Atlético de Madrid, qué manera de sufrir

2
452
atlético de madrid
Bandera del Atlético de Madrid | Fuente: Pixabay.com

Una remontada que vale más que tres puntos

El club rojiblanco consiguió remontar ante un Valencia que se puso 0-2 al descanso. Los goles de Cunha, Correa y Hermoso dan aire a un Simeone en la cuerda floja.

El Atlético de Madrid llegaba al Wanda metropolitano varios días después de su eliminación en Copa del Rey contra la Real Sociedad. Los resultados de los últimos partidos hacían dudar de un equipo que, durante los últimos años, había consagrado un juego en base a la defensa. Un pilar que esta temporada se estaba derrumbando poco a poco. Los pupilos de Simeone sabían de la importancia del partido y de dar un golpe sobre la mesa en una situación tan adversa. El pinchazo del Sevilla minutos antes del partido daba al atlético una oportunidad de recortar puntos a un rival directo y así fue.

Publicidad

El encuentro no empezó de la mejor manera, los locales no encontraban su juego y el Valencia de Bórdalas consiguió ponerse por delante con gol de Yunus Musah, tras un despiste de la defensa atlética. El aviso valencianista no sirvió para nada, con los rojiblancos perdidos en el campo, el equipo “ché” aprovecho un mal marcaje de la zaga rojiblanca para hacer el 0-2, obra de Hugo Duro minutos antes de acabar la primera parte.

Con el segundo tiempo empezado, el guion del partido cambió, los colchoneros empezaron a asediar la meta rival y los goles del reciente sustituido Cunha y de correa daban esperanza al atlético que, en el minuto 92 estalló de júbilo gracias a un gol de Mario Hermoso. La importancia del gol quedó reflejada en la cara de un Simeone liberado y casi emocionado por la gesta conseguida. Esta victoria deja al atlético en puestos Champions recortando puntos a un rival directo por la liga como es el Sevilla.

Diego Pablo «Cholo» Simeone | Fuente: Commons.wikimedia.org

El “Cholo” Simeone nunca deja de creer

El aura de la figura de Simeone en el Atlético es recordable a la de los grandes guerreros de la antigua Roma. Da igual como de adversa se la situación, la afición rojiblanca no paró de alentar a su equipo y a su eterno salvador. El partido hacía presagiar la caída, de un discutido Simeone, que con el resultado en contra no paró ni un segundo de animar. Los nervios eran latentes hasta el punto de estallar de emoción en los minutos finales.

La realidad es que, en muchas ocasiones se ha tildado a Simeone de poco atrevido. Y en un primer momento los cambios no hacían presagiar algo distinto, pero nada más lejos de la realidad. La entrada de Felipe por Joao y de Cunha por Lemar, dibujó un cambio de esquema que hizo de los rojiblancos un rodillo antes un Valencia superado por lo ocurrido. La jugada del “Cholo” estaba saliendo bien hasta el punto, en el cual, los locales consiguieron remontar un partido que tenían perdido antes de empezar la segunda parte. Situación que deja reflejada la importancia del entrenador en este equipo y que alivia el momento de bajón por el que pasaba el club.

Publicidad | Advertisement

2 Comentarios

Deja un comentario