La batalla por el PP de Madrid

0
380
Casado y Ayuso el pasado mes de mayo durante la campaña del 4-M| Fuente: Populares de Madrid (Flickr)

Tras conocerse que Ayuso pretende liderar el PP en Madrid, se ha desatado una guerra dentro del partido que no parece que se vaya a resolver pronto

El debate sobre quién debía liderar el PP de Madrid sobrevolaba desde hace varios meses  Génova, sede nacional del partido. Se intentó silenciar la posible batalla en varias ocasiones hasta que, finalmente, ha estallado la polémica. El detonante llegó a comienzos de este mes, cuando Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, anunció que quería presentarse para liderar el partido a nivel regional. Ahora, los equipos de Ayuso y Pablo Casado, presidente nacional del PP, se encuentran enfrentados. 

En Génova sabían que tarde o temprano tendrían que enfrentarse a la posibilidad de que Ayuso se postulase como candidata. Los resultados en las últimas elecciones a la Asamblea de Madrid, en las que el Partido Popular rozó la mayoría absoluta, la avalaban. Además, pese a lo que muchos usan como argumento, presidir la Comunidad no es incompatible con liderar el partido; sus homólogos en Galicia, Castilla y León o Andalucía (comunidades gobernadas por el Partido Popular) ejercen ambos cargos. Sin embargo, el fuerte liderazgo de Ayuso, quien en muchas ocasiones es considerada la verdadera oposición al Gobierno de Pedro Sánchez, podría suponer un problema para las pretensiones de Casado y evitan, por el momento, posicionarse directamente a favor de su candidatura. 

Publicidad

Almeida como alternativa

Días después de conocerse las intenciones de Ayuso, Casado asistía a un desayuno informativo con la presidenta regional y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. En su intervención encendió las alarmas al dejar caer la posibilidad de que el regidor compitiera contra la presidenta por liderar el PP de Madrid. Sus palabras dejaron bien claro que el anuncio de Ayuso pilló al PP nacional con el pie cambiado y necesitan algo de tiempo para encontrar una solución que guste a todos. 

Ayuso, Casado y Almeida en una imagen de archivo| Fuente: Bilbao24horas

Almeida decidió en estos días alejarse de la polémica y no hablar de nombres con el pretexto de que no hay todavía una fecha para el congreso regional . Ante la candidatura de su amiga -y partner, como él la llama- Ayuso ha preferido mostrarse neutral, así como ha guardado silencio sobre la suya propia tras el órdago de Casado. La opción del regidor para liderar el partido es vista con buenos ojos por destacados dirigentes populares. Tildado como el alcalde de España en los meses más difíciles de la pandemia, Almeida representa una figura de consenso y un valor en alza para el partido, donde ejerce además como portavoz nacional. 

Su designación no sería tampoco del desagrado de Esperanza Aguirre, expresidenta del PP de Madrid y gran admiradora de Díaz Ayuso. La que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid y posteriormente candidata a la alcaldía de la capital aupó a Almeida a la primera línea política y mantiene con él una buena relación en lo personal. Sin embargo, Aguirre no ha dudado en atizar a la dirección nacional de su partido, en una entrevista en el diario El Mundo, por no apoyar de manera directa a Ayuso para liderar el PP de Madrid. Comparte con ella una visión liberal de la política y forma parte del ala más derechista del partido, lo que la convierte en su clara favorita

Primavera y tercera vía

Frente al duelo Almeida-Ayuso, que resultaría incomprensible para sus votantes, queda sobre la mesa una tercera vía. Estaría liderada por Ana Camins, diputada en la Asamblea de Madrid y actual secretaria general de la gestora que se encarga de los asuntos internos del PP de Madrid desde que dimitió en 2018 Cristina Cifuentes como líder del partido. Esta es la opción favorita de cargos populares como Almeida y alejaría los cuestiones de partido de las agendas institucionales del Ayuntamiento y la Comunidad. 

Ana Camíns, secretaria general de la gestora que preside el partido en Madrid, es próxima a la dirección nacional del PP| Fuente: Cristina Cifuentes (Flickr)

Lo que no parece que sea un tema de discusión es la fecha del congreso regional. No está previsto que Pío Garcia-Escudero, expresidente del Senado y actual presidente de la gestora, ceda las riendas del PP de Madrid hasta la primavera de 2022. Ayuso ha querido incluir el adelanto de la cita en el debate público, ya que considera que es incomprensible alargar tanto el proceso para escoger a un nuevo presidente del partido. Sin embargo, desde la dirección nacional no están dispuestos a cambiar el plan establecido. Se han posicionado incluso en contra del adelanto hasta 4 de los 8 consejeros de Ayuso

En Génova se encuentran inmersos en los preparativos del Congreso nacional que tendrá lugar en los próximos días, en el que Casado pretende consolidar su liderazgo y alentar al partido a presentarse como alternativa a Pedro Sánchez, cuyo Gobierno creen que tiene los días contados. Los populares no contemplan un adelanto de los congresos autonómicos, previstos casi todos para el primer semestre de 2022. La reciente polémica por el cónclave madrileño no ha sentado bien a muchos miembros del PP que creen que esta crisis interna desdibuja la imagen de cohesión que se quiere mostrar. Además, Ayuso ha hecho amagos de no acudir al Congreso Nacional, ya que tiene en las mismas fechas un viaje a Estados Unidos. Su ausencia en dicho acto podría leerse como un añadido más a las tensiones de estos días entre los que hasta hace poco fueron compañeros de filas y amigos. 

Distintas voces del partido apuestan por encontrar una solución cuanto antes al conflicto en el PP de Madrid y evitar que la batalla por liderar el partido se convierta en el asunto de mayor interés mediático durante la celebración del Congreso Nacional. Algunos creen que ya se ha ido demasiado lejos, y que cualquier solución de última hora llega tarde. 

 

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario