Kevin Van Krimpen: «Me alegro mucho de que Marta no me eligiera a mí. Tenemos unas expectativas de vida muy diferentes»

0
148

El tentador nos habla de su vida tras la isla, su trabajo actual y sus experiencias

Kevin Van Krimpen es un holandés, residente en Andalucía, que ahora mismo vive en Lanzarote. De profesión productor y músico, es más conocido por salir en la Isla de las tentaciones 2 con el papel de tentador.

Kevin Isla de las Tentaciones | Fuente: Formulatv

Desde la sección El rincón de El Generacional le propusimos hacer una entrevista en directo en Instagram que podéis encontrar en Instagram TV. De todas formas, también os presentamos a continuación la transcripción.

Publicidad

PREGUNTA: ¿Qué tal? ¿Cómo estás? ¿Cómo te encuentras?

RESPUESTA: Pues muy bien tío, muy bien la verdad. Disfrutando de la vida aquí en Canarias que no hay COVID apenas. En Lanzarote no hay restricciones, horarios, toque de queda, no hay que llevar mascarilla (ya que te la puedes quitar en la donde estoy todo el día haciendo actividades). Mucha gente me comenta: «¿Por qué no llevas la mascarilla?». Mi respuesta es que estoy en medio de un cráter, en medio de un volcán, estoy en mitad del mar y allí no se usa mascarilla. Es necesario que la gente entienda esto.

P: ¿Qué te ha llevado a ir a Lanzarote?

R: Pues mira, todo empezó por David, el otro tentador de la isla. Cuando salimos pensamos en qué podíamos hacer. Entonces recordamos que siempre habíamos estado en contacto con muchas marcas de ropa y se nos ocurrió que sería interesante tirar por ahí. Actualmente creamos contenido para todo tipo de empresas, sobre todo marcas rollo surferas. Es por eso que descartamos mudarnos a Madrid o Barcelona donde sería más complicado hacer un tipo de foto relacionadas con el tema. Si buscas paisajes increíbles, acantilados, mares, etc. Canarias es lo ideal. Además, una de las marcas de Gran Canaria nos regaló vuelos y hoteles a la isla. De ahí nos movimos a Lanzarote donde tenía buenos contactos (uno de mis mejores amigos vive allí) y podíamos escapar un poco más de la COVID. Fue entonces cuando dijimos: «pues venga vamos para allí».

P: Hablabas de David ¿Qué ha significado David para ti en la isla y ahora fuera con estos nuevos proyectos que habéis ido comenzando?

R: En la isla la verdad fue un apoyo importante porque, aunque la gente se crea que no, es duro. No te voy a mentir, sí que te lo pases muy bien, estás todo el día de fiesta, que si esto, lo otro… pero tampoco es tal y cómo la gente cree. No hay distracción ninguna: ni televisión, ni internet, ni redes sociales… nada. Tú estás allí, vas a la piscina, al jacuzzi, tomas el sol, comes, hablas, etc. y entre esas actividades hay muchas conversaciones y conoces mucho a las personas.

Con David era con el que más tiempo pasaba. A parte de porque compartíamos dormitorio, hicimos una buena relación y la hemos continuado después de la isla. Dentro de la casa también me apoyaba mucho como cuando nos rayábamos por Marta, Melissa o cualquiera de las chicas. Cuando acababa el día nos sentábamos en el sofá y hablábamos de todo lo que había pasado y, si estaba rayado, me calmaba y viceversa.

P: En televisión vemos, por así decirlo, personaje al solo poder ver unos pocos minutos. Nos gustaría que la gente pueda tener la oportunidad de conocerte un poquito más ¿Cómo te definirías y como dirías que es Kevin más allá de los focos?

R: Pues la verdad es que no hay tanta diferencia. Hay mucha gente que le pones una cámara delante y cambia o se monta sus papeles y sus películas. Yo no entiendo muy bien esa actitud para la Isla de las tentaciones, es mejor irse a Netflix que te sale más rentable. Personalmente yo no cambiaba tanto, hacía lo mismo que hago en el día a día y hacía fuera; aunque sí es verdad que es una situación un poco distinta en la que estás delante de cámaras. Yo trataba a mis colegas (al menos los que me caían bien, que eran casi todos) igual que si tratase de un amigo de fuera. Con las niñas igual, aunque a algunas más que a otras, les cogí mucho cariño a todas.

En definitiva, tal como dije en la despedida, yo actuaba como yo era. Fue una lástima que no se viera mi declaración en el programa, aunque finalmente salió en uno de los debates. Sandra me preguntó qué había sido esa experiencia para mí y yo le respondí: «Pues la verdad ha sido una experiencia muy bonita, una experiencia increíble, lo que más me gusta es que al menos sé que he sido como yo soy. A los que les guste bien y a los que no pues ahí os quedáis». Quería dejar claro que no me voy a montar una película para caer mejor o peor a la gente sino que soy como soy y, a quien le guste, bien.

P: ¿Cómo afrontas las críticas? Hemos visto que ha habido muchos mensajes de apoyo en tus redes sociales que han explotado exponencialmente.

R: Pues mira, te voy a ser sincero. En Instagram no he tenido ninguna o casi ninguna crítica. Ahora menos, pero cuando estaba en la tele recibía aproximadamente 500 o 600 mensajes al día y a lo mejor uno era una crítica, además una crítica absurda. Puede parecer mentira pero juro que es verdad. La realidad en este tema la podéis ver en los comentarios ya que no los borro ni nada por el estilo. En alguno habrá alguien que diga «el pagafantas este de Marta», pero a lo mejor hay uno en treinta fotos.

Por su parte, también me hice Twitter al salir aunque no lo miro mucho. Ahí también me apoyaban un montón hasta que en un debate parece ser que a la gente no le gustó la forma en la que actué o reaccioné. De todas formas digo lo mismo, fui como yo era, asique es lo que hay. Al salir también me comentaron que en Twitter se había vito más crítica pero como no lo miro pues tampoco me importó mucho.

Como digo, yo lo que miro es Instagram y estoy muy contento. Hace poco publiqué una foto en la que salía sonriendo y pensé que me esperaban miles de críticas o tonterías porque la gente se aburre y quiere meterse con tu forma de vestir o con cualquier tontería. Sin embargo, no he tenido apenas críticas y me alegra bastante, no te voy a engañar.

P: Me alegra un montón escuchar eso, porque si que es cierto que en los puestos que estáis mediáticamente y el boom que supone estar en la Isla de las tentaciones os siguen muchísimas personas y que no tengas críticas es de agradecer.

R: Es muy raro. En 2017 también estuve en un programa que veía poca gente en el que recibí más críticas que en este que lo veían millones de personas. Es una locura. Tuve un boom en Instagram en el que mis seguidores subían como cuatro mil o tres mil y recibía mil mensajes al día. En un episodio subí quince mil seguidores. Aún así casi todo era positivo porque de verdad que no he recibido críticas. Por ese lado estoy muy contento tío.

P: Queremos seguir conociéndote un poquito más. Más allá del surf que lo vemos muchísimo en tu Instagram, ¿Cuáles son tus hobbies?

R: Mi hobby principal es el deporte. Desde chiquitito he hecho de todo. Aunque empecé por futbol, he jugado muchos años al pádel por ejemplo. El deporte que más he jugado es el volleyball. Además, surfeo en verano y en invierno esquío, escalo, buceo… Necesito tener actividad física. Asimismo, la música, las series y las películas me encantan. Ahora le estoy dando más a lo que es fotografía y video, siempre me había gustado, pero nunca había pensado hacerlo profesionalmente. La verdad que está muy bien, tiene un trabajo increíble.

P: No lo dudo. Yo estoy estudiando comunicación audiovisual y todo el tema de edición y fotografía tiene mucho curro.

R: Es que es eso tío, la gente ve una foto y se cree que te has subido, has echado la foto y ya está. La realidad es que tienes que ir al sitio, hacer una foto buena, hacer miles para que una cuadre… luego también tienes que editarla, lo que lleva bastante tiempo. Yo no edito la cara y esas cosas, pero hay veces que si mueves la luz se ve más bonita. Yo mucha gente que sigo en Instagram es porque me gusta el contenido que suben más que por la persona. Hay muchos influencers que no conoces y a lo mejor luego no te caen bien porque son unos matados. Sin embargo, si te gusta el contenido o las fotografías que suben.

P: Volviendo un poquito al tema de la Isla de las tentaciones ¿Cómo se te ocurrió presentarte al casting?

R: Pues mira me cuadró perfecto. No sé si la gente lo sabe pero para la Isla de las tentaciones no hay casting, ellos te buscan a ti. Yo ya había estado en un programa que también era de Mediaset. Ellos ya tenían mi número, mi nombre y todos mis datos.

En aquel momento yo estaba en Ámsterdam. Me había mudado allí a aprender el idioma porque mi padre es holandés y, aunque lo entiendo, no lo hablo muy bien. Fue entonces cuando vino todo esto de la COVID. Aunque no tuvimos confinamiento cerraron los bares y los restaurantes. Estaba trabajando, perdí el trabajo y me metieron en ERTE. Me vi allí en invierno mientras entraba el frío y la lluvia con los bares y restaurantes cerrados sin trabajo y en ERTE. Fue entonces cuando me llamaron y me dijeron: «hay un casting para la Isla de las tentaciones. Si te quieres venir un mes, todo pagado, en el Caribe, te lo pagamos todo, en una casa, te pagamos las dietas, comidas, el transporte, un mes allí, tomando el sol». Mi trabajo era estar en un Beach Club en Marbella que este año no habría por la COVID, si hubiera abierto a lo mejor no hubiera ido porque tenía que trabajar, pero me coincidió todo. Y dije «que hago yo aquí», me metí en el proceso y ya me llamaron.

P: Antes de la elección, es decir, de la cita que determinaba con quien se iba a ir Marta finalmente a la hora de elegir cita; le dices a Sandra que sentías algo por una persona en la isla y que no sabías que harías si esa persona no te eligiera a la hora de elegir la cita. ¿Te planteaste dejar la isla en ese momento cuando Marta menciona el nombre de Dani?

R: No tío, no me plantee el dejarla porque era una experiencia muy bonita; dura en muchos sentidos, pero estoy acostumbrado a experiencias raras en mi vida. Yo viajo, vuelo, voy de acá para allá, me voy a Ámsterdam… Hay personas que son más débiles en ese sentido para esas experiencias. Yo me veía en esa pedazo de casa, sin preocupaciones, me cuidaban bien, me daban mis dietas, cree una muy buena amistad con todos mis compañeros o casi todos, nos reíamos un montón por las noches, en los dormitorios, pensando que iba a pasar… había muy buenos momentos. Marta era una parte importante para qué nos vamos a engañar, pero si ella quería elegir a Dani, yo soy una persona independiente que tenía mis colegas. Me lo he pasado genial y no me lo plantee.

P: ¿Y cómo te sentó el hecho de que eligiera a Dani?

R: Pues a ver, es lo que te digo, de primeras yo pasaba mucho tiempo con ella (mucho más que Dani o cualquiera de la casa), pero ella me lo decía todo el rato: «yo os quiero conocer a ti y a Dani, me parecéis los chicos más interesantes». Yo estaba todo el rato con ella y él apenas tenía oportunidad. Me dijo: «como estoy todo el día contigo le voy a dar una cita a Dani y la siguiente te la doy a ti». Fue entonces cuándo se la dio a Dani. Lo que pasó fue que ella no puede irse por las ramas, tiene que crear una historia y elegir por así decirlo. En su momento prefirió quedarse con Dani y darle la cita. Hay muchísimas cosas que no se ven. Tú estás allí un mes entero, graban 24 horas. Aunque se fuera con Dani en la cita luego en la casa estaba conmigo, eso sale en algunos momentos pero muchas cosas están cortadas. Mi expulsión salió en un debate, ella se puso a llorar. Todo eso no salió en el episodio, me dio un poco de coraje pero bueno.

P: A día de hoy ¿Te alegras de la decisión que tomó Marta de no elegirte a ti?

R: Sí tío, me alegro mucho porque la verdad que cuando acabé el programa estuve quedando con ella fuera y me di cuenta que sus expectativas de vida y su futuro no se parece en nada al mío, pero en nada. Ella vive en Madrid, en Gran Vía. Yo no soy de ciudades, las odio, me gusta la playa, el mar… estar mucho más tranquilo en ese sentido. Ella quiere formar su carera en la televisión, está ahora en la Casa Fuerte. Marta vale para la tele, es muy buena, se le da bien, es un personaje mediático importante, un buen activo de Mediaset. Creo firmemente que se va a formar su carrera en la tele y hasta que no sea colaboradora de Sálvame no va a parar. Y yo, cuando me llaman para un programa interesante, en el que puedo vivir una experiencia nueva como la Isla de las tentaciones, que no me arrepiento para nada e iría mil veces, pues sí iría, pero estar metido en ese mundo 24 horas y solo pensar en la tele, en los seguidores, en ver que dice Instagram, Twitter… yo no valgo para eso. Ahora mismo tengo unas expectativas muy buenas, me estoy formando una carrera por así decirlo, me va muy bien y estoy muy contento, te lo juro.

P: Además el estar constantemente, en muchas ocasiones, no siendo tu mismo, quiero decir, estar fingiendo un personaje que guste a la audiencia.

R: O que no guste, pero un personaje que la gente quiera ver. Hay mucha gente que ve a gente porque no le gusta. Al final, te creas un personaje, te crees esa persona y te vuelves loco, te lo juro, se te va la cabeza de una forma que flipas.

P: Siguiendo el tema de tus proyectos, el pasado 11 de noviembre subiste una publicación donde anunciabas que próximamente ibas a anunciar un single ¿Va a estar para antes de 2021?

R: Pues tío tengo un cacao. La canción está, pero ahora estoy con la foto de la portada y con el videoclip que es lo que me tiene loco. La gente se puede pensar que no, pero conseguir material, hacer un videoclip que valga, crear los videos, una historia y que editen todo eso (que ya no lo puedo hacer yo ni de coña) me tiene loco perdido. Quiero sacar la canción y luego el videoclip más o menos juntos.

Otra cosa potente que la gente no sabe es que estoy preparando un sorteo de los buenos. La cosa esta de seguir a no se cuanta gente, la gente no sabe que es mentira, solo les sirve a ellos. A mí eso me parce absurdo, son seguidores que para qué los quieres, prefiero tener 50.000 seguidores que me sigan porque les gusta mi contenido, como soy; a tener 150.000 y que 80.000 me hayan seguido por un sorteo, no los quiero para nada. Ahora estoy pasando un sorteo en condiciones, sé que es real porque lo estoy haciendo yo. Ahora me estoy quedando en una villas de lujo, increíbles, en Lanzarote, el dueño es un máquina y hemos hablado con él. Ahora con esto del COVID viajar está complicado y la gente quiere salir, vamos a poner un sorteo en el que vamos a dar un viaje a Lanzarote, vamos a pagar los billetes, el propietario de estas villas va a poner una casa, no sabemos cuántos días todavía, estamos en ellos y David va dar una clase de buceo y yo una de surf. Así que se les va a pagar los vuelos, la casa y se le dan un par de clases. Me parece un sorteo interesante, lo vamos a sacar ya, pero queremos hacer un vídeo para compartir en historias y tal. Al vídeo le quiero poner mi canción así que todavía no sé en qué fecha vamos a poder publicarlo.

P: Más allá de este proyecto musical y de este sorteo que has mencionado previamente ¿Tienes algún otro proyecto en mente?

R: Pues mira, ahora mismo como proyectos tengo la canción, que si es verdad que me da un poco de miedo, tiene mucho trabajo y de verdad… Mucho trabajo, muchas horas, mucho empeño y mucho dinero y quiero que triunfe, que funcione. Por eso me da un poco de miedo en ese sentido, quiero que el videoclip esté bien, que tenga la máxima audiencia posible, que tenga también una buena publicidad… por eso estoy trabajando también en la campaña de promoción.

A parte de todo eso tengo lo ya he mencionado. David, otros colegas y yo estamos trabajando en sacar contenido para marcas y eso a lo mejor el día de mañana lo profesionalizamos más y lo hacemos para empresas porque, cómo todo el mundo sabe, ahora mismo todo va por redes sociales y muchas empresas ya no se publicitan en revistas, ni en la tele, ni nada. Es muy complicado tener contenido de calidad. Entonces, si vienen unos chavales y te ofrecen por cierta cantidad de dinero sacarte un contenido en condiciones, pues es un proyecto como empresa que también lo estamos pensando, lo tenemos en la cabeza.

Así que tengo eso, más la canción, más el videoclip y por ahora ya está. También saco contenido para mi Instagram, así guay, para mi propio Instagram que lo estoy intentando poner bien, porque como te digo, antes no le hacía mucho caso y ahora me va gustando bastante, estoy todo el día dando vueltas, es difícil conseguir fotos chulas. Y pues bueno, todo eso tío. Todo eso tengo en la cabeza.

P: Hablando un poquito de marcas, se me ocurre una pregunta ¿Os planteáis en algún momento crear una marca de ropa los tres?

R: Una marca de ropa los tres no lo hemos pensado la verdad. Aunque yo si pensé en ello hace tiempo en su día. Tengo una muy buena amiga que se dedica a trabajar líneas de ropa llegando a sacar la suya propia. Es muy buena en su trabajo por lo que me dije: «bueno, si el día de mañana las redes van bien y todo, me pienso en sacar una marca que tenga solo bañadores y gorras» porque yo solo uso bañadores y gorras, sabes lo que te digo. Estoy siempre en climas cálidos y, aunque haga frío, solo llevo chanclas, bañador y gorra. No me gusta ni usar camiseta, cuanta menos ropa mejor. Pero eso ya sería lo último, primero tengo todos los proyectos que te he dicho y si todo va bien me lo podría plantear.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario