Tom Brady agranda su leyenda y logra su séptimo campeonato de la NFL

0
406
Fuente: Twitter @Buccaneers

Los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady superaron claramente a los Kansas City Chiefs de Mahomes

Los Tampa Bay Buccaneers liderados por Tom Brady vencieron con contundencia por 9-31 a los Kansas City Chiefs y se proclamaron campeones de la edición LV de la Super Bowl. En un partido muy esperado por el duelo generacional que representaba entre los quarterbacks de ambos equipos, fue el papel que jugaron las defensas lo que desequilibró de manera más evidente la balanza a favor del equipo de Florida.

Inicio muy igualado

Ambas defensas fueron capaces de imponerse a los ataques en los primeros compases del partido. Tanto Mahomes como Brady se veían obligados a buscar o bien una carrera o bien un pase forzado ante la intensa presión de ambas defensas. Especialmente evidente era esta condición en Kansas, un equipo que durante todos los Playoffs sólo había ganado 19 yardas mediante carreras, había recorrido ya 24 en tan solo 8 minutos de partido, obligados por la defensa de Tampa Bay. Pese a todo, y sin opciones de touchdown, los Chiefs lograron al menos 3 puntos que les pusieron por delante en el marcador.

Tampa Bay ajustó primero

Cuando dos quarterbacks como Brady y Mahomes están sobre el verde, dejarles pensar es el peor de los errores que puede cometer la defensa rival. Y pese a un gran inicio en este sentido, Kansas City no fue capaz de mantener el nivel en el tercer ataque de los Buccaneers y Brady, como siempre, les hizo pagar. Bien protegido por su línea ofensiva, logró 5 first down seguidos, y con su equipo a menos de 10 yardas de la zona de anotación encontró en su mejor aliado, Gronkowski, una línea de pase que puso el primer touchdown de esta edición LV de la Super Bowl y, curiosamente, su primer touchdown en el primer cuarto de una Super Bowl. 4:30 minutos de jugada, 75 yardas y 8 jugadas en total. Clínic.

Tras colocar el 3-7 en el marcador, la defensa de Tampa Bay no bajó el pistón y continuó superando a la línea ofensiva de los Chiefs y ahogando a Mahomes en su zona de lanzamiento. El buen hacer de la defensa y un error en la recepción de un pase, devolvieron la posesión a Tampa que nuevamente logró atacar con fluidez y avanzar con relativa facilidad hasta colocarse a solo 10 yardas de anotar. Sólo tres grandes jugadas defensivas de Kansas City evitaron un nuevo touchdown de los Buccaneers.

Sin embargo, otro fallo individual en el ataque de Kansas y, de nuevo, una gran defensa, volvieron a poner el balón en manos de Brady. Un mal despeje de los Chiefs devolvió la posesión a Tampa a tan solo de 40 yardas de la endzone y cuando todo parecía indicar que la defensa de Kansas iba a volver a salvar los muebles encajando solo 3 puntos, una falta personal de la defensa dio una segunda oportunidad a Brady y no perdonó. Nueva conexión con Gronkowski y otro touchdown para ellos. 3-14. No iban a acabar aquí los problemas para los Chiefs, pues tras otro ataque tremendamente complicado para Mahomes en el que sólo pudo sumar tres puntos (6-14), los Buccaneers aún tuvieron tiempo para lograr un nuevo touchdown, esta vez de Antonio Brown, castigando los errores de la defensa de Kansas (que acumuló hasta 72 yardas de penalización por faltas antes del descanso). Brady, la defensa de Tampa y la desesperación de la defensa de los Chiefs dejaban al descanso un resultado de 6-21 favorable a los Tampa Bay Buccaneers.

Kansas no tuvo capacidad de reacción

Una primera carrera productiva en la primera posesión de los Chiefs fue sólo un espejismo. Distinto cuarto, mismos problemas en ataque, y balón de vuelta a Tampa Bay. Y tras un drive espectacular, como cuchillo en mantequilla, los Buccaneers sumaron un nuevo touchdown ante la defensa porosa de Kansas. Gran movimiento en ataque, Brady tan rápido y fiable como siempre, y como resultado, 9-28 y sensación de ser un equipo muy, muy superior. Este fue seguramente el final del partido, aunque aún quedase un cuarto por jugar y los Buccaneers lograran otros tres puntos.

Tuvo tiempo Mahomes de dar un auténtico recital en un drive en el que mostró su mejor nivel, pero en el que simplemente estuvo solo. Poco protegido y bajo la máxima presión posible, logró sacar dos pases increíbles merecedores de touchdown que sus compañeros dejaron escurrir entre los dedos, y con ello también la posibilidad de un segundo título para el joven quarterback. Toda la ayuda que tuvo durante la temporada regular de receptores y línea ofensiva sucumbió ante la defensa de Tampa Bay, que rozó la perfección. Habrá quien atribuya más responsabilidad de esta derrota a Mahomes, habrá quien atribuya menos, pero es innegable el papel que jugó la defensa de los Buccaneers, que hizo lo que quiso y puso contra las cuerdas al quarterback rival cada vez que cogió el balón. Prueba de ello es que por la primera vez desde que Mahomes es el quarterback titular de los Chiefs, el equipo de Kansas no anota ningún touchdown en un partido.

2º título para Tampa Bay Buccaneers. 7º para Tom Brady

Así, los Tampa Bay Buccaneers lograron su segundo título de la NFL tras el logrado en el año 2003. En esta ocasión, de la mano de Tom Brady, que logra el séptimo título en su cuenta particular. Tampa, que no partía como favorito a principio de temporada, fue creciendo a lo largo del año hasta alcanzar la gloria en un partido sobresaliente en el que dominó por completo a unos Chiefs que sí portaban el cartel de favoritos desde el inicio de la competición. Dominaron la Super Bowl de principio a fin, y son campeones con toda justicia.

Tom Brady alzando el trofeo Vince Lombardi | Fuente: EFE

 

Por otro lado, Tom Brady ha vuelto a demostrar que pertenece al Olimpo del deporte histórico y mundial. No será esta crónica la que explique su trascendencia y lo irrepetible de su carrera deportiva, pero sí la que recuerde que quizá estemos ante una de las mejores temporadas de su carrera, que no es poco. Con 43 años, tras haber jugado 20 en Boston, en un equipo nuevo y sin pretemporada, guió a su equipo a la final y marcó la diferencia cuando su equipo lo necesitó. El equipo de la NFL que más títulos ha ganado, ha logrado seis campeonatos. Él ha ganado siete. Sin duda, uno de los mejores deportistas de la historia.

 

 

 

 

 

Publicidad

Deja un comentario