Las otras dos finales europeas: Eintracht Frankfurt-Glasgow Rangers y Roma-Feyenoord

0
173
Definidas las dos finales: Eintracht-Rangers y Roma-Feyenoord | Fuente: UEFA

Las semifinales de Europa League y Conference League han otorgado los billetes a las finales de Sevilla y Tirana a alemanes, escoceses, italianos y neerlandeses

No solamente Real Madrid y Liverpool están de celebración esta semana. A los dos flamantes finalistas de la Champions League se han unido cuatro equipos europeos que disputarán el encuentro definitivo para optar por un título continental. Eintracht Frankfurt y Glasgow Rangers disputarán la Europa League en Sevilla, mientras que Roma y Feyenoord competirán en Tirana por la primera Conference League de la historia. 

Los alemanes vencieron al West Ham por un gol a cero en un partido protagonizado más por las pasiones de la hinchada que por la calidad del fútbol presenciada en el Deusche Bank Arena. Los fans germanos fueron los personajes principales del encuentro al llenar el campo de bengalas y petardos y saltar de forma masiva al césped al finalizar el mismo.

Publicidad

Los Hammers se vieron condicionados por la expulsión del lateral Aaron Cresswell en el minuto 19 tras una brutal entrada a Jens Petter Hauge que el árbitro Gil Manzano señaló como tarjeta amarilla, pero que rectificó tras comprobar el VAR. Esta expulsión marcó el ritmo del partido: no tardó ni diez minutos Santos Borré tras un pase de Ansgar Knauff, que procedía justamente del lateral descubierto tras la expulsión del jugador inglés.

Pocas ocasiones se vieron durante los siguientes minutos. El West Ham llegaba a la frontal del área pero no inquietaba al guardameta Kevin Trapp, mientras que los locales intentaban conservar su cómoda ventaja de dos goles tras el 1-2 del partido de ida en Inglaterra. Finalmente, fue el Eintracht el que obtuvo el ansiado billete a Sevilla.

Su rival será el Glasgow Rangers, que venció contra todo pronóstico en el Ibrox Park al RB Leipzig por tres goles a uno, remontando el 1-0 de la ida, y regresó trece años después a una final europea. El público escocés, habituado al ostracismo que había vivido su equipo en la última década, animó exhaustivamente y colaboró con el pase del Rangers. James Tavernier convirtió la magnífica jugada personal de Ryan Kent en el minuto 18. Poco después, Kamara transformaría el segundo en un potente tiro desde fuera del área. No obstante, Christopher Nkunku empató la eliminatoria con un golazo a pase del gallego Angeliño. Parecía que la semifinal se iba a decidir en la prórroga, pero a diez del final, John Lundstram aprovechó un error de la zaga alemana para poner el 3-1 definitivo y estallar la locura en el equipo local.

Del Olímpico al Velòdrome 

La Roma ha alcanzado la final de la Conference League, tras dejar por el camino a Vitesse, Bodo/Glimt y Leicester City. Este último, dirigido por Brendan Rogders y liderado por el experimentado goleador Jamie Vardy, no ha sido capaz de arrebatarle la eliminatoria a los romanos, que tiraron de experiencia obtenidas de grandes noches europeas anteriores, y que consiguieron, de la mano de José Mourinho, pasar a la primera final de la historia de la UEFA Conference League y la primera de la Roma después de 31 años. Los de la loba ganaron el global de la eliminatoria por 2 a 1 ante un meritorio Leicester que terminó muriendo en la orilla, después de no poder empatar el partido a pesar de las muchas ocasiones que tuvieron. Tras recibir el tempranero gol de cabeza del máximo cañonero de la competición, Tammy Abraham, los foxes volcaron sus ataques hacia la portería contraria sin éxito. 

Tifo de los aficionados romanistas en latín: «En Britania ya temían a los romanos» | Fuente: AS Roma

Los jugadores del conjunto capitalino, que consiguen alcanzar la tercera final europea de su historia después de una ardua semifinal, fueron llevados en volandas por sus más de setenta mil hinchas giallorossos, que consiguieron llenar el olímpico de banderas y cánticos para apoyar a su equipo y que generaron un ambiente de fútbol magnífico, todo ello bajo un mensaje claro: “En Britania ya temían a los romanos”.

En tierras marsellesas, el Feyenoord, equipo que llevaba 20 años sin conocer una final europea, se ha plantado de nuevo en una, de manera histórica. Uno de los gigantes dormidos del fútbol neerlandés se impuso al Olympique de Marsella de Sampaoli en una semifinal marcada al compás del primer partido, en la que la escuadra blanquirroja derrotó por 3 goles a 2, al conjunto francés, en un partido muy alocado. Alrededor de cincuenta mil personas llenaron las gradas del De Kuip para acompañar a su equipo hacia una nueva final. El Feyenoord, gracias a las instrucciones de Arne Slot y la calidad de jugadores como Sinisterra o Thil, aprovechó la ventaja de la ida, y logró aguantar el empate a cero. El partido estuvo marcado por la lesión del mejor jugador de Les Phocéens, Dimitri Payet y por una afición siempre agradecida a su equipo y que animó a los suyos hasta la extenuación.El Olympique no consiguió alcanzar una final europea como la que habían conseguido en 2018.

Escrito por Yago Cabrera Pérez y David Mosquera

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario