Bernat Armangué: “Lo importante es la historia, las batallitas para los amigos”

0
872
Retrato de Bernat Armangue

Entrevista a Bernat Armangué sobre el fotoperiodismo como medio de expresión

Bernat Armangué es un fotógrafo barcelonés que lleva más de 20 años trabajando como fotoperiodista. Trabajar para la agencia de noticias estadounidense Associated Press desde 2005 le ha permitido cubrir diversos acontecimientos noticiosos; tanto temas de actualidad como numerosos hechos políticos internacionales. Se encuentran, entre todos sus reportajes, desde la Copa Mundial de la FIFA o los juegos olímpicos, hasta el conflicto israelí-palestino o la violencia poselectoral en Kenia. 

Su dedicación por el fotoperiodismo ha sido reconocida con los galardones World Press Photo, Robert. F. Kennedy Journalism Award, Pictures of the Year o Overseas Press Club. 

Publicidad

 

Pregunta: ¿Por qué fotoperiodismo?

Respuesta: A los 18 años vi la exposición de New York de William Klein. Fue un auténtico flechazo. El binomio entre sociología y fotografía me pareció una opción perfecta para descubrir otras formas de vida.

P: ¿A qué se debe el interés de fotografiar diversos acontecimientos políticos internacionales? ¿Ha sido siempre a lo que querías dedicarte?

R: En mi época de estudiante las secciones de internacional de la prensa española eran extensas, llenas de grandes crónicas sobre la caída del muro de Berlín, la desintegración de la URSS, el conflicto entre Tutsis y Hutus en Ruanda, los Balcanes, la segunda intifada, etc. El mundo parecía más interesante que la Barcelona olímpica o la Sevilla de la Expo.

P: ¿Cuál ha sido el conflicto más peligroso al que te hayas podido enfrentar fotografiándolo?

R: Hay conflictos donde tu integridad física se ha visto más comprometida que en otros, pero no creo que en mi caso tenga mucho sentido clasificarlos. Nuestras experiencias como periodistas pocas veces se acercan a la de las víctimas, quienes sufren los conflictos en múltiples dimensiones y dejan huellas que duran toda la vida.

P: ¿Qué situación te ha causado más impresión fotografiar y qué sentiste?

R: Los niños, siempre los niños. Niños desenterrados de runas después de un ataque aéreo; niños que han visto como violaban a sus madres; niños que te contaban como habían matado a sus padres a golpes de culata. Hay demasiados capítulos.

Robar la inocencia es matar en vida.

Un niño palestino llora tras la demolición de su casa | Fuente: Instagram de Bernat Armangué

P: ¿Cuál es la fotografía de la que estás más orgulloso? 

R: Lo he pensado varias veces y todavía no tengo una respuesta. Sinceramente, creo que el trabajo realizado durante la última década ha servido de poco a nivel social.

P: Cuéntanos acerca de la fotografía premiada, Gaza y el beso en la mano. 

R: Fue a finales del 2012 durante lo que Israel bautizó como Operación Pilar Defensivo. Estaba en la morgue del hospital Shifa en la franja de Gaza cuando amigos y familiares entraron y rodearon el cuerpo de un hombre adulto. Uno de ellos agarró la mano del difunto y empezó a besarla mientras le decía adiós en árabe. La fotografía se publicó mucho y gente de diferentes partes del mundo me escribieron para comentarme como habían empatizado con la escena.

P: ¿Qué te interesa transmitir a la gente cuando vas a realizar una fotografía?

R: Para sintetizar situaciones en planos bidimensionales, fijos e insonoros primero hay que entender el lugar donde has aterrizado.

Yo intento enseñar lo que he visto de la forma más honesta que se, huyendo de imágenes que descontextualizan por su falta de información (aunque tengan gancho emocional).

P: ¿Cuáles son las consecuencias de tener un trabajo tan arriesgado?

R: Yo trabajo en una agencia de noticias internacional, donde cubrimos muchos tipos de informaciones, solo una parte muy pequeña de coberturas es arriesgada.

Llevamos un año entero cubriendo la pandemia del coronavirus (sus consecuencias sanitarias, económicas, sociales…), pero también eventos deportivos y otros no tan vistosos.

Celebración de los Caballos del Vino | Fuente: Instagram de Bernat Armangué

P: ¿Has llegado a sentir miedo por tu vida en algún momento?

R: Si, muchas veces. Y a cualquier persona que esté en primera línea de conflicto y no haya sentido miedo en ningún momento, le recomendaría acudir a terapia de forma inmediata.

P: ¿Cuál ha sido la mejor experiencia que has tenido desde que te dedicas al fotoperiodismo?

R: Deja que huya otra vez de las listas TOP. Son muchas experiencias, casi siempre vividas con gente totalmente desconocida. La especie humana puede ser muy cruel, pero también extremadamente generosa.

P: ¿Cuál es el premio que más ilusión te ha causado y por qué?

R: A veces los premios ayudan a extender la vida de nuestras historias, a veces para abrir puertas a nuevas. Tienen su utilidad pero también pueden desviarte de lo que importa, que es seguir documentando. Respuesta: todos y ninguno.

P: ¿Alguna recomendación para alguien que quiera dedicarse al fotoperiodismo?

R: Dos consejos: que aprenda a renunciar y fuera el ego

La gestión del tiempo vendrá marcada por terceros y constantemente se perderá momentos importantes de la gente que le quiere y le rodea. A no ser que tenga un mecenazgo familiar infinito, tendrá que renunciar a historias que le importan por falta de financiación o trabajar en otras para poder financiar las que considere interesante.

Sobre el ego: lo importante es la historia, las batallitas para los amigos (si todavía están y no huyeron después de la primera).

Inmigrante de la ONG Open Arms | Fuente: Instagram de Bernat Armangué

 

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario