Caso Bygmalion: Nicolas Sarkozy condenado a un año de prisión firme

0
481
Meeting campaña electoral de Nicolas Sarkozy, el 1 de mayo de 2012, en Paris. | Fuente: PHILIPPE WOJAZER / AP

Nicolas Sarkozy ha sido condenado el pasado jueves 30 de septiembre a un año de prisión firme por el financiamiento ilegal de su campaña presidencial de 2012 en el caso Bygmalion

El antiguo jefe de Estado francés ha sido declarado culpable y condenado a un año de prisión firme que tendrá que pasar en su domicilio, por su implicación en el caso Bygmalion, una condena superior a la interpuesta por la fiscalía. Se trata de la primera vez que un tribunal penal se pronuncia con respecto a las cuentas de una campaña presidencial.

Los gastos de campaña del candidato Nicolas Sarkozy en 2012 ascendieron a 20 millones de euros, es decir, el doble del límite autorizado al crear, encubrir o beneficiarse de la creación de un sistema ilegal de facturación falsa. En total 14 acusados han sido condenados el pasado 30 de septiembre por el Tribunal de lo Penal de París por haber establecido un sistema de facturas falsas destinado a ocultar los elevados gastos de campaña de Nicolas Sarkozy en 2012.

Publicidad

La condena impuesta es la pena máxima. Su abogado Thierry Hergoz, quien se presentó solo el 30 de septiembre al Tribunal de lo penal en París, ha manifestado su intención de recurrir, lo que suspendería esta sentencia hasta que se fije un nuevo juicio. Hergoz ha hecho saber que su cliente “nunca ha pedido ser tratado mejor que el resto de los acusados, pero no hay ninguna razón para que se e trate peor”.

Este es el segundo juicio que condena al ex-presidente francés. Hace siete meses, en marzo de 2021, fue condenado a tres años de prisión de los cuales uno era firme, por corrupción y tráfico de influencias/intereses en el llamado caso de las escuchas ilegales (Affaires des écoutes téléphoniques). En este caso también había apelado dicha sentencia. Por lo tanto, se presume una vez más su inocencia en este caso. De hecho, en un mensaje publicado en las redes sociales, Sarkozy reaccionó a su condena denunciando «un desprecio por las decisiones del Consejo Constitucional». El ex presidente «simplemente pide que se le aplique la ley como a cualquier otra persona sometida a juicio». «Llegaré hasta el final en esta búsqueda que va más allá de mi caso personal porque todo el mundo puede encontrarse un día con una injusticia», dijo el ex jefe de Estado, que considera que no se puede «sancionar dos veces por los mismos hechos».

Cabe mencionar que el día anterior a hacerse pública la sentencia, el miércoles 29 de septiembre, Sarkozy se encontraba en Madrid como invitado de honor de la Convención Nacional del Partido Popular donde el líder del PP, Pablo Casado, lo ponía como ejemplo a seguir. Sus palabras textuales fueron:  “Lo que queremos es inspirarnos de ejemplos de buena gestión , siempre basados en los principios valores compartidos”.

Meeting Campaña electoral de Nicolas Sarkozy, en Marseilla, le 19 de febrero de 2012. | Fuente : PATRICK AVENTURIER / GETTY IMAGES VIA AFP
Meeting Campaña electoral de Nicolás Sarkozy, en Marsella, el 19 de febrero de 2012. | Fuente: PATRICK AVENTURIER / GETTY IMAGES VIA AFP

Este hecho fue bastante criticado por la prensa francesa al día siguiente cuando la condena se hizo oficial. Es más, cuando se anunció al ex jefe del Estado como invitado de honor de un evento político, muchos analistas se mostraron sorprendidos y calificaron de «arriesgada» la invitación de un político «condenado por corrupción y tráfico de influencias en marzo» y políticamente «desfasado», que «representa todo lo que el PP debería evitar».

En los pasillos del Partido Popular español, aseguraban que cuando se le invitó aún no se había dictado la primera sentencia condenatoria. El jueves, el error ya no podía ponerse en duda.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario