista no le viene de la infancia, pues aunque tuvo su primera guitarra a los ocho años, tenía otras vocaciones. “Quise estudiar Psicología durante toda la ESO”. En septiembre de 2018 empezó un grado de ADE (Administración de Empresas) y Marketing y se mudó a Madrid con varios amigos con los que vive. “Fue en ese mismo mes y en ese piso donde empecé a grabar música y publicarla. -recuerda Chuly. Ni siquiera yo sabía qué música estaba haciendo, simplemente fusionaba cosas y me desahogaba”.

Publicidad

Pronto se dio cuenta de que el mundo empresarial no era lo suyo y dejó la universidad. En 2019, tras varios bandazos, se matriculó en Cinematografía, carrera que cursa en la actualidad. Fue en ese mismo año cuando vieron la luz sus primeros temas, aunque fue con Onírico con el que empezó a descubrir hacia dónde se desarrollaba su música, con un sonido más electrónico/espacial. “A la gente le encantó. Desde entonces no he parado de hacer canciones”, afirma.

Todo lo que vino tras la pandemia

La cuarentena marcó un antes y un después en su música. A raíz de esa época y de los temas que vieron la luz durante esos meses mucha gente le conoció y empezó a escuchar sus canciones. Sin embargo, asegura que todo lo que ha venido después del COVID es como un sueño (…). “Estos últimos meses he sacado colaboraciones con gente que admiro y tengo mucha música guardada para 2022 que me gustaría etiquetar en algún género, pero es imposible”.

Afirma que no fue fácil dar el paso de hacer pública su música, pero gracias al apoyo de, sobre todo, gente desconocida, sus temas vieron finalmente la luz. También dice ser una persona muy exigente consigo misma y que eso le ayuda a llevar mejor las críticas, pues es él el primero que tiene que estar cien por cien seguro de la canción que va a sacar antes de que esta vea la luz. “A veces, cuando un tema no queda igual que lo que tenía en mi cabeza, decido dejarlo e ir por otro nuevo”.

Chuly | Fuente: Instagram (chuly_019)

Sus fuentes de inspiración

A la hora de componer su música, asegura que una de sus fuentes de inspiración es la naturaleza, ya que cree que esta tiene una conexión muy especial con la música y que los seres humanos somos capaces de transmitir sentimientos a través de ella. “En mis canciones hablo principalmente sobre mí, sobre mi círculo, mis desamores y mi vida en general –explica-. Mi música es como mi propio diario. Nunca me siento como tal a escribir, la inspiración simplemente viene. Es más una necesidad. Cuando hay mucho ruido en mi cabeza y pensamientos que no paran, escribo y compongo. Muchas veces una canción empieza por una melodía que se te viene a la cabeza y escribes rápidamente o grabas en las notas del móvil y que después se desarrolla”. Asegura que, al menos a él, andar le ayuda muchísimo. “Me pierdo por mi ciudad andando sin rumbo y se me ocurren mil cosas mientras tanto”.

Pero el proceso creativo de una canción no finaliza con escribir la letra. “Luego hay que grabarla, mezclarla, se ajustan los volúmenes y se masteriza; es decir, se deja la canción “bonita y limpia” en términos coloquiales y esa es la versión final que escucha la gente.”  Afirma que una canción puede cambiar mucho dependiendo de los diferentes estados de ánimo que él va experimentando en las distintas fases del proceso creativo por las que pasa.

En cuanto a artistas preferidos, dice no tener ninguno en concreto, pues su gusto musical ha cambiado y evolucionado con los años a medida que él lo ha hecho como persona. “Durante mi infancia mi grupo favorito era Green day. Escuchaba muchos grupos de punk y de rock. Cuando llegué a la ESO pasé etapas de escuchar mucho más rap y creo que Cool/Recycled J y Natos y Waor pusieron banda sonora a mi vida durante esos años. Luego en bachillerato ya escuchaba tanta música, (electrónica, trap, rock…)  que ni yo mismo sabía qué decir cuando me preguntaban por mi género favorito. “La música en general me tranquiliza cuando estoy nervioso, me pone alegre cuando estoy de fiesta, me acompaña cuando ando, me despierto, me ducho, etcétera”.

Además de los temas en solitario, también ha trabajado con varios artistas del panorama nacional como Yung Nick, Raone o Low B. Sin embargo, la colaboración que más ha disfrutado grabar ha sido la del tema Sin tu amor, en conjunto con Dudi. “La verdad es que no le conocía en persona y nos juntamos en el estudio, hicimos la base y escribimos allí todo -recuerda Chuly-. Nos entendimos bastante bien y pasamos muy buenos días en el estudio, al que fuimos varias veces para retocar cosas”. Afirma que le encantaría colaborar con multitud de artistas de la escena urbana actual, entre los cuales destaca a Enol, Rojuu o productores como Selecta.

Chuly creando música | Fuente: Instagram (chuly_019)

Advierte también que el mundo de la música no es nada fácil. “Tienes que ir a contracorriente de mucha gente que no quiere ver como progresas, pero al final aprendes a que no te importe y a seguir haciendo lo tuyo. Lo más bonito de esto es disfrutar el camino, quedarte con las experiencias y disfrutar de la gente”.

De cara a los directos, él los define como una lucha constante entre los nervios y la adrenalina. Siempre ha sido un chico al que le ha costado hablar en público, hasta el punto de producirle tal ansiedad que le ha llevado a abandonar lo que estaba haciendo. Pero en el caso de la música es diferente. “Esa ansiedad desaparece y, aunque haya muchas miradas clavadas en ti, simplemente disfrutas”, afirma.

En lo referente al futuro en el mundo de la música, pretende seguir disfrutando de ella y de toda la gente y experiencias que le está aportando en su vida. Prevé varios temas y alguna sorpresa de cara a finales de 2021 y asegura que 2022 será un año con mucha música y que vendrá cargado de colaboraciones con artistas de toda España.

Publicidad | Advertisement

1 Comentario

Deja un comentario